Búsqueda por el número de tomo > Sexto volumen > El deber de los musulmanes hacia su religión y vida mundana > Algunas preguntas y respuestas importantes después del simposio > Animar a los predicadores y alumnos de ciencias religiosas a organizar clases y lecturas en todas las partes del país

Pregunta 8: Rogamos que su Eminencia anime a los predicadores y estudiantes de ciencias religiosas a organizar clases y lecturas en todas las partes del país. En algunas regiones se observa la falta de predicadores y la pereza de los estudiantes, que no asisten a clases y lecturas, razón por la cual se ha extendido la falta de conocimiento, la ignorancia de la Sunna y la difusión de los actos de politeísmo y bid`ah (innovación en la religión). ¡Que Allah le proteja!
Respuesta: No hay duda de que es obligatorio que los sabios musulmanes, estén donde estén, propaguen la verdad, difundan la Sunna y enseñen a la gente. No deben descuidar esta obligación, más bien, deben difundir la verdad a través de la celebración de clases en las mezquitas cercanas, aunque no sean nombrados como Imanes (personas que dirigen la oración colectiva) en las mismas. Todo Imán o ulema musulmán debe prestar mucha atención al sermón del viernes y a las clases y lecturas que se celebran en las mezquitas, preparándolos de acuerdo a las necesidades de la gente. Deben, asimismo, concentrarse en los asuntos religiosos que la gente ignora, aclarando los deberes de todo musulmán hacia los vecinos, y los demás en general, como el hecho de ordenar lo reconocido y prohibir lo reprobable, llamar al Islam y enseñar a los ignorantes con bondad y sabiduría. Si los ulemas guardan silencio, no dan consejos ni guían a la gente, los ignorantes empiezan a hablar y confundir a los demás. Se comprobó que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Allah no retiene la ciencia arrancándola de los pechos de los hombres, sino que la retiene con la muerte de los sabios; cuando no quede ningún sabio más, entonces la gente tomará como líderes a personas ignorantes a los que preguntarán y éstos les darán fatwas sin conocimiento. Entonces, estarán extraviados y extraviarán a la gente. (Recopilado por Al-Bujari en su Sahih).
Suplicamos que Allah nos proteja del mal, tanto a nosotros como a nuestros hermanos musulmanes.
( Número del tomo 6; Página 56)
Partiendo de lo que se ha mencionado anteriormente, queda claro que los sabios y estudiantes de ciencias religiosas donde quiera que estén -en los pueblos, ciudades y tribus, dentro y fuera de este país- tienen que enseñar y guiar a las personas hacia las órdenes de Allah y Su Mensajero. Respecto a los asuntos que ellos mismos ignoran, deben consultar el Sagrado Corán, la Sunna del Profeta y las palabras de los ulemas religiosos.
Un ulema debe seguir aprendiendo hasta que muera; debe aprender las cosas que ignora y consultar las opiniones de los sabios musulmanes apoyadas en las evidencias para dar una opinión legal basada en la evidencia y enseñar a la gente y llamar a Allah -Exaltado sea- con perspicacia.
El hombre necesita aprender cosas nuevas hasta que muera, aunque sea uno de los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos-. Pues, todo el mundo necesita adquirir conocimientos y comprender la religión para conocer y aprender. Por lo tanto, todos los musulmanes tienen que estudiar y reflexionar sobre el Sagrado Corán y los hadices auténticos y sus comentarios. Asimismo, deben revisar las opiniones de los sabios musulmanes para beneficiarse de ellas, entender los puntos que ignoran y enseñar a la gente lo que Allah les enseñó. Esto podría tener lugar en casas, escuelas, institutos, universidades, mezquitas, autobuses, aviones o en cualquier otro lugar, incluso en el cementerio si uno asiste a un entierro, pues mientras las personas están esperando, puede recordarles a Allah, igual que solía hacer el Profeta.
En resumen, un ulema debe aprovechar la oportunidad en cualquier lugar de encuentro adecuado, recordando y enseñando a la gente con buenas palabras y de manera amable. Sin embargo, hay que asegurarse y tener cuidado de no hablar acerca de Allah sin conocimiento.
¡Que Allah les conceda el éxito!



  Anterior     Siguiente