Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > Establecer las pruebas sobre el veredicto legal acerca de quien pide el socorro de otro fuera de Allah o cree en los adivinos y los videntes > La segunda epístola sobre el veredicto legal acerca de pedir socorro a los genios y a los demonios

( Número del tomo 1; Página 158)

La segunda epístola

De ‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz a la atención de todos los musulmanes. Que Allah nos guíe tanto a mí como a ustedes a aferrarse a Su religión y mantenerse firmes en ello. Amén.

Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean con ustedes.
Algunos hermanos me han preguntado acerca de lo que hacen algunos ignorantes que invocan a otro fuera de Allah -Exaltado sea- y piden su ayuda en las dificultades, como el hecho de invocar a los genios, pedirles socorro, consagrar votos para ellos, ofrecerles sacrificios y similares. Algunos dicen por ejemplo: "¡Oh siete!, llévenlo", es decir: siete de los jefes de los genios, "¡Oh siete! háganlo esto, rómpanle los huesos, beban su sangre, despedácenlo". Otros dicen también: "Tomadlo, ¡oh genios de mediodía! ¡Oh genios de la tarde!". Esto sucede mucho en algunas regiones del sur. Asimismo, algunos invocan a los muertos, de entre los Profetas, piadosos u otros; además invocan a ángeles y les piden socorro. Todos esto se hace por muchos de aquellos que se consideran musulmanes por su ignorancia e imitación de las generaciones anteriores. Algunos de ellos justifican estas prácticas diciendo que son palabras pronunciadas por costumbre, sin ninguna intención ni creencia en ellas. Por otra parte, me han preguntado también sobre el veredicto legal acerca del matrimonio con personas que hacen estas prácticas, sus sacrificios, la oración fúnebre sobre ellos y la oración detrás de ellos; y acerca de creer en los adivinos y los videntes, como aquellos que pretenden conocer la enfermedad y sus causas por un simple examen de algo que ha tocado el cuerpo del enfermo, como el turbante, los pantalones, el velo y similares.
la respuesta Alabado sea Allah, el Único, y que Su paz y Sus bendiciones sean con Su último Profeta y con su Familia, Compañeros y aquellos que siguen su Camino hasta el Día de la Retribución:
Allah -Glorificado y Exaltado sea- creó a los hombres y los genios para que le adoraran a Él solo fuera de cualquier otra persona, y dedicaran la invocación, búsqueda de socorro, sacrificios, votos y demás actos de adoración sólo a Él. Envió a los Mensajeros para este respecto y les ordenó creer en Su Unicidad. Reveló Libros Sagrados, de los cuales el más noble es el Glorioso Corán, para explicar este precepto, invitar a ello y advertir a la gente contra el politeísmo y adoración de otro fuera de Él. Esto es el principio de los preceptos
( Número del tomo 1; Página 159)
y la base de la religión. Y es el significado del testimonio de que no hay más dios que Allah, ya que significa que nadie debe ser adorado excepto Allah. Niega la adoración de otro fuera de Allah y afirma la adoración de Allah únicamente, a exclusión de las demás criaturas. Existen varias evidencias comprobadas del Libro de Allah y de la Sunna de Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que indican esto, de entre ellas la aleya en que Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice: Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: A pesar de que no se les había ordenado sino que adorasen a Allah, rindiéndole sinceramente la adoración, como hanifes[Seguidores de la inclinación natural, la tendencia innata del hombre por la que reconoce a su Señor sin asociar nada con Él.] Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Y vuestro Señor ha dicho: Llamadme y os responderé. Pero es cierto que aquellos cuya soberbia les impida adorarme, entrarán en Yahannam humillados
Allah -Exaltado sea- dice: Y cuando Mis siervos te pregunten sobre Mí...Yo estoy cerca y respondo al ruego del que pide, cuando Me pide Allah -Exaltado sea- aclara en estas aleyas que ha creado a los hombres y los genios para que le adoren, y ha decretado que nadie debe ser adorado sino Él -Glorificado y Exaltado sea-.
El significado de "ha decretado", es que ha ordenado y recomendado. Él -Exaltado sea- ha ordenado y recomendado a Sus siervos en el Corán y a través de la Sunna del Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- adorar sólo a su Señor. También ha demostrado que la invocación es un gran acto de adoración y aquel cuya soberbia le impide invocar a Allah entrará en Infierno. Allah ha ordenado a Sus siervos invocarle sólo a Él, e informó que está Próximo y responde a sus invocaciones. Por lo cual, están obligados todos los siervos a dedicar la invocación solamente a su Señor; ya que es un acto de adoración para el cual han sido creados y se les ordenó hacer. Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Di: En verdad mi oración[Salat], el sacrificio que pueda ofrecer, mi vida y mi muerte son para Allah, el Señor de los mundos(162) Él no tiene copartícipe. Eso es lo que se me ha ordenado.Soy el primero de los musulmanes
( Número del tomo 1; Página 160)
Allah ordenó a su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- informar a la gente que su oración, su sacrificio, su vida y su muerte pertenecen a Allah, el Señor del Universo, sin copartícipes. Por lo tanto, quien ofrece sacrificios a otro fuera de Allah, habrá incurrido en un acto de politeísmo, como si hubiera hecho la oración a otro fuera Allah; porque Allah -Exaltado sea- ha hecho la oración y el sacrificio como un par indisociable, e informó que deben ser dedicados únicamente a Allah, sin copartícipes. Así, quien ofrece un sacrificio a otro fuera Allah, de entre los genios, ángeles, muertos u otros acercándose a ellos, será considerado como el que ha ofrecido la oración a otro fuera de Allah. En un hadiz auténtico, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Allah ha maldecido a quienes sacrifiquen por alguien o algo fuera de Él. Recopilado por el Imam Ahmad mediante un Isnad (cadena de narradores) bajo la autoridad de Tariq ibn Shihab -que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Dos hombres pasaron por un pueblo que tenía un ídolo que nadie lo pasaba sin hacer una ofrenda. Dijeron a uno de ellos: "Haz pues una ofrenda". Respondió: "No tengo nada que dar", le dijeron: "Haz una ofrenda, aunque sea una mosca"; entonces hizo ofrenda de una mosca y le dejaron pasar, y entró al Infierno. Dijeron al segundo: "Haz una ofrenda"; respondió: "No debo hacer ninguna ofrenda a nadie más que Allah -Glorificado y Exaltado sea-", entonces le cortaron la cabeza y entró al Paraíso.
Así, si el que se acerca a los ídolos u otros con las moscas o algo similar, es considerado politeísta que merece entrar en el Infierno; entonces, ¿qué pasa con los que invocan a los genios, los ángeles y las personas piadosas, y les piden socorro, hacen votos para ellos y se acercan a ellos con sacrificios, en busca de la protección de sus bienes, la curación de un enfermo, la seguridad de su ganado y su cosecha, o hacen esto por miedo del mal de los genios o algo similar? Esta persona y los que hacen estas prácticas son más politeístas y merecen entrar en el Infierno más que este hombre que ha ofrecido las moscas al ídolo.
Entre lo que está relacionado también con este tema, la aleya en que Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Adora a Allah con sinceridad, ofreciéndole sólo a Él la Adoración(2) ¿Acaso no se Le debe a Allah la Adoración exclusiva? Los que han tomado protectores fuera de Él, (dicen): Sólo los adoramos para que nos den proximidad a Allah. Allah juzgará entre ellos sobre aquello en lo que tenían diferencias. Allah no guía a quien es mentiroso e ingrato Allah -Exaltado sea- dice también: Adoran fuera de Allah lo que ni les daña ni les beneficia y dicen: Estos son nuestros intercesores ante Allah. Di: ¿Vais a decirle a Allah algo que Él no sepa en los cielos y en la tierra? ¡Lejos está en Su gloria de lo que Le asocian!
( Número del tomo 1; Página 161)
Allah -Exaltado sea- informa en estas dos aleyas que los politeístas han tomado protectores fuera de Él, de entre las criaturas que adoran con Él por la invocación, temor, esperanza, sacrificios, votos y otros; pretendiendo que esos ídolos les dan proximidad a Allah y son sus intercesores ante Él. Por eso, Allah -Exaltado sea- les desmintió y descubrió su falsedad, calificándolos como mentirosos, incrédulos y politeístas, y exaltó a Sí mismo contra su asociación, Allah - Glorificado y Exaltado sea- dice: ¡Lejos está en Su gloria de lo que Le asocian! Así, se sabe que cualquiera que invoque a un ángel, Profeta, genio, árbol o piedra junto con Allah, pidiéndole socorro y se acerque a él por votos y sacrificios, esperando su intercesión ante Allah dándole proximidad a Él, la curación de un enfermo, protección de los bienes, seguridad de un ausente, o algo similar, habrá incurrido en un acto de politeísmo mayor y la enorme prueba, respecto al cual Allah dice: Es cierto que Allah no perdona que se Le asocie con nada, pero, fuera de eso, perdona a quien quiere. Y quien atribuya asociados a Allah, habrá forjado una falsedad incurriendo en un enorme delito Allah -Exaltado sea- dice también: Quien asocie algo con Allah, Allah le vedará el Jardín y su refugio será el Fuego. No hay quien auxilie a los injustos
La intercesión será concedida en el Día de la Resurrección a la gente de Tawhid (monoteísmo islámico) y la sinceridad y no a los politeístas, como dijo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- cuando se le preguntó: “Oh Mensajero de Allah, ¿quién será el más dichoso de la gente mediante tu intercesión?” Dijo: “quien dice: La ilaha illa Allaah (No hay más dios que Allah) sinceramente con el corazón”. Y dijo Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: Cada profeta tiene una invocación que será atendida por Allah, todos los profetas se precipitan a hacer sus invocaciones, pero yo aplacé la mía para interceder ante Allah por mi comunidad el Día de la Ressurección. Si Allah quiere, alcanzará a cualquiera que fallece de mi comunidad no asociando nada a Allah
Los primeros politeístas creían que Allah es su Señor, su Creador y su Proveedor, pero se agarraban a los Profetas, a las personas piadosas, a los ángeles, los árboles, las piedras y similares, esperando su intercesión ante Allah y para darles proximidad a Él, como fue mencionado en las aleyas anteriores. Sin embargo, ni Allah -Exaltado sea- ni Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- les excusó esto, sino que Allah les prohibió sus prácticas en Su Glorioso Libro, describiéndolos como incrédulos y politeístas, y les desmintió en su pretensión de que estos dioses podían interceder por ellos ante Él y les dieran más proximidad a Allah. El Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- los combatió por este politeísmo para que dedicaran la adoración únicamente a Allah, en aplicación de la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: Y combátelos hasta que no haya más oposición y la práctica de Adoración se dedique por completo a Allah El Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo:
( Número del tomo 1; Página 162)
Se me ha ordenado combatir a la gente hasta que atestigüen que no hay más dios que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah; que hagan la oración; y que paguen el azaque. Si cumplen con eso, estarán a salvo de mí en cuanto a su sangre y sus bienes (no serán combatidos), excepto en aquello que atañe con el Islam y a Allah les pedirá cuentas.
El significado de las palabras del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: hasta que atestigüen que no hay más dios que Allah Es decir: hasta que dediquen la adoración únicamente a Allah, a exclusión de cualquier otro fuera de Él. Los politeístas solían temer a los genios y buscaban refugio en ellos. Así, Allah hizo descender la aleya en que dice: Y algunos hombres de los humanos buscaban refugio en hombres de los genios con lo cual no hacían sino aumentarles su osadía en el mal Los exegetas dijeron con respecto a esta noble aleya que el significado de la siguiente parte: no hacían sino aumentarles su osadía en el mal Es su miedo y su espanto, porque los genios se sienten más orgullosos de sí mismos y más soberbios cuando descubren que los hombres buscan su ayuda. Así, les dan más miedo y terror para que los adoren más y recurran a ellos.
Allah dio a los musulmanes una compensación al respecto que es buscar refugio en Él -Exaltado sea- y Sus Palabras Completas. Y hizo descender a este respecto la aleya en que -Exaltado y Glorificado sea- dice: Y si te solivianta una tentación procedente del Shaytán, pide refugio en Allah; es cierto que Él es el que oye y el que sabe Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya Di: Me refugio en el Señor del rayar del alba Di: Me refugio en el Señor de los hombres Fue autenticamente transmitido que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien llega a un lugar y dice: ‘¡A‘udhu bi-kalimat-Illahi al-tammati min sharri ma jalaq!’ (¡Me refugio en las Palabras Integras de Allah contra el mal de aquello que Él ha creado!), no le perjudicará nada hasta que abandone ese lugar. A través de las aleyas y los hadices antes mencionados, el que pide la salvación y el que desea proteger su religión y preservarse contra el politeísmo, ya sea menor o mayor, ha de saber que el hecho de agarrarse a los muertos, ángeles, genios y demás criaturas, e invocarles, buscar refugio en ellos o algo similar forma parte de las prácticas de los politeístas de la época pre-islámica y es el peor acto de politeísmo. Por lo tanto, hay que dejar estas prácticas, advertir a la gente contra ellas, recomendarse unos a otros para dejarlas y reprobar a las personas que las hacen.
( Número del tomo 1; Página 163)
No está permitido casarse con una persona conocida entre la gente por hacer estos actos de politeísmo, ni comer de sus sacrificios, ni participar en la oración fúnebre sobre ella, ni realizar la oración detrás de ella, hasta que declare su arrepentimiente ante Allah -Exaltado sea- de esto y dedique la súplica y la adoración únicamente a Allah. Cabe señalar que la súplica es adoración, más bien es su núcleo, tal como dijo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: La súplica es adoración Fue narrado que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo en otra versión: La súplica es el núcleo de la adoración Allah -Exaltado sea- dice: No os caséis con las idólatras hasta que no crean. Una esclava creyente es mejor que una mujer libre idólatra aunque os guste. Y no caséis (a las mujeres) con los idólatras hasta que no crean. Un esclavo creyente es mejor que un idólatra libre aunque os guste. Ellos (los idólatras) invitan al Fuego mientras que Allah invita al Jardín y al perdón con Su permiso; y aclara Sus signos a los hombres. ¡Ojalá recapaciten! Así, Allah -Exaltado sea- prohibió a los musulmanes casarse con las politeístas, de entre las que adoran los ídolos, los genios, los ángeles y otros, hasta que dediquen la adoración únicamente a Allah y crean en lo que fue transmitido por el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- siguiendo su camino. También prohibió a las mujeres musulmanas casarse con los politeístas, hasta que dediquen la adoración únicamente a Allah y crean en lo que fue transmitido por el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- siguiendo su camino.
Allah -Exaltado sea- informó que una esclava creyente es mejor que una mujer libre politeísta aunque le guste a quien la vea y escuche sus palabras, por su belleza y sus hermosas palabras. Asimismo, un esclavo creyente es mejor que un politeísta libre aunque le guste a quien le escuche y vea por su belleza, su elocuencia, su coraje, etc. Luego, Allah aclara las razones de esta preferencia en la aleya en que -Exaltado sea- dice: Ellos (los idólatras) invitan al Fuego
Allah se refiere aquí a los politeístas y a las politeístas, ya que invitan al Fuego por sus palabras, sus obras, su modo de vivir y su ética. Mientras que los creyentes y las creyentes invitan al Paraíso por su ética, sus obras y su modo de vivir. Entonces, ¡Cómo pueden ser iguales esos y aquellos!
Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice con respecto a los hipócritas: No reces nunca por ninguno de ellos que haya muerto ni permanezcas en pie ante su tumba, ellos renegaron de Allah y de Su mensajero y murieron fuera de Su obediencia
( Número del tomo 1; Página 164)
Allah -Glorificado y Exaltado sea- aclara en esta noble aleya que no se debe realizar la oración fúnebre sobre el hipócrita y el incrédulo, por haber renegado de Allah y de Su Mensajero. Asimismo, no se debe realizar la oración detrás de ellos, ni hacerlos Imanes de los musulmanes; a causa de su incredulidad, falta de honradez y su gran enemistad entre ellos y los musulmanes, y porque no forman parte de gente de la oración y de la adoración. De hecho, la incredulidad y el politeísmo borran todos los actos. Pedimos a Allah que nos preserve de esto. Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice con respecto a la prohibición la carne de los animales muertos y los sacrificios de los politeístas: Y no comáis de aquello sobre lo que no haya sido mencionado el nombre de Allah pues es una perversión. Ciertamente los demonios inspiran a sus aliados para que os confundan. Si los obedecéis, seréis asociadores Allah -Exaltado y Glorificado sea- prohibió a los musulmanes comer la carne de los animales muertos y los sacrificios del politeísta, porque es impuro y su sacrificio tiene el mismo veredicto legal del animal muerto, aunque mencione el Nombre de Allah al sacrificarlo.
Esto es porque el hecho de mencionar el Nombre de Allah al sacrificar este animal no es válido y no tiene fundamento; ya que es un acto de adoración, y el politeísmo anula e invalida los actos de adoración, hasta que el politeísta se arrepienta ante Allah. En cambio, Allah -Exaltado y Glorificado sea- permitió la comida de la Gente del Libro en la aleya en que dice: Y es lícito para vosotros el alimento de los que recibieron el Libro, así como el vuestro lo es para ellos Porque pertenencen a una religión celestial y pretenden que son de los seguidores de Moisés y Jesús, aunque son mentirosos en este respecto. Allah revocó y anuló su religión enviando a Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a toda la humanidad. Pero, Allah -Exaltado y Glorificado sea- nos permitió la comida de la Gente del Libro y sus mujeres con el fin de casarnos con ellas, por una sabiduría perfecta y secretos bien guardados que fueron aclarados por los ulemas, contrariamente a los politeístas que adoran a los ídolos y a los muertos, de entre los Profetas, personas piadosas y otros; porque su religión no tiene fundamento y no implica ninguna sospecha, sino que es falso y no tiene fundamento alguno. Por lo tanto, sus sacrificios son considerados como animales muertos que no está permitido comer de ellos.
En cuanto al hecho de decir una persona a otra: "Un genio te afectó", "un genio te tomó", o "un demonio te llevó" y algo similar, estas declaraciones son consideradas como insultos, lo que no está permitido entre musulmanes, como los demás tipos de insultos. Sin embargo, esto no es coniderado como un acto de politeísmo, a menos que la persona que pronuncia estas declaraciones crea que los genios disponen de la gente sin permiso de Allah y Su voluntad. Así, quien crea esto de los genios u otros de entre las criaturas, es considerado incrédulo; porque Allah -Exaltado sea- es el Dueño de toda cosa, el Omnipotente, y es el que beneficia y perjudica [a las criaturas]. Nada puede suceder en cualquier parte sin Su permiso, Su voluntad y Su previo decreto; como dice Allah -Exaltado y Glorificado sea- ordenando a su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- informar a la gente acerca de este gran principio:
( Número del tomo 1; Página 165)
Di: No soy dueño de beneficiarme o de perjudicarme más de lo que Allah quiera. Si yo conociera el No-Visto, habría tenido mucho bien y el mal nunca me habría tocado.Pero no soy más que un advertidor y alguien que anuncia buenas noticias a la gente que cree Si el maestro y el mejor de las criaturas -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- no es dueño de beneficiarse o de perjudicarse a sí mismo más de lo que Allah quiera; entonces, ¿qué pasa con el resto de las criaturas? Existen muchas aleyas que reflejan esta idea.



  Anterior     Siguiente