Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > Las pulseras de cobre

( Número del tomo 1; Página 206)

Las pulseras de cobre

De ‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz al honorable hermano, que Allah le proteja y salvaguarde.
Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean con ustedes:
He recibido su valioso mensaje, que Allah esté complacido con usted, y he examinado bien los documentos adjuntos que contienen la aclaración de las características de las pulseras de cobre que han sido creadas recientemente para luchar contra el reumatismo.
Le informo que he estudiado el asunto muchas veces y lo discutí con varios profesores universitarios. Hemos intercambiado opiniones sobre el veredicto legal acerca de estas pulseras, pero hubo opiniones diferentes al respecto; algunos consideraron que están permitidas, porque contienen características contra esa enfermedad; mientras que otros consideraron que es mejor dejarlas, ya que el hecho de llevarlas es similar a lo que hacía las gentes de la época pre-islámica que solían llevar reliquias, amuletos, pulseras de cobre y similares, creyendo que eran una cura para muchas enfermedades y una razón para la seguridad de la persona que las lleva contra el mal ojo. Entre lo que está relacionado con este tema, lo que fue narrado bajo la autoridad de ‘Uqbah ibn ‘Amir -que Allah esté complacido con él- dijo: El Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien se cuelgue un amuleto o una reliquia, pido a Allah que no logre su finalidad En otra versión del mismo hadiz: Quien cuelgue un amuleto, habría cometido un acto de politeísmo. En un hadiz narrado por ‘Imran ibn Husayn -que Allah esté complacido con ambos-: El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- vio a un hombre llevando una pulsera de cobre. Le preguntó: "¿por qué llevas esta pulsera?" Respondió: "Para protegerme de la que causa el cansancio -es decir, la fiebre-". El Profeta le dijo: "Quítala, porque no hace más que aumentar tu enfermedad. Si mueres llevando esta pulsera, no te salvarás en absoluto" Y en otro hadiz: El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en uno de sus viajes envió a una persona para verificar las monturas y desgarrar todo lo que estuvo colgado en ellas como amuletos que la gente de la época pre-islámica creía que éstos beneficiaban y protegían sus camellos. Estos hadices y sus semejantes indican que no se debe llevar nada de amuletos, reliquias, pulseras, perlas, huesos, abalorios u otros que se llevan para evitar o eliminar el mal.
( Número del tomo 1; Página 207)
Mi opinión, en esta cuestión, es que hay que dejar de llevar o usar dichas pulseras, para bloquear los medios de politeísmo y evitar todo riesgo de caer en la tentación por estas pulseras o inclinarse a ellas. Mi deseo es dirigir al musulmán con su corazón hacia Allah -Exaltado sea- para tener confianza en Él y contentarse con los medios legales que son indudablemente permitidos. Lo que Allah ha declarado permitido y asequible para Sus siervos es mucho más rico que lo que les ha prohibido y de cualquier asunto dudoso. Ha sido comprobado que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien se abstiene de las dudas, habrá purificado su religión y su honor, pero quien cae en las dudas, habrá caído en lo prohibido, como el pastor que lleva sus rebaños a los alrededores de un territorio protegido, donde no podría evitar que su rebaño apacente allí El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo también: Deja aquello que te hace dudar e inclínate a lo que no te hace dudar Sin duda alguna, el hecho de llevar las pulseras mencionadas es similar a lo que hacía la gente en la época pre-islámica. Se puede clasificar esto entre los asuntos prohibidos del politeísmo o entre sus medios. Lo menos que se puede decir al respecto es que forma parte de los asuntos dudosos. Por lo tanto, es mejor y preventivo que el musulmán deje de llevar estas pulseras y se contente con el tratamiento médico cuya licitud es indiscutible, y que está lejos de la duda. Ésta es la opinión que me parece correcta a mí y al grupo de shayjs y profesores. Pedimos a Allah -Exaltado y Enaltecido sea- que nos guíe tanto a nosotros como a usted a lo que le complazca, y nos conceda la comprensión de Su religión y la protección de todo lo que se opone a Su shari'ah. Es cierto que Allah es Omnipotente. ¡Que Allah le salvaguarde y que la paz sea con usted!



  Anterior     Siguiente