Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > La obligación de someterse al arbitraje de la shari’ah y rechazar todo lo que la infringe

( Número del tomo 1; Página 72)

La obligación de tomar la shari’ah de Allah (Ley Islámica) como norma y dejar todo lo que la contradice

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos. Atestiguo que no hay más dios que Allah, Único, sin copartícipes, el Señor de las primeras y de las últimas generaciones, y el Señor de todas las personas. El Dueño de la soberanía, El Único, El Uno, El Señor Absoluto, El que no ha engendrado ni ha sido engendrado, y no hay nadie que se le parezca. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Transmitió el Mensaje, cumplió con la misión que le fue confiada, luchó por la causa de Allah con todas sus fuerzas, y dejó a su Ummah (Nación Islámica) en la senda clara, cuya noche es como su día. Nadie se desviará de ella, excepto el que se destruye a sí mismo.
Ésta es una epístola concisa y un consejo indispensable con respecto a la obligación de recurrir a la shari’ah de Allah en los juicios y advertir contra el hecho de recurrir a otras leyes ajenas a ella. He escrito esta epístola al ver en esta época que algunas personas han tomado otras leyes como norma fuera de la shari’ah de Allah y se han sometido a otros veredictos que los prescritos en el Libro de Allah y la Sunna de Su Mensajero, recurriendo a los adivinos, videntes, jefes de tribus, hombres de derecho positivo y similares. Esto es debido a la ignorancia de algunos de ellos con respecto al veredicto legal relativo a la comisión de tal acto, y otros desafían y se oponen a Allah y a Su Mensajero. Espero que mi consejo sea una lección para los ignorantes, una advertencia para los negligentes y un medio para fortalecer el paso de los siervos de Allah en Su camino recto, como dice Allah -Exaltado sea-: Y hazles recordar, porque llamar al recuerdo beneficia a los creyentes Y dice en otra aleya: Y cuando Allah exigió el Compromiso a los que habían recibido el Libro: "Lo explicaréis claramente a los hombres y no lo ocultaréis"
Pedimos a Allah -Exaltado sea- que beneficie a los musulmanes con esta epístola y les ayude a cumplir con Su Shari’ah, que tomen Su Libro como norma y sigan la Sunna de Su profeta Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
( Número del tomo 1; Página 73)
Queridos musulmanes:
Allah creó a los hombres y los genios para adorarle, Allah -Exaltado sea- dice: Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren Y dice en otra aleya: Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él y que hagáis el bien con los padres Y dice: Adorad a Allah sin asociar nada con Él y haced el bien a vuestros padres
En un hadiz narrado por Mu‘adh ibn Gabal -que Allah esté complacido con él- dijo: Mientras montaba detrás del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- sobre un burro, me dijo: "¡Oh Mu‘adh!, ¿Sabes cuál es el derecho que tiene Allah sobre Sus siervos? ¿Y cuál es el derecho de éstos sobre Allah?". Contesté: "¡Allah y su Mensajero saben mejor! Dijo: "El derecho de Allah sobre los siervos es que lo adoren solo a Él sin asociarle nada, y el derecho de los siervos sobre Allah es que no sea castigado quien no le asocie nada. Dijo: repliqué: "¡Oh Mensajero de Allah! ¿Puedo albriciar a la gente de esta buena noticia?" Respondió: "No les albricies, porque se basarían en ello (y no obrarían)" Recopilado por Al-Bujari y Muslim.
Los ulemas -que Allah tenga misericordia con ellos- interpretaron la adoración con significados convergentes. La interpretación más sinóptica es la mencionada por Shayj Al-Islam Ibn Taymiya -que Allah tenga misericordia con él- que dijo a este respecto: "La adoración es un término generalizado que incluye todo lo que Allah quiere y le complace, de entre las palabras y las obras tanto explícitas como implícitas. Esto indica que la adoración exige la sumisión total a Allah - Exaltado sea-, en todas Sus órdenes y Sus prohibiciones, en la creencia en Él, en las palabras y en las obras. También exige que la vida del hombre esté basada en la shari’ah de Allah, considerando lícito lo que Allah ha declarado lícito e ilícito lo que Allah ha declarado ilícito. El hombre debe someterse a la shari’ah de Allah en su comportamiento, sus obras y en todas sus acciones, libre de las inclinaciones de su alma y los caprichos de su pasión. Esto se aplica de manera igual tanto al individuo y al grupo, como al hombre y la mujer. Por lo tanto, cualquier persona que se someta a Allah en algunos aspectos de su vida y a las criaturas en otros aspectos no podrá ser un verdadero adorador de Allah. Este significado lo confirma la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: Pero no, por tu Señor que no creerán hasta que no te acepten como árbitro en todo lo que sea motivo de litigio entre ellos y luego no encuentren en sí mismos nada que les impida aceptar lo que decidas y se sometan por completo Y la aleya en que -Exaltado sea- dice: ¿Acaso quieren que se juzgue con el juicio de la ignorancia? ¿Y qué mejor juez sino Allah, para los que saben con certeza?
( Número del tomo 1; Página 74)
Por otra parte, se narró que el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Nadie de entre vosotros será verdaderamente creyente hasta que su pasión sea conforme a lo que aporté (el Corán y la Sunna)
Así, la fe del siervo será completa sólo cuando crea en Allah, acepte Su juicio, cualquiera que sea el valor de la cosa juzgada, y recurra sólo al veredicto de Su shari`ah en todos Sus asuntos, ya sean almas, bienes o honor. De lo contrario, habría adorado a otro fuera de Allah, como dice Allah -Exaltado sea-: Hemos enviado un mensajero a cada comunidad: "Adorad a Allah y apartaos de los Tagut" Entonces, quien se somete a Allah -Exaltado sea-, le obedece y recurre al juicio de Su revelación será Su verdadero adorador; mientras que quien se somete a otro fuera de Él, y recurre a otro veredicto que el de Su shari`ah habrá adorado y seguido los Taghuts (dioses falsos), como Allah -Exaltado sea- dice: ¿No has visto a los que dicen creer en lo que se te ha hecho descender y en lo que se hizo descender antes de ti? Quieren recurrir a ese impostor a pesar de que se les ha ordenado no creer en él. El Shaytán quiere que se pierdan en un lejano extravío
Dedicar la adoración sólo a Allah, declararse inocente de la adoración de los Taghuts y de recurrir a su juicio forma parte de los requisitos del testimonio de que no hay otro dios fuera de Allah, Único, sin copartícipes, y que Muhammad es su siervo y Mensajero. Allah -Exaltado sea- es el Señor de la gente y su Dios. Él es quien les ha creado, les ordena y les prohíbe, les da la vida y se la quita, les pide cuentas y les recompensa. Él es quien merece ser adorado fuera de otro cualquiera que sea, Allah -Exaltado sea- dice: ¿Acaso no Le pertenecen el Mandato y la creación?
Dado que Allah es el Único Creador, es indiscutiblemente el Único que tiene el derecho a mandar y se debe obedecer Su mandato.
Allah nos informa acerca de los judíos y los cristianos que han tomado a sus doctores y sacerdotes como señores fuera de Allah, cuando les obedecieron en hacer ilícito lo que es lícito y hacer lícito lo que es ilícito, Allah -Exaltado sea- dice: Han tomado a sus doctores y sacerdotes como señores en vez de Allah, igual que al Ungido, hijo de Maryam; cuando solamente se les ordenó que adoraran a un Único Dios. No hay dios sino Él. ¡Glorificado sea por encima de lo que Le asocian!
( Número del tomo 1; Página 75)
Fue recopilado bajo autoridad de ‘Adi ibn Hatim -que Allah esté complacido con él- que había creído que la adoración de los doctores y sacerdotes sólo podría ser a través de hacer sacrificio para ellos, consagrar votos para ellos, prosternarse e inclinarse delante de ellos, y similares. Esto fue narrado detalladamente en hadiz siguiente: Cuando un musulmán fue al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y le oyó recitar esta aleya, dijo: "¡Oh Mensajero de Allah! Nosostros no los adoramos", referiéndose a los cristianos, dado que era cristiano antes de su conversión al Islam. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- le preguntó: ¿Acaso no hicieron lícito lo que Allah ha prohibido y vosotros les habéis seguido, y hicieron ilícito lo que Allah ha permitido, y vosotros les habéis seguido? Dijo: "Claro que sí". Dijo: "Entonces, éste es el hecho de adorarlos". Recopilado por Ahmad y Al-Tirmidhi y lo calificó como hadiz hasan (aceptable).
Al-Hafizh Ibn Kathir dijo en su exégesis: Es por eso que Allah - Exaltado sea- dice: cuando solamente se les ordenó que adoraran a un Único Dios Esto significa que cuando Allah prohíbe algo, es ilícito, y lo que permite es lícito. Su legislación debe ser seguida y Su juicio debe ser ejecutado. No hay dios sino Él. ¡Glorificado sea por encima de lo que Le asocian! Es decir que Allah Glorificado y Santisimo, está por encima de tener socios, iguales, auxiliares, rivales o hijos. No hay más dios que Él, y Él es el único Señor. [Fin de cita - pág. 349 - vol. II].

"Capítulo"

Si se sabe que recurrir a la shari’ah de Allah forma parte de los requisitos del testimonio de que no hay otro dios fuera de Allah y que Muhammad es su siervo y Mensajero, el hecho de recurrir al juicio de los Taghuts, presidentes, adivinos entre otros va en contra de la fe en Allah -Exaltado y Glorificado sea-. De hecho, se trata de la incredulidad, injusticia y perversidad, Allah -Exaltado sea- dice: Aquel que no juzgue según lo que Allah ha hecho descender... Esos son los incrédulos Y dice: En ella les prescribimos: Persona por persona, ojo por ojo, nariz por nariz, oreja por oreja, diente por diente; y por las heridas un castigo compensado. Quien renuncie por generosidad, le servirá de remisión. Quien no juzgue según lo que Allah ha hecho descender... Esos son los injustos Y dice: Que la gente del Inyil juzgue según lo que Allah ha hecho descender en él. Quien no juzgue según lo que Allah ha hecho descender... Esos son los descarriados
( Número del tomo 1; Página 76)
Allah -Exaltado sea- indica que el juicio por otras leyes fuera de las reveladas por Él es un juicio de los ignorantes, y que apartarse del juicio de Allah -Exaltado sea- conlleva Su castigo y Su ira que nunca puede tener marcha atrás acerca de los injustos. Allah -Exaltado sea- dice: Juzga entre ellos según lo que Allah ha hecho descender, no sigas sus deseos y ten cuidado con ellos, no sea que te desvíen de algo de lo que Allah te ha hecho descender. Y si se apartan... Allah quiere afligirlos a causa de algunas de sus faltas. Realmente muchos de los hombres están descarriados(49) ¿Acaso quieren que se juzgue con el juicio de la ignorancia? ¿Y qué mejor juez sino Allah, para los que saben con certeza? La persona que recita y medita bien esta aleya entenderá que la orden de recurrir a las leyes reveladas por Allah ha sido confirmada por ocho afirmaciones:
Primera: La orden de juzgar según las leyes reveladas por Allah en la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: Juzga entre ellos según lo que Allah ha hecho descender
Segunda: Que las pasiones y los deseos de las personas no deben impedirles de ninguna manera juzgar a través de las leyes reveladas por Allah en la aleya en que dice: no sigas sus deseos
Tercera: La advertencia contra la abstención de tomar la shari’ah de Allah como norma, en asuntos menores y mayores, en la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: y ten cuidado con ellos, no sea que te desvíen de algo de lo que Allah te ha hecho descender
Cuarta: Que el abandono del juicio de Allah y el rechazo del mismo es un pecado grave que supone un castigo doloroso, Allah -Exaltado sea- dice: Y si se apartan... Allah quiere afligirlos a causa de algunas de sus faltas
Quinta: La advertencia contra el hecho de ser engañado por el gran número de los opositores al juicio de Allah, ya que los siervos de Allah que le agradecen son pocos, Allah -Exaltado sea- dice: Realmente muchos de los hombres están descarriados
( Número del tomo 1; Página 77)
Sexta: Describir el juicio por otras leyes fuera de las reveladas por Allah como el juicio de la ignorancia (época pre-islámica), Allah -Exaltado sea- dice: ¿Acaso quieren que se juzgue con el juicio de la ignorancia?
Séptima: Poner de relieve la noción eminente de que el juicio de Allah es el mejor y más justo de todos los demás juicios, Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: ¿Y qué mejor juez sino Allah?
Octava: Que la certeza implica saber bien que el juicio de Allah es el mejor, más perfecto, más completo y más justo de todos los demás juicios. Es obligatorio someterse a este juicio, aceptarlo y rendirse a él, Allah -Exaltado sea- dice: ¿Y qué mejor juez sino Allah, para los que saben con certeza?
Estos significados están indicados en muchas aleyas en el Corán y afirmados por las palabras y los actos del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Por ejemplo, la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: Que se guarden los que se oponen a Su mandato de que no les venga una prueba o un castigo doloroso Y la aleya en que dice: Pero no, por tu Señor que no creerán hasta que no te acepten como árbitro en todo lo que sea motivo de litigio entre ellos Hasta el final de la aleya, y la aleya en que dice: ¡Seguid lo que os ha descendido de vuestro Señor! Y la aleya en que dice: No corresponde a ningún creyente ni a ninguna creyente elegir cuando Allah y Su mensajero han decidido algún asunto
Se narró que el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Nadie de entre vosotros será verdaderamente creyente hasta que su pasión sea conforme a lo que aporté (el Corán y la Sunna) Al-Nawawi dijo: "Éste es un hadiz sahih (auténtico) que hemos recopilado en el libro "Al-Hugga" con un Isnad (cadena de narradores) auténtico". Se narró también que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo a ‘Adi ibn Hatim: ¿Acaso no hicieron lícito lo que Allah ha prohibido y vosotros les habéis seguido, y hicieron ilícito lo que Allah ha permitido, y vosotros les habéis seguido? Dijo: "Claro que sí". Dijo: "Entonces, éste es el hecho de adorarlos". Ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con él- dijo a algunas personas que discutían con él acerca de algunos asuntos: "Las piedras están a punto de descender sobre ustedes del cielo, les digo que El Mensajero de Allah dijo tal y tal cosa y ustedes me dicen que dijo Abu Bakr y ‘Umar".
Esto significa que el siervo de Allah debe someterse completamente a la palabra de Allah -Exaltado sea- y la de Su Mensajero, y darles prioridad sobre todo lo que digan los demás. Esto es un asunto innegable en el Islam.
( Número del tomo 1; Página 78)
Por eso, Allah -Exaltado sea-, por Su misericordia y sabiduría, estipula que se debe recurrir en casos de litigio entre los siervos al juicio de Su shari’ah y Su revelación; porque Él -Exaltado sea- es altamente exaltado por encima de todas las debilidades humanas, pasión, incapacidad o ignorancia. Él -Exaltado sea- es el Sabio, el Omnisciente, el Sutil y el Bien informado de todo. Conoce la situación de Sus siervos, y lo que les conviene tanto en su presente como en su futuro. Por Su perfecta misericordia, se encargó de juzgar entre sus siervos en casos de litigio, conflictos y asuntos de la vida para asegurarles la justicia, la bondad y la felicidad, incluso la complacencia, la tranquilidad del alma y el alivio del corazón. Esto es cuando el siervo haya sabido que el juicio dictado sobre la causa en que esté implicado como una de las partes en litigio es el juicio de Allah, el Creador, el Omnisciente y el Bien informado de todo, lo aceptará, estará satisfecho y se rendirá a ello, aunque el juicio sea contrario a sus pasiones y sus deseos personales. Por el contrario, si sabe que el juicio fue emitido por un ser humano como él, que tienen sus pasiones y deseos; no lo aceptará y continuará reclamando sus derechos e insistiendo en el litigio. Por lo cual, el litigio no podrá tener fin y los desacuerdos permanecerán. Allah -Glorificado y Exaltado sea- cuando obliga a los siervos a juzgar según las leyes reveladas por Él, por misericordia y bondad a ellos, Él -Exaltado sea- nos muestra el camino general para cumplir con esta obligación. Pues, lo aclaró bien en las aleyas en que -Exaltado sea- dice:
Allah os ordena devolver los depósitos a sus dueños y que cuando juzguéis entre los hombres lo hagáis con justicia. ¡Que bueno es aquello a lo que Allah os exhorta! Es cierto que Allah es Quien oye y Quien ve(58) ¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad.Y si disputáis sobre algo, remitidlo a Allah y al Mensajero, si creéis en Allah y en el Último Día.Esto es preferible y tiene mejor resultado
Aunque esta aleya se dirige generalmente al gobernante y al gobernado, también se dirige a los jueces para que juzguen con justicia en los juicios. Allah ordena a los jueces ser justos en sus juicios y ordena a los creyentes aceptar este juicio que lo implica la shari'ah de Allah -Exaltado sea-, la cual ha sido revelada a Su Mensajero. También les ordena remitir el asunto a Allah y Su Mensajero en casos de litigio y desacuerdo.
( Número del tomo 1; Página 79)
En base a lo anteriormente expuesto, le queda claro al musulmán que tomar la shari’ah de Allah como norma y recurrir a ella en los juicios es una obligación prescrita por Allah y Su Mensajero. Es un requisito para dedicar la adoración a Allah y atestiguar que Muhammad es Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Toda abstención a este respecto, sea parcial o total, provocará inevitablemente el castigo de Allah. Éste se aplica tanto al comportamiento del Estado frente a su pueblo como el de la comunidad de los musulmanes en cualquier tiempo y lugar.
En caso de desacuerdo y litigio, tanto particular como general, ya sea entre dos países, dos grupos o dos musulmanes, el veredicto legal al respecto es el mismo. La creación y el mandato pertenecen a Allah -Exaltado sea-, y Él es el más justo de los jueces. Cualquiera que crea que los juicios de las personas y sus opiniones son mejores, similares o iguales al juicio de Allah y Su Mensajero, no es un creyente. Lo mismo se aplica a cualquier persona que permita sustituir los juicios de Allah y Su Mensajero por las leyes positivas y reglamentos establecidos por el ser humano, aunque crea que los juicios de Allah son mejores, más completos y más justos.
Por lo tanto, los pueblos musulmanes, sus príncipes, sus gobernantes los gobernados, los soberanos y súbditos deben temer a Allah -Glorificado y Exaltado sea- y tomar la shari’ah de Allah como norma en sus países y en todos sus asuntos. Deben protegerse y proteger a los que están bajo su poder del castigo de Allah tanto en la vida mundana como en la Última vida. Están obligados también a asimilar la lección de lo que ocurrió en los países que se opusieron al juicio de Allah y tomaron por modelo a los que imitaron el Occidente, siguiendo su estilo de vida; lo que les llevó a la divergencia, dispersión, propagación de las tentaciones, escasez de los bienes y la efusión de la sangre de unos por otros. Las cosas en estos países siguen siendo graves. De hecho, su situación podría mejorarse y serán liberados del predominio político e intelectual de sus enemigos sólo cuando vuelven a Allah -Exaltado sea-, y siguen Su camino recto, que Él ha elegido para sus siervos y les ordenó y prometió seguir para entrar en el Paraíso. Ciertamente, Allah -Exaltado sea- ha dicho la verdad cuando dice:
Pero quien se aparte de Mi recuerdo... Es cierto que tendrá una vida mísera y el Día del Levantamiento le haremos comparecer ciego(124) Dirá: Señor mío: ¿Por qué me has hecho comparecer ciego, si antes podía ver?(125) Dirá: Del mismo modo que cuando te llegaron Nuestros signos los olvidaste, así hoy eres tú olvidado
( Número del tomo 1; Página 80)
Nada es peor que la miseria por la cual Allah ha castigado a quien le ha desobedecido, ha desatendido a Sus órdenes y ha sustituido los juicios de Allah, el Señor del universo, por los de una criatura débil. Que necia es la opinión del que tiene las palabras de Allah -Exaltado sea- para decir la verdad, resolver los problemas y guiar al extraviado hacia el camino recto; pero las deja y las sustituye por las palabras de un ser humano, o por el régimen de un país cualquiera. ¿Acaso esas personas no saben que han perdido la vida mundana y la Última vida? No han alcanzado ni el éxito ni la felicidad en la vida mundana, ni estarán a salvo de la pena y el castigo de Allah en el Día de la Retribución, porque hicieron lícito lo que Allah les ha prohibido y dejaron de cumplir con la obligación que les ha ordenado. Pido a Allah que mis palabras sean un recuerdo y una advertencia a la gente para que reflexione sobre su situación y sobre lo que se hicieron a sí mismos y a sus pueblos, esperando que vuelvan a la verdad y se aferren al Libro de Allah y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- con el fin de merecer verdaderamente el honor de pertenecer a la Ummah de Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y tener una fama exaltada entre todos los pueblos de la tierra, como fue el ejemplo de los Salaf Salih (piadosos predecesores) y las mejores generaciones de esta Ummah. Eran dueños de la tierra y gobernaron el mundo, y muchas personas abrazaron el Islam bajo su reinado. Todo ello, gracias a la victoria que Allah otorga a Sus siervos creyentes que obedecen a Él y a Su Mensajero. Espero que todas las personas sepan lo grande que es el tesoro que han perdido y cuán grave es el pecado que han cometido, además de las calamidades y catástrofes que provocaron a sus pueblos, Allah -Exaltado sea- dice: Y que él es un recuerdo para ti y para tu gente. Seréis preguntados
El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo en un hadiz que al final del tiempo, el Corán será quitado de los corazones y de los ejemplares del mismo, cuando los musulmanes se desinteresen de él y se abstengan de su recitación y de la aplicación de sus normas. Por lo tanto, advierto a los musulmanes contra esta catástrofe para que no les afecte a ellos o a sus generaciones futuras como consecuencia de sus malas acciones. En verdad somos de Allah y en verdad a Él retornamos.
Dirijo también mi consejo a los musulmanes que viven en el seno de la comunidad musulmana, y conocen bien las reglas del Islam y la shari'ah del Señor del universo; pero a pesar de ello, siguen recurriendo en casos de litigio al juicio de los hombres que juzgan entre sí en virtud de las costumbres y tradiciones, y resuelven sus problemas con expresiones versificadas, siguiendo el ejemplo de la gente de la ignorancia (época pre-islámica).
( Número del tomo 1; Página 81)
Espero que cualquiera que haya recibido mi consejo se arrepienta a Allah, deje de cometer estos actos prohibidos, pida el perdón de Allah, lamente lo que cometió antes y recomiende a sus hermanos en Allah eliminar toda costumbre heredada del tiempo de la ignorncia o cualquier tradición que se oponga a la shari'ah de Allah. En efecto, el arrepentimiento borra lo que lo precede (los pecados) y el arrepentido es tan libre de su pecado como el que no cometió ningún pecado. Por otra parte, los gobernantes de esta gente y sus iguales deben velar por recordarlos y exhortarlos por la verdad, mostrándosela a ellos y nombrando a líderes piadosos entre ellos; para conseguir la bondad, si Allah quiere, y que los siervos de Allah dejen de oponerse a los juicios de Allah y cometer sus prohibiciones. Los musulmanes necesitan hoy más que nunca la misericordia de su Señor, con la cual Allah cambiará su situación y los elevará de la vida de humillación y desprecio a la vida de dignidad y honor.
Pido a Allah con Sus hermosos Nombres y Sus eminentes Atributos que abra los corazones de los musulmanes para comprender Sus palabras, apresurarse a obedecerle, hacer las obras en virtud de Su shari'ah, abstenerse de todo lo que se opone a ella y cumplir con Su juicio, en aplicación de la aleya en que -Exaltado y Glorificado sea- dice: El juicio sólo pertenece a Allah que ha ordenado que lo adoréis únicamente a Él. Esa es la Adoración recta, sin embargo la mayoría de los hombres no saben ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros y aquellos que siguen su camino hasta el Día de la Retribución!



  Anterior     Siguiente