Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > Establecer las pruebas sobre el veredicto legal acerca de quien pide el socorro de otro fuera de Allah o cree en los adivinos y los videntes > Primera epístola sobre el veredicto legal respecto a pedir socorro al Profeta

( Número del tomo 1; Página 151)

Epístola 1

Alabado sea Allah, y que la paz y las bendiciones sean con el Mensajero de Allah, su Familia, sus Compañeros y aquellos que siguen su guía: Ha sido publicado en el periódico Kuwaití "Al-Mugtama‘", edición N° 15 de fecha 19/04/1390 H., unos versos poéticos bajo el título: "En la ocasión de la conmemoración del nacimiento del Profeta" (Al-Mawlid) que contiene el hecho de pedir socorro al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y pedir su apoyo para salvar a la comunidad, darla la victoria y liberarla de la división y la divergencia que la afectaron, firmados por una mujer llamada Aminah. He aquí el tenor de los versos mencionados:

¡Oh Mensajero de Allah! Salva el mundo
que enciende el fuego de la guerra y se quema por su hoguera
¡Oh Mensajero de Allah! Salva una comunidad
cuya marcha nocturna se alargó en la oscuridad de la duda
¡Oh Mensajero de Allah! Salva una comunidad
cuya visión se perdió en los laberintos de la tristeza

Hasta que dijo:

¡Oh Mensajero de Allah! Salva una comunidad
cuya marcha nocturna se alargó en la oscuridad de la duda
Acelera la victoria como lo hiciste
en el día de Badr cuando invocaste a Allah
Así la humillación se convirtió en una espléndida victoria
Ciertamente, Allah tiene soldados invisibles

( Número del tomo 1; Página 152)
¡Allah es el más Grande! Así, la autora dirige su llamada y su petición de socorro al Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- pidiéndole que salve a la Ummah (Nación Islámica) acelerando la victoria, olvidando o ignorando que la victoria está únicamente en la mano de Allah, y no en la mano del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- ni de cualquier otra criatura; como Allah -Exaltado sea- dice en Su Glorioso Libro: El auxilio sólo viene de Allah, el Irresistible, el Sabio Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Si Allah os ayuda... no habrá quien pueda con vosotros, pero si os abandona... ¿Quién sino Él os ayudará?
Es bien sabido, a través de los textos islámicos y el consenso de los ulemas que Allah -Exaltado sea- creó las criaturas para que le adoren, y envió a los Mensajeros y reveló los Libros para demostrar esta adoración y llamar a la gente a ella, como dice Allah -Exaltado sea-: Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Hemos enviado un mensajero a cada comunidad: "Adorad a Allah y apartaos de los Tagut" Allah -Exaltado sea- dice también: Antes de ti no enviamos ningún mensajero al que no le fuera inspirado: No hay dios excepto Yo. ¡Adoradme! Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Alif, Lam, Ra. Un Libro cuyos signos se han hecho con perfección y además han sido clarificados por un Sabio, Conocedor de lo más recóndito(1) No adoréis sino a Allah; es cierto que yo soy para vosotros un advertidor de Su parte y un portador de buenas noticias
Allah -Exaltado sea- aclara en estas aleyas explícitas que ha creado a los hombres y los genios sólo para que le adorasen a Él solo sin copartícipes. También aclara que ha enviado a los Mensajeros -la paz y las bendiciones de Allah sean con ellos- para que ordenasen observar esta adoración y prohibir su contrario. Allah -Glorificado y Exaltado sea- informó que ha perfeccionado y clarificado las aleyas de Su Libro para que ninguno sea adorado fuera de Él. La adoración es creer en Su Unicidad y obedecerle, cumpliendo Sus órdenes y absteniéndose de Sus prohibiciones. Allah ordena esto en muchas aleyas, como la aleya en que -Exaltado sea- dice: A pesar de que no se les había ordenado sino que adorasen a Allah, rindiéndole sinceramente la adoración, como hanifes[Seguidores de la inclinación natural, la tendencia innata del hombre por la que reconoce a su Señor sin asociar nada con Él.] Hasta el final de la aleya. Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice en otra aleya: Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él
( Número del tomo 1; Página 153)
Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Adora a Allah con sinceridad, ofreciéndole sólo a Él la Adoración(2) ¿Acaso no se Le debe a Allah la Adoración exclusiva? Existen muchas aleyas más que reflejan esta idea. Todas ellas afirman la obligación de consagrar la adoración sincera únicamente a Allah y abstenerse de adorar a otro fuera de Él, de entre los Profetas u otros. No hay duda de que la súplica es uno de los actos más importantes y completos de la adoración, por lo cual estamos obligados a consagrarla sincera y únicamente a Allah, como dice -Exaltado y Glorificado sea-: Así pues invocad a Allah ofreciéndole, sinceros, sólo a Él la adoración, aunque les repugne a los incrédulos Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice en otra aleya: Y puesto que las mezquitas son de Allah, no invoquéis a nadie junto a Allah Esto incluye todas las criaturas, de entre los Profetas y otros.
Porque la palabra "nadie" es indefinida en este contexto de prohibición. Así, incluye todo lo que está fuera de Allah -Exaltado sea-, Allah -Exaltado sea- dice: Y no invoques fuera de Allah aquello que ni te beneficia ni te perjudica Estas palabras están dirigidas al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, pero es bien sabido que Allah -Exaltado sea- le protegió del politeísmo; por lo tanto, el objetivo de estas palabras es advertir a otros. Luego, -Exaltado sea- dice: porque si lo hicieras, serías de los injustos Si el mejor de los hijos de Adán -la paz sea con él- en caso de que suplicara a otro fuera de Allah, habría de ser uno de los injustos; entonces, qué sería de los otros. Cuando la injusticia se utiliza en su sentido absoluto, significa el politeísmo mayor, como dice Allah -Exaltado sea-: Los injustos son los que se niegan a creer Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: No asocies nada ni nadie con Allah, pues hacerlo es una enorme injusticia
Se sabe a partir de estas aleyas entre otras que la súplica de otros fuera que Allah, de entre los muertos, árboles, ídolos u otros es una asociación de otro con Allah -Exaltado y Glorificado sea- que contradice la adoración por la cual Allah creó a los hombres y los genios, envió a los Mensajeros y reveló los Libros para demostrarla y llamar a la gente a ella. Esto es el significado de "No hay más dios que Allah", que significa que no hay ningún dios digno de ser adorado excepto Allah. Así que niega la adoración de otro fuera de Allah y afirma que está consagrada únicamente a Allah, como dice Allah -Exaltado sea-: Eso es porque Allah es la Verdad y lo que invocáis aparte de Él es lo falso
( Número del tomo 1; Página 154)
Esto es el principio y el fundamento de la religión musulmana, y las adoraciones son válidas sólo después de la validez de este principio, como Allah -Exaltado sea- dice: En verdad te he inspirado a ti y a los que te precedieron, que si asocias algo conmigo se harán inútiles tus obras y serás de los perdedores Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Si hubieran asociado, todo lo que hicieron habría sido en vano La religión musulmana se basa en dos grandes principios: El primero: Que nadie debe ser adorado excepto Allah.
El segundo: Que debe ser adorado sólo según la shari'ah (Ley Islámica) de Su Profeta y Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Esto es el significado del testimonio de que no hay más dios fuera de Allah. Así, quien invoca a los muertos de entre los Profetas u otros, o invoca a los ídolos, árboles, piedras o demás criaturas, o les pide el socorro, se les acerca haciéndoles sacrificios y votos, reza o se prosterna ante ellos, habrá tomado otros señores fuera de Allah, haciéndoles iguales a El -Exaltado sea-. Esto contradice este principio y niega el significado de "No has más dios fuera de Allah". Asimismo, quien innove algo en la religión que no está permitido por Allah, no habrá realizado el significado del testimonio de que Muhammad es el Mensajero de Allah, Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice: Iremos a las acciones que hayan hecho y las convertiremos en polvo disperso Éstas son las obras de los que mueren asociando a otros con Allah -Exaltado y Glorificado sea-. Lo mismo ocurre con las obras innovadas que no están permitidas por Allah. Este tipo de obras será como polvo esparcido en el Día de la Resurrección, ya que no es conforme a Su purificada shari'ah; tal y como dijo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: Quien innove algo en nuestra religión que no sea de ella, será rechazado Un hadiz de común acuerdo sobre su autenticidad. Esta autora dirigió su petición de ayuda y su invocación al Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y se volvió del Señor del universo, en cuyas manos está la victoria, el daño y el beneficio; sin que algo de esto pueda estar en las manos de otro que Él.
No hay duda de que esto es una gran injusticia. Ya que Allah -Exaltado y Glorificado sea- ordenó suplicarle y se comprometió a responder a quien lo haga, mientras que amenazó a quien se pone arrogante con el Infierno; como dice -Glorificado y Exaltado sea-: Y vuestro Señor ha dicho: Llamadme y os responderé. Pero es cierto que aquellos cuya soberbia les impida adorarme, entrarán en Yahannam humillados
( Número del tomo 1; Página 155)
Es decir: ofendidos y envilecidos. Esta noble aleya demuestra que la súplica es un acto de adoración, y que aquel cuya soberbia le impida a hacerla será arrojado en el Infierno. Si tal es el caso de aquel cuya soberbia le impida suplicar a Allah, entonces, cuál sería el caso de aquel que suplique a otros fuera de Allah y se vuelve de Él, mientras que Él -Exaltado sea- es el Próximo, el Dueño absoluto de todas las cosas y el Único poderoso de toda cosa, como Allah -Exaltado sea- dice: Y cuando Mis siervos te pregunten sobre Mí... Yo estoy cerca y respondo al ruego del que pide, cuando Me pide; así pues que ellos Me respondan y crean en Mí, ¡ojalá se guíen rectamente! El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- informó en un hadiz auténtico (sahih) que la súplica es un acto de adoración, y dijo a su primo ‘Abdullah ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con ambos-: Observa a Allah (sus leyes), Él te protegerá; Observa a Allah, siempre estará contigo. Si imploras algo, implóralo a Allah y si pides ayuda pídela a Allah. Recopilado por Al-Tirmidhi entre otros.
El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: quien se muera invocando a otro que no sea Allah, será arrojado al Infierno. Recopilado por Al-Bujari. En Al-Bujari y Muslim Fue transmitido del Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que se le preguntó: ¿Cuál es el pecado más grave?. Dijo: ponerle a Allah iguales, siendo Él quien te creó. La palabra "iguales" significa semejantes y comparables. Por lo tanto, aquel que invoca a otro fuera de Allah, le pide el socorro, le consagra votos, le ofrece sacrificios o le dirige otro acto de adoración que los precitados, habrá tomado un igual a Allah, ya sea Profeta, piadoso, ángel, genio, ídolo o cualquier otra criatura.
En cuanto al hecho de pedir a un ser vivo y presente para un servicio que es capaz de hacer y pedirle la ayuda en asuntos materiales que es capaz de ellos, no forma parte del politeísmo, más bien, es un asunto normal y permisible entre los musulmanes, como Allah lo mencionó en la historia de Moisés -la paz sea con él-: entonces el que era de los suyos le pidió ayuda contra el que era de sus enemigos Y como Allah -Exaltado sea- dice también en la historia de Moisés: Y salió de ella medroso y alerta
( Número del tomo 1; Página 156)
Asimismo, el hombre pide socorro de sus compañeros en la guerra y otros asuntos en los que la gente se enfrenta y en los cuales necesitan unos a otros. Allah ordenó a Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a informar a su comunidad de que no tiene ningún poder para beneficiar o perjudicar a nadie. Allah dice en la sura de Al-Yin (los Genios): Decía: Sólo invoco a mi Señor sin asociarle a nadie(20) Di: No tengo poder ni para perjudicaros ni para conduciros a ningún bien Y dice -Exaltado sea- en la sura de Al-A'raf (el Muro Divisorio): Di: No soy dueño de beneficiarme o de perjudicarme más de lo que Allah quiera. Si yo conociera el No-Visto, habría tenido mucho bien y el mal nunca me habría tocado.Pero no soy más que un advertidor y alguien que anuncia buenas noticias a la gente que cree
Existen muchas aleyas que reflejan este precepto. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- invocaba sólo a su Señor. En el día de Badr, pedía el socorro de Allah y Su victoria frente a su enemigo, e insistía en su invocación, diciendo: "¡Oh mi Señor!, realízame la promesa que me hiciste", hasta que el verídico más grande, Abu Bakr -que Allah esté complacido con él- dijo: "Esto es suficiente, ¡Mensajero de Allah!, ciertamente Allah realizará la promesa que te hizo". Luego Allah hizo descender en esta ocasión las aleyas en que -Exaltado sea- dice: Cuando pedisteis auxilio a vuestro Señor y os respondió que os ayudaría con mil ángeles en turnos sucesivos (9) Allah no lo hizo sino como buena nueva y para que con ello se tranquilizaran vuestros corazones. Porque la ayuda victoriosa sólo viene de Allah. Allah es Poderoso y Sabio Allah -Exaltado sea- les recordó en estas aleyas su petición de socorro ante Él, e informó que les respondió ayudándoles con los ángeles. Luego demostró -Exaltado sea- que la victoria no provenía de los ángeles, sino que les ayudó con ellos para anunciarles la buena noticia de la victoria y tranquilidad.
Allah demostró que la victoria proviene de Él y dice: Porque la ayuda victoriosa sólo viene de Allah Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice en la sura de Al-‘Imran (la Familia de Imrán): Es cierto que Allah os ayudó en Badr, aunque estabais en inferioridad de condiciones. Así pues, temed a Allah y podréis ser agradecidos Allah demostró en esta aleya que Él -Exaltado sea- fue Quien les concedió la victoria el día de Badr.
( Número del tomo 1; Página 157)
Así que se supo que las armas y la fuerza que les dio y los ángeles con los que les ayudó eran sólo medios para la victoria, signos de éxito y tranquilidad. La victoria no provino de estos medios, sino que provino únicamente de Allah. Entonces, ¿cómo se puede permitir a esta autora o a otros dirigir su petición de socorro y victoria al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y volverse del Señor del universo, el Dueño de toda cosa y el Omnipotente?
No hay duda alguna de que esto es la peor ignorancia, incluso forma parte del politeísmo mayor. La autora está obligada a arrepentirse sinceramente a Allah -Exaltado sea-; a través de lamentar lo que hizo, abstenerse de ello y decidir firmemente no volver a hacerlo, con la intención de glorificar a Allah, ser fiel a Él, cumplir con Sus órdenes y evitar Sus prohibiciones. Éste es el arrepentimiento sincero. Si se trata de un derecho de las criaturas, se añade a las condiciones pre-citadas una cuarta condición que es devolver el derecho a su propietario o que éste renuncie a él. Allah ordenó a Sus siervos arrepentirse y les prometió aceptarlo, como dice -Exaltado sea-: Y volveos a Allah todos, oh creyentes, para que podáis tener éxito Y dice con respecto a los cristianos: ¿Es que no van a volverse hacia Allah y Le van a pedir perdón? Allah es Perdonador y Compasivo Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Y los que no invocan junto a Allah a ningún otro dios ni matan a nadie que Allah haya hecho inviolable a menos que sea con derecho; ni fornican, pues quien lo haga, encontrará la consecuencia de su falta(68) El Día del Levantamiento le será doblado el castigo y en él será inmortal, envilecido(69) Excepto quien se vuelva atrás, crea y obre rectamente, a ésos Allah les sustituirá sus malas acciones por buenas. Allah es Perdonador y Compasivo Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Él es Quien se vuelve sobre Sus siervos pasando por alto sus malas acciones. Y sabe lo que hacen
Asimismo, está confirmado que el Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: El Islam borra lo que lo precedió (como la incredulidad) y el arrepentimiento borra lo que lo precedió (como los pecados) Debido a la gravedad del politeísmo, por ser uno de los pecados capitales, por temor de que la gente pueda ser inducida por lo que ha sido escrito por esta autora y debido a la obligación de dar consejos por amor de Allah y a Sus siervos, redacté estas resumidas palabras. Pido a Allah -Exaltado sea- que sean beneficiosas, que arregle nuestros asuntos y los de todos los musulmanes, que nos conceda la gracia para comprender la religión del Islam y mantenernos firmes en ella y que nos proteja tanto a nosotros como a los musulmanes de la maldad de nuestras almas y de las malas acciones de nuestros actos. Él es capaz de ello. ¡Que la paz y las bendiciones de Allah sean con Su siervo y Mensajero, nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!



  Anterior     Siguiente