Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > .Allah es el Creador de todos los seres, y fuera de Él, todo es creado

( Número del tomo 1; Página 57)

Allah es el creador de todos los seres, y fuera de Él, todo es creado

Las alabanzas son únicamente para Allah, y la paz y las bendiciones de Allah sean con el último Profeta, su Familia y sus Compañeros:
Así pues, uno de los hermanos me escribió una carta en la que mencionó que uno de sus colegas le planteó una duda diciendo que él reconoce que Allah -Exaltado sea- es el Creador de los cielos, de la tierra, del Trono y de todos los seres. Sin embargo, preguntó: "¿Quién creó a Allah?". Este hermano le respondió diciendo: "La primera parte de sus palabras es correcta, y no hay ningún comentario al respecto; mientras que la segunda parte en que usted preguntó: "¿Quién creó a Allah?", el musulmán no debe plantear esta pregunta. Usted debe seguir el modelo de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos-, que nunca plantearon esta pregunta aunque eran los más eruditos de todas las personas. Le expreso también que Allah -Exaltado sea- dice acerca de Sí mismo: No hay nada como Él; Él es el que oye y el que ve Y dice en otra aleya: Él es el Primero y el Último, el Manifiesto y el Oculto y es Conocedor de todas las cosas Hasta el fin de lo que ha mencionado. Este hermano me pidió insistiendo que le responda sobre esta duda, y mi respuesta fue la siguiente:
( Número del tomo 1; Página 58)
Usted debe saber -que Allah nos dé a mí, a usted y a todos los musulmanes la gracia de comprender bien su religión y mantenerse firmes en ella- que los demonios, hombres y genios, no dejaron ni dejarán de sembrar tantas dudas entre la gente del Islam y demás gentes, para sospechar de la verdad, sacar al musulmán de la luz a la oscuridad y hacer que el incrédulo se aferre firmemente a su falsa creencia. Todo esto ha sido predestinado por Allah, que ha hecho de esta vida mundana una vida de prueba, examen, y conflicto entre la verdad y la falsedad, hasta que se discierna el que busca la guía del que no se preocupa de ella, y hasta que se distinga el sincero del mentiroso y el creyente del hipócrita, como Allah -Exaltado sea- dice: Alif, Lam, Mim(1) ¿Es que cuentan los hombres con que se les va a dejar decir: creemos y no van a ser puestos a prueba?(2) Es verdad que ya probamos a los que les precedieron. Para que Allah sepa quiénes son sinceros y quiénes son los falsos Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Y os pondremos a prueba hasta saber quiénes de vosotros son los que luchan y son los pacientes y para probar vuestros actos Y dice en otra aleya: Ciertamente los demonios inspiran a sus aliados para que os confundan.Si los obedecéis, seréis asociadores Allah -Exaltado sea- dice también: Y así es como a cada profeta le hemos asignado enemigos: demonios, hombres y genios, que se inspiran unos a otros palabras adornadas con seducción. Si Allah quisiera no lo harían; déjalos pues a ellos y lo que inventan(112) Para que se inclinen hacia ello los corazones de quienes no creen en la Última Vida y se contenten con ello y obtengan así lo que han de ganar Allah -Exaltado sea- aclara en la primera, segunda y tercera aleya que Él pone a prueba al que pretende ser creyente con algunas tentaciones para verificar la sinceridad de su fe o su falsedad.
Allah -Exaltado sea- informa que había hecho esto con las naciones precedentes para distinguir a los sinceros de los mentirosos. Esta prueba incluye la de la riqueza, pobreza, enfermedad, salud, enemigos y los diferentes tipos de dudas emitidos por los demonios de los hombres y de los genios, etc. Así, la persona cuya fe es sincera se distinguirá de la mentirosa, y Allah tiene conocimiento de esto de manera aparente y existente en el mundo real después de su conocimiento previo; porque Allah tiene conocimiento previo de todas las cosas. Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Allah es Quien ha creado los siete cielos y otro tanto de tierra. La orden desciende a través de ellos para que sepáis que Allah tiene poder sobre todas las cosas y que el conocimiento de Allah todo lo abarca Y dijo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: Allah creó los destinos de las criaturas cincuenta y mil años antes de la creación de los cielos y la tierra. Dijo: Su Trono entonces estaba establecido sobre el agua. Recopilado por
( Número del tomo 1; Página 59)
Muslim en su Sahih. Sin embargo, Allah -Glorificado y Exaltado sea- no castiga a Sus siervos en virtud de su conocimiento previo sobre lo que van a hacer, sino que les castigará y recompensará por lo que conoce de ellos, después de que lo hayan hecho y que haya tenido existencia real por ellos.
En la cuarta, quinta y sexta aleya, Allah -Exaltado sea- menciona que los demonios inspiran engañosamente a sus seguidores los tipos de dudas y palabras adornadas para hacerles discutir con la gente de la verdad y suscitar la duda entre los creyentes. Y para que los corazones de aquellos que no creen en la Última vida se inclinen a dichas palabras, estando satisfechos con ellas; y por consiguiente las propagan y mezclan la verdad con la falsedad para poner a las personas en dudas con respecto a la verdad y desviarlas de la guía. Allah no está desatento a lo que hacen. Pero, por Su misericordia -Exaltado y Glorificado sea-, ha asignado a estos demonios y sus seguidores los que descubrirán su falsedad y refutarán sus dudas mediante argumentos indiscutibles y pruebas decisivas. Así, establecen por ello las pruebas y no dejan lugar a las excusas. Allah -Exaltado sea- descendió Su Libro como una exposición de todas las cosas, como dice - Glorificado y Exaltado sea-: Hemos hecho que te descendiera a ti el Libro que es una aclaración para cada cosa y una guía, misericordia y buenas noticias para los que se someten (los musulmanes) Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Y no hay ejemplo con el que te puedan venir que no te traigamos la verdad y una explicación mejor Algunos de los Salaf Salih (piadosos predecesores) dijeron que esta aleya es general para toda prueba aportada por la gente de la falsedad hasta el Día del Juicio Final.
Fue comprobado en los hadices auténticos que algunos de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- dijeron al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: ¡Oh Mensajero de Allah! Encontramos en nuestros adentros pensamientos que son tan terribles como para hablar de ellos. Él dijo: “¿Tenéis realmente esos pensamientos?”. Ellos contestaron: “Sí”. Él dijo: “Es una clara señal de fe”
( Número del tomo 1; Página 60)
Algunos ulemas dijeron con respecto a la interpretación de este hadiz que Satanás podría sembrar en el corazón del hombre dudas y malos susurros que es tan difícil pronunciarlas para él, debido a su carácter horrible y reprobable, hasta el punto de que es más fácil para él caer del cielo que pronunciarlas. Así, la reprobación de estos malos susurros por parte del siervo, cosiderándolos como horribles y luchando contra ellos es el signo de la verdadera fe; porque su fe sincera en Allah -Glorificado y Exaltado sea-, en la perfección de Sus Nombres y Atributos, que no hay nadie parecido ni igual a Él, y que es el Creador, el Omnisciente, el Sabio, el Bien Informado requiere la reprobación de estas dudas y malos susurros, la lucha contra ellos y la creencia en su falsedad. Sin duda alguna, lo que le dijo este colega forma parte del conjunto de los malos susurros. Usted lo ha hecho bien y su respuesta es correcta. ¡Que Allah le conceda más conocimiento y éxito!
Por mi parte, le voy a mencionar en esta respuesta, si Allah quiere, algunos hadices y comentarios de los ulemas relativos al tema, tal vez les quede claro a usted y a su colega afectado por la duda mencionada lo que les permita descubrir y refutar la duda, aclarar la verdad, y mostrar lo que el creyente debe decir y adoptar cuando está frente a una duda igual. Luego, concluiré esto con lo que Allah me hace fácil en esta situación honorable. Allah -Glorificado sea- es Quien nos guía y nos conduce al camino recto.
El Imam Al-Bujari -que Allah tenga misericordia con él- dijo en su libro Al-gami‘ al-sahih, pág. 336, vol. VI en "Fath al-bari", edición de "Al-Matba‘ah Al-Salafiyah", en el capítulo de "La descripción de Satanás y sus soldados": Nos relató Yahya ibn Bakir, nos relató Al-Layth bajo la autoridad de 'Uqayl bajo la autoridad de Ibn Shihab dijo: Me informó ‘Urwa ibn Al-Zubayr dijo: Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- dijo: El Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Satanás se dirige hacia uno de vosotros y dice: "¿Quién ha creado tal cosa?,¿quién ha creado tal cosa?", hasta que dice: "¿Quién ha creado a tu Señor?". Si eso le ocurre a alguno de vosotros, que busque refugio en Allah y ponga fin a esos pensamientos. Luego lo ha narrado en el capítulo de "Al-I‘tisam", pág. 264, vol. XIII de "Fath al-bari" bajo la autoridad de Anas -que Allah esté complacido con él- dijo: El Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: La gente no dejará de preguntar hasta que digan: "Allah creó todo el universo. Entonces, ¿Quién creó a Allah?" Aquí terminan sus palabras. Recopilado por Muslim en su Sahih, la primera versión del hadiz de Abu Hurayra pág. 154, parte II, vol. I, de la explicación de Sahih Muslim de Al-Nawawi -que Allah tenga misericordia de él-. Fue recopilado también por Muslim con otra versión bajo la autoridad de Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- dijo: El Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: La gente seguirá preguntando hasta que alguien diga: "Allah creó el universo pero, ¿quién creó a Allah?" Quien se enfrente a esto, que diga: "Creo en Allah y en Su Mensajero". Luego lo registró con otras versiones, y lo narró bajo la autoridad de Anas
( Número del tomo 1; Página 61)
-que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Los hombres de tu Comunidad no dejarán de preguntar: "¿Quién creó tal? ¿Y quién creó tal?" hasta que lleguen a decir: "Allah creó todo el universo. Entonces, ¿Quién creó a Allah?" Fue recopilado también por Muslim -que Allah tenga misericordia con él- bajo la autoridad de Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- dijo: Algunos de los compañeros del Profeta -la paz y bendiciones de Allah sean con él- vinieron y le dijeron: “Tenemos pensamientos que son demasiado terribles como para hablar sobre ellos”. él dijo: “¿Realmente estáis sufriendo eso?”. Ellos respondieron: “Sí”. él dijo: “Es una clara señal de fe”. Luego lo narró bajo la autoridad de Ibn Mas‘ud -que Allah esté complacido con él- dijo: Se le preguntó al Profeta sobre el temor de los malos pensamientos. Dijo: "Tal es la pura fe"
Al-Nawawi -que Allah tenga misericordia con él- dijo en la explicación de Muslim, cuando mencionó estos hadices, lo siguiente: En cuanto al significado y la importancia jurisprudencial de los hadices, las palabras del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: Tal es el signo de la verdadera y pura fe. , significan que considerar tan graves estos malos susurros es la verdadera fe. El hecho de sentir su gravedad y tener mucho miedo de ellos, de pronunciarlos, y mucho menos creer en ellos, proviene sólo de una persona que ha alcanzado la perfecta fe y está libre de dudas y sospechas. Usted debe saber que la segunda versión, aunque la gravedad no ha sido mencionada explícitamente en ella, supone su significado, porque es una abreviación de la primera versión. Por eso, Muslim -que Allah tenga misericordia con él- dio prioridad a la primera versión. También se dijo que Satanás susurra a quien desespera de tentar, así que trata de perturbarlo con los malos susurros por no poder tentarlo.
En cuanto al incrédulo, lo ataca Satanás por todas partes. Y éste no se contenta con inspirarle los malos susurros, sino que lo manipula a su antojo. En base a ello, el hadiz significa que la causa de los malos susurros es la pura fe o los malos susurros son el signo de la verdadera fe. Y esta opinión fue optada por Al-Qadi ‘Iyad.
En cuanto al hadiz en que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Si alguien de vosotros, pensando, llega a esto, que diga, entonces,: ¡Tengo fe en Allah! Y en otra versión del mismo hadiz: que busque refugio en Allah y ponga fin a ello Esto significa que hay que refutar estos falsos pensamientos y recurrir a Allah para que le ayude a deshacerse de ellos. El Imam Al-Maziri
( Número del tomo 1; Página 62)
-que Allah tenga misericordia con él- dijo: "El significado explícito del hadiz es que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- les ordenó refutar los malos pensamientos y rechazarlos, sin buscar argumentos ni pruebas que justifican su falsedad". Dijo: "Lo que se dice en este sentido es que los malos pensamientos son de dos tipos: Los pensamientos que no son estables y no se producen por una duda que surge de repente, son los que deben ser refutados. Es de esto habla el hadiz, y todo pensamiento de este tipo se llama malos susurros. En consecuencia, cuando se trata de un asunto fortuito que no tiene origen, debe ser rechazado sin buscar pruebas; ya que no tiene fundamento. En cuanto a los pensamientos estables que se producen por una duda, pueden ser disipados sólo por las pruebas y el examen de refutación. Y Allah sabe mejor.
En cuanto al hadiz en que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: que busque refugio en Allah y ponga fin a ello , significa que cuando una persona experimenta estos malos pensamientos, que busque refugio en Allah -Exaltado sea- para que le ayude a rechazar su mal y dejar de pensar en ellos. Hay que saber que estos malos pensamientos son provocados por Satanás, que procura sembrar la corrupción y la tentación entre los creyentes. Por lo cual, hay que abstenerse de escuchar a sus malos susurros y poner fin a ellos mediante la preocupación de otros buenos pensamientos. Y Allah sabe mejor. Se terminaron las palabras de Al-Nawawi -que Allah tenga misericordia con él-, pág. 156.
Al-Hafizh dijo en su libro "Al-fath fi al-kalam", con respecto al hadiz narrado por Abu Hurayra mencionado en el principio de la respuesta, lo que sigue: ¿Quién creó a tu Señor? Si eso le ocurre a alguno de vosotros, que busque refugio en Allah y ponga fin a esos pensamientos. Es decir: no debe seguir pensando en estos malos pensamientos, sino que debe recurrir a Allah para que le ayude a disiparlos. Y debe saber que Satanás procura alterar su religión y su mente a través de estos malos susurros. Por lo tanto, debe esforzarse mucho para disipar estos malos susurros mediante la preocupación por otras buenas cosas. Al-Jattabi dijo: "El significado de este hadiz es que cuando Satanás susurra estos pensamientos a una persona, y que ésta busca refugio en Allah contra él y deja de pensar en ellos, serán disipados". Dijo: "De lo contrario, si estos malos susurros provienen de un ser humano, se puede refutárselos por los argumentos y pruebas". Dijo: "La diferencia entre los dos consiste en el hecho que el ser humano se expresa por preguntas y respuestas, y la discusión con él es limitada; por lo cual, si sigue el método correcto de la argumentación, pondrá fin a estos malos susurros. Sin embargo, los malos susurros de Satanás no tendrán fin, sino que cada vez que se le refuta sus malos susurros con pruebas, busca otros hasta hacer caer al hombre caer en la confusión". Buscamos refugio en Allah de ello.
Al-Jattabi dijo:
( Número del tomo 1; Página 63)
Su dicho "¿Quién creó entonces a Tu Señor?" son palabras vanas cuyo fin contradice su principio, ya que es imposible que el Creador sea creado. Por otra parte, si la pregunta fuera lógica, supondría la secuencia, lo cual es imposible. La razón probó que las criaturas necesitan forzosamente un Creador. Entonces, si Él tenía necesidad de otro Creador, habría sido uno de las criaturas."
Aquí terminan sus palabras.
Por lo tanto, su opinión respecto a la diferencia entre los malos susurros de Satanás y los de los seres humanos debe ser reconsiderada, porque se comprobó en Sahih Muslim bajo la autoridad de Hisham ibn ‘Urwa mediante su padre en este hadiz: La gente seguirá preguntando hasta que alguien diga: "Allah creó el universo pero, ¿quién creó a Allah?" Quien se enfrente a esto, que diga: "Creo en Allah". Así, el hadiz considera que la necesidad de abstenerse de pensar en estos malos susurros es igual para todos aquellos que preguntan sobre ellos, ya sean seres humanos u otros.
En otra versión de Muslim bajo la autoridad de Abu Hurayra dijo: "Dos personas me han preguntado al respecto y dado que la pregunta era insignificante, no mereció ninguna respuesta. Abstenerse de ello es análogo a la orden de abstenerse de discutir sobre el tema de los Atributos y la Esencia de Allah". Al-Maziri dijo: "Los malos pensamientos son de dos tipos: Los inestables, que no se producen por ninguna duda, son los que deben ser rechazados por evitarlos. Es de esto habla el hadiz, y todo pensamiento de este tipo se llama malos susurros. En cuanto a los malos pensamientos estables que se producen por una duda, pueden ser disipados sólo por el razonamiento y las pruebas.
Al-Taybi dijo: "El Profeta ordenó buscar refugio en Allah (contra estos malos susurros) y preocuparse por otra cosa, y ordenó contemplar y buscar argumentos; porque saber que Allah -Glorificado y Exaltado sea Él- no necesita en absoluto un Creador, es un asunto inevitable que no admite la controversia. Por otra parte, el hecho de seguir pensando en esto sólo aumenta la perplejidad de la persona, que no tendrá otro remedio que recurrir a Allah -Exaltado sea- y buscar Su protección. El hadiz indica también la desaprobación de plantear muchas preguntas sobre cosas que no le importan al hombre y sobre lo que no necesita saber. El hadiz incluye también uno de los signos de la Profecía, ya que informa de lo que va a suceder en el futuro y sucedió efectivamente.
Shayj Al-Islam Ibn Taymiya -que Allah tenga misericordia con él- dijo en su libro "Muwafaqat sahih al-manqul li sarih al-ma‘qul": "El término secuencia significa la secuencia de los efectos, es decir, cada acción tiene un actor que a su vez tiene otro actor. Esto es falso según la sana razón y el consenso las personas racionales. Ésta es la secuencia en contra de la cual el Profeta ordenó buscar refugio en Allah, y poner fin a ellas, y que la persona debe decir: ¡Tengo fe en Allah!, como fue mencionado en Sahih Al-Bujari y Sahih Muslim bajo la autoridad de
( Número del tomo 1; Página 64)
Abu Hurayra
dijo: El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo:
Satanás se dirige hacia uno de vosotros y dice: "¿Quién ha creado tal cosa?,¿quién ha creado tal cosa?", hasta que dice: "¿Quién ha creado a tu Señor?". Si eso le ocurre a alguno de vosotros, que busque refugio en Allah y ponga fin a esos pensamientos. En otra versión del mismo hadiz: La gente seguirá preguntando hasta que alguien diga: "Allah creó el universo pero, ¿quién creó a Allah?" Dijo: "Mientras estaba en la mezquita, algunos beduinos se acercaron a mí y me dijeron: "Oh Abu Hurayra, "Allah creó el universo pero, ¿Quién creó a Allah?" Así que tomó unas piedras y los arrojó sobre ellos. Luego dijo: ¡levantaos! ¡Levantaos! Mi amigo dijo la verdad. Fue narrado en Al-Sahih también bajo la autoridad de Anas Ibn Malik que el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Allah -Exaltado sea- dice: Los hombres de tu Comunidad no dejarán de preguntar: "¿Quién creó tal? ¿Y quién creó tal?" hasta que lleguen a decir: "Allah creó todo el universo. Entonces, ¿Quién creó a Allah?" Aquí terminan las palabras de Shayj Al-Islam.
Espero que les quede claro a usted que planteó la pregunta y a su colega que le aportó esta duda, a través de las aleyas, hadices y opiniones de los ulemas que hemos mencionado lo que les permita eliminar esta duda, erradicarla completamente y demostrar su falsedad; ya que Allah -Exaltado sea- no tiene ningún semejante ni parecido, ni igual. Él es el Perfecto en Su Esencia, Sus Nombres, Sus Atributos y Sus Acciones. Él es el creador de todos los seres, y fuera de Él, todo es creado.
Allah nos informó en Su Sagrado Libro y a través de Su Mensajero leal -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- sobre todo en lo que debemos creer con respecto a Él -Exaltado sea-, lo que nos permite conocerle y lo que nos demuestra Su existencia a través de Sus Nombres, Sus Atributos, Sus signos explícitos, como el cielo, la tierra, las montañas, los mares, los ríos, y Sus demás criaturas; de entre la cuales, el alma del hombre que es uno de los signos de Allah que demuestra su Poder, Su Grandeza, Su Perfecto Conocimiento y Su Sabiduría, como dice -Glorificado y Exaltado sea-: Es cierto que en la creación de los cielos y la tierra y en la sucesión del día y la noche, hay signos para los que saben reconocer la esencia de las cosas Allah -Exaltado sea- dice: En la tierra hay signos para los que tienen certeza(20) Y en vosotros mismos. ¿Es que no vais a ver?
( Número del tomo 1; Página 65)
En cuanto a la esencia de Su ser y la naturaleza de Su existencia y de Sus Atributos, son asuntos del Mundo oculto, y Él no nos informa de ellos. Lo que debemos hacer al respecto es creer y someternos sin investigar sobre esto, siguiendo el ejemplo de nuestros Salaf Salih (piadosos predecesores) de entre los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- y los que vinieron después de ellos, los cuales no investigaron ni preguntaron acerca de esto; sino que creyeron en Allah -Exaltado sea-, y en lo que nos informó sobre Sí mismo en su Libro o a través de Su mensajero, Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- sin ninguna adición. Además creían que no había nada ni nadie semejante a Él, y Él es el que oye y el que ve. Cualquiera que experimenta algo de estos malos susurros, deberá sentir su gravedad y reprobarlos fuertemente desde el fondo de su corazón, diciendo: "Tengo fe en Allah y en sus Mensajeros", debe buscar refugio en Allah contra las incitaciones de Satanás, y apartarse de ellos y desecharlos como lo ordenó el Mensajero de Allah en los hadices antes mencionados. Informó también que el hecho de sentir su gravedad y reprobarlos es el signo de la verdadera fe. Así, no hay que proseguir el debate con los que preguntan sobre este tema, porque esto lleva a un gran mal y dudas sin fin. Por lo tanto, el mejor remedio para eliminar estos malos susurros y estar a salvo de ellos es obedecer los mandamientos del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, aferrarse firmemente a ellos, basarse en ellos y no discutir sobre ellos. Esto es lo que concuerda con la aleya en que Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Y si te solivianta una tentación procedente del Shaytán, pide refugio en Allah; es cierto que Él es el que oye y el que sabe
Buscar refugio en Allah -Exaltado sea-, recurrir a Él, y abstenerse de discutir sobre lo que fue aportado por los escépticos y los adeptos de la falsa escolástica de entre los filósofos y los que siguen su camino, que discutieron sobre el tema de los Nombres de Allah, Sus Atributos y todo lo que Allah guarda en su conocimiento, sin prueba ni argumento alguno. Tal es el camino de la gente de la verdad y de la fe, el camino de la seguridad y de la salvación contra las argucias de los demonios de los hombres y los genios. ¡Que Allah nos salve, a mí, a usted y a todos los musulmanes, de sus trucos! Por eso, cuando algunas personas preguntaron a Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- sobre los malos susurros, les arrojó con pequeñas piedras y no les respondió, diciendo solamente: Mi amigo dijo la verdad.
A este respecto, el creyente debe recitar frecuentemente el Sagrado Corán y reflexionar sobre sus significados; porque contiene la aclaración de los Atributos de Allah, Su Grandeza y los signos que testimonian Su existencia, lo que llena los corazones con la fe, amor, glorificación, y creencia inquebrantable de que Allah -Exaltado sea- es el Señor de todos los seres, su Rey, el Creador de todos los seres, el Omnisciente Que sabe todo. No hay más dios o señor, excepto Él.
( Número del tomo 1; Página 66)
El creyente debe también pedir frecuentemente a Allah que le conceda más de la sabiduría provechosa, perspicacia, firmeza en la verdad y la protección contra el extravío después de la guía. Él -Exaltado sea- dirige e insta a Sus siervos para pedir sus favores, y les promete responder a sus peticiones, como dice -Glorificado y Exaltado sea-: Y vuestro Señor ha dicho: Llamadme y os responderé. Pero es cierto que aquellos cuya soberbia les impida adorarme, entrarán en Yahannam humillados Existen muchas aleyas que reflejan esta idea.
Pido Allah que nos dé, a nosotros, a usted, a su colega, a todos los musulmanes, la gracia de comprender la religión, y mantenernos firmes en ello, y que nos proteja a todos contra el extravío, las tentaciones, las incitaciones de los demonios, hombres y genios, y sus malos susurros. Él es el que se encarga y tiene Capacidad para ello. ¡Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean con ustedes! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!



  Anterior     Siguiente