Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > El veredicto legal del Islam acerca de quien pretende decir que el Corán contiene contradicciones o algunas supersticiones > Mencionar los comentarios de los ulemas sobre quienes ponen al Sagrado Corán o al Profeta -la paz y las mejores bendiciones de Allah sobre con él- en tela de juicio

Mencionar los comentarios de los ulemas sobre quienes ponen al Sagrado Corán o al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sobre con él- en tela de juicio,

se burla de ellos o insulta a Allah o a Su Mensajero

El Imam Abu‘Abdullah Muhammad ibn Ahmad Al-Ansari Al-Qurtubi dijo en su Exégesis "Al-gami‘ li ahkam al-qur'an" cuando interpretó esta aleya como sigue: "Al-Qadi Abu Bakr ibn Al-‘Arabi dijo que lo que dijeron (los hipócritas) puede ser dicho en serio o en broma, pero sea como fuera se trata de un acto de incredulidad, porque bromear con un asunto relacionado con la incredulidad es incredulidad en sí, no hay diferencia de opiniones con respecto a este tema entre la Ummah (Nación Islámica)". Fin de la cita.
( Número del tomo 1; Página 92)
Al-Qadi ‘Iyad ibn Musa -que Allah tenga misericordia con él- dijo en su libro "Al-shifa’ bi ta‘rif huquq al-mustafa" en la página 325, lo que sigue: "Debe usted saber que quien menosprecia el Corán, un ejemplar del Corán o una parte del mismo, los blasfema, o niega cualquiera de sus letras o aleyas o no cree en ello o en una parte de lo que aporta, ya sea un juicio o una noticia, o afirma lo que niega o niega lo que afirma deliberadamente, o duda de algo de esto es considerado incrédulo de acuerdo con el consenso de los ulemas, Allah -Exaltado sea- dice: Es un Libro sin igual(41) Al que no le afecta la falsedad por ningún lado. Y es una Revelación cuyo descenso procede de uno que es Sabio, y en Sí mismo Alabado Fin de la cita.
Al-Qadi ‘Iyad en su mencionado libro sobre el veredicto legal acerca de insultar al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en la página 233, dijo lo que sigue: "Debe usted saber, que Allah nos conceda el éxito tanto a nosotros como a usted, que toda persona que insulta, censura al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- le atribuye una deficiencia en su persona, su linaje, su religión o una de sus cualidades, habla mal de él o le compara con algo de una manera que implica insultarle, despreciarle, menospreciar su mérito, desacreditarle o criticarle, entonces, le habrá insultado y el veredicto legal que se le aplica es el del insultador que debe ser matado como lo vamos a aclarar más adelante. No exceptuamos ninguno de los capítulos de esta sección fuera de este propósito, ni lo ponemos en duda, de modo explícito o implícito. Lo mismo se aplica a quien lo maldice, invoca contra él, le desea o le atribuye lo que no conviene a su rango de una manera que implica difamarle, evoca su posición venerada por palabras absurdas, indecentes, abominables o falsedad, le critica por las pruebas y las dificultades que sufrió o le desprecia por algunos acontecimientos humanos permitidos y habituales para él. Todo esto forma parte del consenso de los ulemas y los Imames de las fatwas desde la época de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos-hasta nuestros días".
Abu Bakr ibn Al-Mundhir dijo: "Todos los ulemas están de acuerdo en que quien insulta al Profeta debe ser matado. Entre los autores de esta opinión: Malik ibn Anas, Al-Layth, Ahmad e Ishaq, que es la doctrina de Al-Shafi‘i.
Aquí terminan sus palabras.
Shayj Al-Islam Ibn Taymiya
( Número del tomo 1; Página 93)
-que Allah tenga misericordia con él- dijo en su libro "Al-Sarim Al-Maslul ‘ala Shatim Al-Rasul", en la página 3, lo que sigue: "La primera cuestión: quien insulta al Profeta, ya sea musulmán o incrédulo deberá ser matado. Esta es la doctrina de todos los ulemas". Luego, transmitió las palabras de Abu Bakr ibn Al-Mundhir antes mencionadas en las declaraciones de Al-Qadi ‘Iyad. - A continuación, Shayj al Islam -que Allah tenga misericordia con él- dijo lo siguiente: "Abu Bakr Al-Farisi, uno de los adeptos de Al-Shafi‘i, narró que el consenso unánime de los musulmanes acerca del castigo corporal prescrito para el crimen contra el que insulta al Profeta es que debe ser matado, mientras que el castigo corporal prescrito para el crimen contra el que insulta a otro que el Profeta es que debe ser azotado". Este consenso unánime que ha narrado está basado en el consenso unánime de la primera generación de los Compañeros y los seguidores, y se refiere a que el castigo corporal prescrito para el crimen contra el que insulte al Profeta es que deberá ser matado, si es musulmán. También, lo refirió Al-Qadi ‘Iyad diciendo: "La Ummah está de acuerdo en matar al musulmán que lo menosprecia o le insulta. Asimismo, más de un ulema narró el consenso unánime de que debe ser matado y considerado incrédulo. El Imam Ishaq ibn Rahawayh, uno de los famosos Imanes -que Allah tenga misericordia con él- dijo: "Los musulmanes están de acuerdo en que quien insulta a Allah o a Su Mensajero, niega algo de lo que Allah -Exaltado y Glorificado sea- ha revelado o mata a uno de Sus Profetas es considerado incrédulo por hacerlo, aunque reconozca todo lo que Allah ha hecho descender." Al-Jattabi -que Allah tenga misericordia con él- dijo: "No conozco a ningún musulmán que no está de acuerdo en la obligación de matarlo". Muhammad ibn Sahnun dijo: "Los ulemas están de acuerdo en que quien insulta o menosprecia al Profeta es incrédulo, a quien Allah amenaza con Su castigo, y el veredicto legal que se le aplica, según la Ummah, es que debe ser matado. Así, quien dude de su incredulidad y del castigo que merece, será considerado incrédulo". Shayj Al-Islam Abu Al-‘Abbas -que Allah tenga misericordia con él- dijo: "El resumen de los puntos de vista es que el insultador, si es musulmán, será considerado incrédulo y debe ser matado sin desacuerdo. Ésta es la doctrina de los cuatro Imames." Como ha sido mencionado antes, entre los que narraron el consenso unánime al respecto encontramos a Ishaq ibn Rahawayh
( Número del tomo 1; Página 94)
entre otros. Luego, mencionó el desacuerdo en que si el insultador es un súbdito no musulmán. Luego, él -que Allah tenga misericordia con él- mencionó al final del libro, en la página 512, lo que sigue: "La cuarta cuestión sobre la explicación del mencionado insulto y la diferencia entre ello y la incredulidad. Antes de esto, hay que dar una introducción que debería ser mencionada en el principio de la primera cuestión, pero mencionarla aquí es conveniente también para revelar el secreto de la cuestión. Decimos: "Insultar a Allah o a Su Profeta es una incredulidad aparente y latente, si el insultador creyese que esto le estaba prohibido o permitido o era ignorante de su creencia. Ésta es la doctrina de los ulemas y el resto de Ahl Al-Sunnah que dicen que la fe es manifestada por las palabras y los actos"... hasta dijo en la página 538, lo que sigue: "Hablar sobre las palabras de insultar al Mensajero de Allah y mencionar sus descripciones es un asunto penoso para el corazón y la lengua. Consideramos que es más grave pronunciar tales palabras, pero dado que necesitamos hablar sobre el veredicto legal al respecto, hablaremos pues de los tipos de insultos en general, sin especificar y el alfaquí puede comprender a partir de esto. Decimos pues: "Los insultos son dos tipos: invocación y noticia. En cuanto a la invocación, es cuando una persona dice a otra: "que Allah lo maldiga", "que Allah lo desfigure", "que Allah lo humille", "que Allah no tenga misericordia con él ", "que Allah no esté complacido con él-" o "que Allah corte su descendencia". Todo esto y similares es una forma de insultar a los Profetas u otros. El mismo veredicto legal se aplica al que dice acerca de un Profeta: "que Allah no le bendiga ni le dé paz", "que Allah no eleve su reputación", "que Allah borre su nombre" o demás invocaciones contra él, que son perjudiciales para él en la vida mundana y en el Más Allá. Todo esto, si viene de un musulmán o de un tributario, será considerado insulto. En cuanto al musulmán, deberá ser matado en cualquier caso, mientras que el no musulmán, deberá ser matado, si lo manifiesta en público"... hasta que dijo en la página 540: "El segundo tipo, la noticia, incluye todo lo que la gente considera ofensa, insulto o menosprecio requiere la ejecución. En efecto, la incredulidad no supone el insulto, ya que el hombre podría ser incrédulo sin ser insultador. La gente sabe generalmente que el hombre podría odiar a otro y tener una mala creencia en él, sin insultarle, pero podría insultarlo también aunque el insulto fuese conforme a la creencia. Sin embargo, no todo lo que se puede pensar se puede decir, ni lo que se puede decir en secreto puede ser dicho en público. Una palabra puede ser insulto en un caso y no en otro. Así, se sabe que puede haber diferencia según las palabras y las circunstancias. Puesto que el insulto no tiene ninguna definición conocida en la lengua ni en la shari'ah (Ley Islámica), entonces, se debe recurrir a la costumbre usual de la gente. Así, lo que se considera acostumbradamente un insulto al Profeta es a lo que debemos aplicar la opinión de los Compañeros y los ulemas. De lo contrario, no se lo puede aplicar". Aquí terminan sus palabras.



  Anterior     Siguiente