Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > El veredicto legal del Islam acerca de quien pretende decir que el Corán contiene contradicciones o algunas supersticiones > Advertencia importante

Advertencia importante
( Número del tomo 1; Página 118)
De acuerdo con las muchas evidencias del Corán, de la Sunna, y del consenso de los ulemas, es bien conocido que Allah -Exaltado sea- es Sabio y Omnisciente acerca de todo lo que Él ha prescrito para Sus siervos. Él es Sabio, y Omnisciente acerca de Su destino y Su decreto sobre ellos. Él menciona frecuentemente su Sabiduría y Conocimiento en Su Glorioso Libro, para que Sus siervos sensatos sepan que Él es Omnisciente, Sabio en todo lo que Él ha ordenado y destinado. En consecuencia, sus corazones apaciguan a la luz de la fe y sus pechos se abren a actuar de conformidad con sus leyes y veredictos. Por esta razón, cuando Allah -Exaltado sea- menciona el asunto de la herencia para los hijos y los padres, junto con la ventaja financiera concedida a los varones sobre las mujeres en este sentido, concluye diciendo: Vuestros padres y vuestros hijos, no sabéis cuál de ellos os beneficia más de cerca. Es un precepto de Allah, es cierto que Allah es Conocedor y Sabio Allah -Exaltado sea- aclara a través de esta aleya que es Él que más sabe de las condiciones de Sus siervos, mientras que ellos no saben quién de sus familiares será más beneficiosos para ellos. Además, Allah -Exaltado sea- aclara que las leyes sobre la herencia se han establecido con conocimiento y sabiduría, pero no por ignorancia ni frivolidad. ¡Exaltado sea Allah por encima de eso! Luego concluye lo que ha mencionado acerca de la herencia de los dos cónyuges dando una ventaja financiera al esposo superior a la esposa, y lo que ha mencionado sobre la herencia entre los hermanos y las hermanas maternas y la igualdad entre ellos en este asunto, diciendo: Esto es un mandamiento de Allah, y Allah es Conocedor, Sabio Además termina Sus palabras acerca de favorecer a los varones sobre las mujeres en el asunto de la herencia de los hermanos y las hermanas de los mismos padres, o paternas, mencionando Su Sabiduría, ya que dice: y si hay hermanos, varones y hembras, entonces a cada varón le corresponderá la parte de dos hembras. Allah os aclara para que no os extraviéis. Allah es Conocedor de todas las cosas Allah indica que Él ha establecido las leyes de la herencia con Su pleno conocimiento de las circunstancias de Sus siervos, y de lo que es mejor para ellos. Él es Indulgente y no castiga inmediatamente a aquellos que desobedecen Su ley, pues así, tal vez podrían lamentar sus hechos y arrepentirse. Después de declarar Sus leyes sobre la herencia, Allah -Exaltado sea- dice que están dentro de los límites de Su soberanía, y amenazó a quien las transgrede, diciendo: Estos son los límites establecidos por Allah. Quien obedezca a Allah y a Su mensajero, Él le hará entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos donde serán inmortales. Ese es el gran triunfo(13) Y quien desobedezca a Allah y a Su mensajero y traspase Sus límites, le hará entrar en un Fuego en el que será inmortal y tendrá un castigo denigrante
( Número del tomo 1; Página 119)
Después, decimos a este hombre y sus semejantes que la igualdad entre mujeres y hombres en todo no es aprobada ni por la shari'ah (Ley Islámica) ni por la razón sana, ya que Allah -Exaltado sea- ha diferenciado entre ellos en la forma física, la mentalidad, y muchas otras cosas. Allah ha favorecido a los hombres más que las mujeres, y ha colocado sobre ellos el deber de sostener a las mujeres, porque, en la mayoría de los casos, son más capaces de aguantar las dificultades y el trabajo duro que las mujeres no pueden soportar. También porque las mentes de los hombres son más completas que las mujeres -en la mayoría de los casos-. Por tanto, Allah ha encargado a los hombres el cuidado y la manutención de las mujeres con el fin de protegerles contra cualquier cosa que pueda perjudicarlas u violar su honor. Además de esto, él ha decretado que el testimonio de dos mujeres equivale al de un hombre, ya que él es más razonable y capaz de memorizar que ella. Allah -Exaltado sea- ha hecho a la mujer un campo de siembra para el hombre, dentro de la que se forma el embarazo, y la ha capacitado para dar a luz y amamantar al niño. Por lo tanto, está designada a hacer varias tareas que están fuera de la responsabilidad del hombre. Al mismo tiempo, ella no puede cumplir las funciones del hombre. Eso es porque su embarazo, parto, y lo que Allah le ha hecho obligatorio como amamantar, cuidar y criar a sus hijos, le impide de realizar muchas tareas adicionales. Aparte de esto, un hombre necesita mucho que su esposa se quede en casa para criar a sus hijos, cuidar de su casa, y preparar lo que necesita a su marido -en la mayoría de los casos-. Pocas veces puede un hombre encontrar a otra persona que pueda reemplazar a su esposa en el cuidado de estos asuntos. Además de eso, la mujer es deseada por los hombres, para satisfacer su necesidad marital con ella. Por lo tanto, ella necesita a un hombre para protegerla y amparla de los abusos de los hombres inmorales.
En cuanto a lo que se ha mencionado con respecto a su mezcla con los hombres en las escuelas, laboratorios, la policía, y otros trabajos, es absolutamente inválido. Sin embargo, este asunto tiene otros detalles, ya que sólo se le permite este asunto en concordancia con los limites puestos por la shari'ah al respecto, cuando pueda estar segura, en cuanto a su alma y a su honor, llevar la vestimenta islámica, y evitar estar a solas con los hombres no-mahram (parientes con los cuales se puede contraer matrimonio), porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Nunca se reúnen un hombre y una mujer a solas, sin que el diablo sea el tercero. Asimismo por el hadiz del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en el que dijo: No está permitido a una mujer quedarse a solas con un hombre sin "mahram" (pariente incasable), ni viajar sola, a menos que esté acompañada de un "mahram".
( Número del tomo 1; Página 120)
Además, Allah -Exaltado sea- ha hecho al hombre un guardián de la mujer, y por eso le ha hecho sobresalir sobre ella en el físico, el carácter y la sabiduría, como se mencionó anteriormente, y además le encargó de gastar en ella de su propio dinero, Allah -Exaltado sea- dice: Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas , hasta el final de la aleya. En esta aleya, Allah -Exaltado sea- declaró la tutela del hombre sobre la mujer en general, sin limitar a un determinado momento para este asunto, y Él -Exaltado sea- es consciente de lo que sucederá en el fin de los tiempos. En consecuencia, si el veredicto estaba sujeto a cambios, Allah -Exaltado sea- lo hubiera indicado. O, hubiera sido explicado por Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en su Sunna. Pero como esto no ha sucedido, se sabe que la guardia de los hombres sobre las mujeres es un veredicto persistente que se extenderá hasta el día de la Resurrección. Sin embargo, cualquier persona que tiene visión sobre las circunstancias existentes en el momento actual, conoce las malas consecuencias, y las corrupciones resultantes del mestizaje entre mujeres y hombres en las escuelas, las instituciones, etc., así como la corrupción mayor, el mal inmenso y las graves consecuencias que todo esto conlleva. Éstas muestran claramente los méritos de lo que viene en la shari'ah, y es nuestro deber cumplir sus sentencias en todos los casos, en todo tiempo y lugar, y evitar violarlas. Por otro lado, hay que saber que dicha preferencia es de un género sobre el otro, pero esto no implica necesariamente que todos los hombres sean mejores que todas las mujeres, por el contrario, algunas mujeres pueden ser mejores que los hombres en muchos aspectos como lo demuestran los textos y también la realidad en todos los tiempos. ‘A’isha, Jadiga, y Hafsa, además de las otras Madres de los Creyentes -que Allah esté complacido con todos ellas- son mucho mejor que muchos hombres. Este ha sido el caso a lo largo de las edades en que muchas mujeres podrían haber superado a los hombres en el trabajo, en la mente, y la religión, pero esto no conlleva aplicar la igualdad entre los hombres y las mujeres en todo. Ni tampoco permite hacer una llamada a aplicar la igualdad entre ambos en la herencia y en los otros veredictos. De acuerdo con las pruebas mencionadas anteriormente en relación con la historia de la Vara de Moisés y de la gente de la caverna, Todos los musulmanes pubescentes, obligado a los preceptos religiosos, están obligados a creer en lo que se ha revelado, obedecerlo, y ponerlo en práctica. Además, no está permitido refutarlo parcial o totalmente, ni tampoco negar ninguna parte de ello, porque las palabras de Allah son más ciertas que las de Sus criaturas. Allah es el Conocedor. Por otro lado, Allah ordenó a Sus siervos seguir lo que ha sido revelado por Él, y no se les ha dado la opción de rechazar nada de ello. Además, Su Mensajero -la paz y las bendiciones sean con él- es el más sincero de entre Sus siervos y al que se concedió la mayor sabiduría y piedad.
( Número del tomo 1; Página 121)
A él se le encomendó Su revelación. Allah -Exaltado sea- ha declarado que el Profeta no habla movido por el deseo, sino a través de una revelación inspirada. Él transmitió el mensaje de su Señor, tal como le había sido revelado, y comunicó Sus leyes legislativas tal como había sido ordenado, y por tanto no está permitido a nadie desobedecer lo que fue revelado, o lo que fue prescrito basándose en su propia opinión y criterios. Los ulemas acordaron por unanimidad que es inadmisible desmentir, refutar, estar insatisfecho con ello, o cambiar lo que Allah ha legislado. Dijeron también que esto supone una declaración de incredulidad, y una apostasía del Islam, debido a las evidencias anteriormente mencionadas, y porque Allah -Exaltado sea- dice en el Corán: Eso es porque han aborrecido lo que Allah ha hecho descender y Él ha invalidado sus obras Hemos mencionado antes lo que fue transmitido por el gran Imam Ishaq ibn Rahawayh, por el Al-Qadi ‘Iyad ibn Musa, y por Shayj Al-Islam Ibn Taymiya, -que Allah tenga misericordia con ellos- acerca del consenso de los ulemas en este asunto. Por favor, véase estas referencias, y usted encontrará informaciones suficientes al respecto.
En cuanto a la oposición a la poligamia, la restricción de algunas personas a tener dos o más esposas, y la pretensión de que eso es el resultado de su esfuerzo para entender el concepto de la aleya en que Allah dice: Casaos entonces, de entre las mujeres que sean buenas para vosotros, con dos, tres o cuatro; pero si os teméis no ser equitativos... entonces con una sola o las que posea vuestra diestra
( Número del tomo 1; Página 122)
( Número del tomo 1; Página 123)
, hasta el final de la aleya. Vamos a responder a esto diciendo que esto es considerado un gran error y ignorancia, porque nadie debe interpretar el Libro de Allah en contradicción a la interpretación dada por Su mensajero Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sea con él-, por los Compañeros del Profeta, o lo que fue acordado por los musulmanes. El Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones sean con él- es el que más sabe sobre la exégesis del Libro de Allah, y sobre los consejos de Allah a Sus siervos. Él permitió la poligamia para él mismo y para su Ummah (Nación Islámica), y les ordenó a los hombres aplicar la justicia entre las mujeres, y les advirtió contra la inclinación hacia dar preferencia a una esposa sobre las otras. Del mismo modo, los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos- fueron los más versados ​​en la explicación de libro de Allah después del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y los más conocedores de la Sunna del Profeta, además de ser los mejores asesores de la gente después de los Profetas. Ninguno de ellos ha prohibido la poligamia. ¿Cómo le estaría permitido a un gobernante, erudito o cualquier otra persona atreverse a oponerse a ellos, y decir palabras acerca de Allah que contradicen sus enseñanzas sobre las leyes islámicas, sobre las cuales todos los ulemas están de acuerdo por unanimidad. Esto supone una falsedad evidente, una incredulidad y un extravío, además de un atrevimiento contra el Libro de Allah, y los veredictos de Su shari'ah sin derecho. Quien contempla lo que Allah -Exaltado sea- ha prescrito con respecto a permitir la poligamia encontrará grandes beneficios para los hombres, las mujeres y toda la sociedad -como será explicado más tarde con la voluntad de Allah- y conocerá que es uno de los méritos de la shari'ah islámica con la que Allah ha enviado a Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- para toda la gente. En esta shari'ah Allah incluyó todo lo que lleva a los seres humanos al bien y la felicidad en esta vida mundanal y en la vida del Más Allá. También llega a conocer que permitir la poligamia es una especie de perfección de las mercedes de Allah que ha otorgado a Sus siervos, por Su misericordia hacia ellos. En este veredicto Él tiene una gran sabiduría para quien lo contempla y entiende las leyes y los veredictos de Allah. Esto se debe a que las mujeres pueden experimentar muchas circunstancias, como una enfermedad, esterilidad y otros. Si se prohíbe la poligamia, el marido se enfrentará a dos situaciones: si su esposa es estéril, vieja, o sufre de una enfermedad crónica, mientras que él está en la necesidad de una mujer para evitar caer en el pecado, protegerse a sí mismo y cumplir con sus necesidades, o para tener un hijo, o cualquier otra cosa similar, en este caso, no tendrá nada más que divorciarse de ella -y esto supone una gran pérdida para los dos-. La otra opción es mantenerla como su esposa, y en este caso sufrirá perjuicios y angustias, y puede caer en las indecencias que Allah prohibió, y muchos otros detalles obvios para cualquier persona que lo contempla. Ambas situaciones son malas y ninguna persona razonable puede aceptar nada de ellas. Un hombre puede necesitar más de una mujer para satisfacer su deseo carnal, y para protegerse a sí mismo de caer en lo que Allah ha prohibido. La mujer también puede sufrir de baja fertilidad a pesar de que no es estéril, y su marido puede necesitar una segunda esposa o más para tener más hijos, ya que el Profeta -la paz y las bendiciones sean con él- animó a su Ummah a tener muchos hijos. Por otra parte, una mujer puede ser incapaz de ganarse la vida y no encontrar a nadie para sostenerla, y protegerla. En este caso ella puede estar en necesidad de un marido que cuide de ella y la proteja de caer en el pecado. En adición de los beneficios mencionados, la poligamia tiene otras muchas ventajas para los hombres, las mujeres y la sociedad. Por otra parte, la población de mujeres puede aumentar debido a la guerra u otros factores, y en consecuencia se disminuye el número de sus sostenedores, lo que resulta en la necesidad de maridos para protegerlas de caer en el pecado, atender a sus necesidades, y tener hijos legítimos. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, Allah -Exaltado sea- es El Sabio, El Omnisciente de todo lo que Él ha prescrito y destinado. Por lo tanto, es inadmisible para cualquier persona -sea quien sea- oponerse a Su veredicto, o acusar Su shari'ah. Además, es inadmisible que cualquiera pueda afirmar que cualquier otro veredicto es mejor que el de Allah, o que cualquier otro tipo de orientación es más eficaz que la del Mensajero de Allah, tal como dice Allah -Exaltado y Glorificado sea- ¿Acaso quieren que se juzgue con el juicio de la ignorancia? ¿Y qué mejor juez sino Allah, para los que saben con certeza?
El profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- solía decir en sus sermones: Pues, la mejor palabra es el Libro de Allah (El Corán), la mejor guía es la de Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y el peor de las cosas, son las innovadas (en la religión) y toda innovación es un extravío. Existen muchas aleyas y hadices que reflejan este sentido. No obstante, algunas personas de la época pre-islámica solían tener muchas esposas, pero después de la llegada del Islam, el número fue limitado a sólo cuatro, como se menciona en la historia de Ghaylan ibn Salama -que Allah esté complacido con él- que tenía diez esposas cuando anunció su conversión al Islam. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- le ordenó elegir cuatro mujeres y divorciarse del resto. Está comprobado que ha sido transmitido del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que Allah -Exaltado sea- permitió a Sus dos profetas David y Salomón - la paz sea con ambos- tener más que cuatro esposas. Pero, la perfecta shari'ah Islámica comunicada a través de Muhammad, la mejor criatura y el sello de los Profetas para toda la humanidad, incluye un veredicto equilibrado que recoge todos los beneficios, el cual supone la validez de que un hombre puede tener hasta cuatro esposas al mismo tiempo, y la prohibición de tener más de cuatro. Los ulemas -que Allah tenga misericordia con ellos- aprobaron por unanimidad la validez de tener cuatro esposas y prohibieron tener más de cuatro. Sin embargo, algunas personas de opiniones irrazonables reclamaron la permisibilidad de tener más de cuatro esposas al mismo tiempo. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, era una excepción, porque Allah le concedió atributos especiales, como la validez de tener nueve esposas al mismo tiempo, por muchas razones y sabidurías, pero éste no es el lugar para hablar de ellos. Contemplando la realidad de los que rechazan la poligamia, como los cristianos,
( Número del tomo 1; Página 124)
y sus similares, encontrará que muchos de ellos han caído en cometer adulterio, que está prohibido por Allah, y han tenido muchas novias, intercambiando así lo lícito por lo ilícito, y lo que es bueno por lo que es malo. Por consiguiente, ellos se asemejan a los que Allah ha descrito diciendo: ¿Queréis cambiar lo más elevado por lo más bajo? Es conocido que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, es el que más sabe de la interpretación del Libro de Allah, y que él explicó la aleya: Casaos entonces, de entre las mujeres que sean buenas para vosotros, con dos, tres o cuatro , significa la permisión de tener sólo cuatro esposas o menos, sin excederse a este numero máximo de esposas. Del mismo modo, no se conoció que ninguno de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- negase la validez de tener cuatro esposas al mismo tiempo, o rechazase la invalidez de tener más esposas de este número. Ellos fueron los que mejor saben de la interpretación del Libro de Allah después del Mensajero de Allah, y los que más conocen la Sunna del Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- tal como ha sido indicado. Esto es suficiente y convincente para los buscadores de la verdad. Allah es el Único en que se busca el apoyo, y no hay ni poder ni fuerza excepto por Él.
En cuanto a la sexta idea inaceptable que ha sido mencionada, es la afirmación de que los musulmanas, al repetir la fórmula de pedirle bendiciones y paz de Allah para el Mensajero de Allah, están deificándolo y adorándolo. Respondemos a ello diciendo que esto no se considera una deificación o adoración del Mensajero de Allah, más bien, es la adoración y obediencia a Allah -Exaltado sea- que dice en la de sura Al-Ahzab (los Aliados): Es verdad que Allah y Sus ángeles hacen oración por el Profeta. ¡Vosotros que creéis! Haced oración por él y saludadlo con un saludo de paz Por lo tanto, Allah -Exaltado sea- declara que Él y sus ángeles piden bendiciones sobre el Profeta, y luego ordena a todos los creyentes hacer lo mismo. Eso indica la validez de repetir la fórmula de pedir que las bendiciones y la paz sean con el Profeta. Asimismo, indica que éste es una de las mejores obras por las que se solicita la complacencia de Allah. Y con unanimidad, los ulemas del islam coincidieron en este asunto, y fue auténticamente comprobado del Mensajero de Allah que ordenó, y alentó a los musulmanes hacerlo, ya que dijo:
( Número del tomo 1; Página 125)
Cuando oís al almuédano, decid lo mismo que diga. Después pedid bendiciones por mí. Ciertamente, a quien pida bendiciones por mí una vez, Allah lo bendecirá a él diez veces. A continuación suplicad el Grado Alto (al wasila) para mí en el Jardín, el cual no corresponde más que a uno de los siervos de Allah. Y ruego que sea otorgado a mí. Pues, a quien lo pida le será concedida mi intercesión
En otro hadiz mencionado en los dos Sahih, y la versión es de Al-Bujari bajo la autoridad de Ka‘b ibn ‘Ugrah -que Allah esté complacido con él- que: Los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- dijeron: ¡Oh Mensajero de Allah! Allah nos ha ordenado que pidamos bendiciones para ti, Pero, ¿cómo lo hacemos? Contestó: Decid: "Allahumma salli ‘ala Muhammad wa ‘ala ali Muhammad, kama sallayta ‘ala Ibrahim wa ‘ala ali Ibrahim. Innaka Hamidun Maguid; wa barik ‘ala Muhammad wa ‘ala ali Muhammad kama barakta ‘ala Ibrahim wa ‘ala ali Ibrahím. Innaka Hamidun Maguid". (¡Oh Allah, bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad, como bendijiste a Abraham y a la familia de Abraham. Realmente, Tú eres El digno de alabanza, El Glorioso! Y que pongas Te apiades con Muhammad y su familia, como Te apiadaste con Abraham y su familia. Realmente, Tú eres El digno de alabanza, El Glorioso! Asimismo, existen muchos hadices que indican lo mismo. Esta fórmula de pedir las bendiciones de Allah -Exaltado sea- significa alabar a Su siervo delante de los ángeles, mencionando sus atributos loables y actos honorables, y a través de la gente cuando lo pide de Allah -Exaltado sea-. Pedir bendiciones de Allah consiste en alabar a Sus siervos, y tener misericordia con ellos, como Allah -Exaltado sea- dice: ¡Vosotros que creéis! Recordad a Allah invocándolo mucho(41) Y glorificadlo mañana y tarde(42) Él es Quien os bendice, así como Sus ángeles (piden por vosotros) para sacaros de las tinieblas a la luz. Y con los creyentes es Compasivo Este asunto es uno de los temas más claros para los jóvenes estudiantes de ciencias religiosas y los musulmanes en general. Entonces, ¿cómo podría estar esto oculto a quien hizo esta afirmación? En verdad, que sólo en Allah nos apoyamos.



  Anterior     Siguiente