Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > La obligación de aferrarse al Libro de Allah -Exaltado y Enaltecido sea- y a la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y la advertencia contra lo que los contradice

( Número del tomo 1; Página 231)

La obligación de aferrarse al Libro de Allah -Exaltado y Enaltecido sea- y a la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-

y la advertencia contra lo que los contradice

Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos y el buen fin es para los que temen a Allah. La paz y las bendiciones de Allah sean con Su siervo y mensajero, el fiduciario de Su revelación y el mejor de Sus criaturas, nuestro Profeta, nuestro Imam y nuestro señor Muhammad ibn ‘Abdullah, y con su Familia, sus Compañeros y aquellos que siguen su camino, y adoptan su guía hasta el Día del Juicio Final:
Allah -Exaltado y Enaltecido sea- envió a Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- con la guía y la religión de la verdad, como Allah -Exaltado sea- dice en las dos suras de Al-Tawba (el Arrepentimiento) y Al-Saff (la Fila): Él es Quien envió a Su Mensajero con la guía y con la práctica de Adoración verdadera para hacerla prevalecer sobre todas las demás formas de Adoración, aunque les repugne a los incrédulos Y dice en la sura Al-Fath (la Conquista): Él es Quien envió a Su enviado con la guía y la práctica de Adoración verdadera para hacerla prevalecer sobre todas las demás; y Allah basta como Testigo Los exegetas -que Allah tenga misericordia con ellos- dijeron: La guía es aquello con lo que Allah envió a Su Profeta, como las ciencias útiles y las noticias verídicas. La religión de la verdad es aquello con lo que Allah lo envió, como las buenas obras y los veredictos justos. Allah -Exaltado sea- indica que la creencia en lo que envió a Su Profeta como la guía y la religión de la verdad, y la aplicación de ellas es el camino recto que quien lo sigue y se mantiene firme en ello, será llevado a la playa de seguridad y ganará el Paraíso y la dignidad; y aquel que se aparta de ello y sigue su pasión, incurrirá en la pérdida y el mal destino. Allah -Exaltado y Enaltecido sea- ordena a todos Sus siervos a seguir el camino recto y les prohíbe seguir los caminos que les llevan a la senda del Infierno. Allah -Exaltado y Enaltecido sea- dice en la sura de Al-An'am (los Rebaños): Este es Mi camino recto ¡Seguidlo! Y no sigáis los caminos diversos, pues ello os separaría y os apartaría de Su camino. Eso es lo que se os encomienda para que tal vez os guardéis A través de Su palabra "Éste es" se refiere a lo que le ordenó anteriormente a Su Profeta recitar y explicar a la gente para que comprendan y lo recuerden. Esto lo demuestra la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice:
( Número del tomo 1; Página 232)
Di: Venid que os declare lo que vuestro Señor os ha prohibido: Que no asociéis nada con Él, que hagáis el bien a vuestros padres y no matéis a vuestros hijos por temor a la miseria. Nosotros os proveemos a vosotros y a ellos, no os acerquéis a las faltas graves ni externa ni internamente y no matéis a quien Allah ha hecho inviolable excepto por derecho. Esto es lo que se os encomienda para que tal vez razonéis(151) No os acerquéis a la riqueza del huérfano, si no es con lo que más le beneficie, hasta que no alcance la madurez. Y cumplid la medida y el peso con equidad. A nadie le obligamos sino en la medida de su capacidad. Y cuando habléis, sed justos, aunque se trate de un pariente próximo. Y cumplid el compromiso con Allah. Eso es lo que se os encomienda para que tal vez recordéis
En otra aleya Allah -Exaltado sea- dice: Este es Mi camino recto ¡Seguidlo! Hasta el final de la aleya. A través de estas aleyas, Allah -Exaltado y Enaltecido sea- demuestra que la obediencia a estas órdenes y prohibiciones es el camino recto que ordenó seguir. Cabe señalar que Allah -Exaltado sea- inicia esta aleya con la advertencia contra el politeísmo y la explicación de su prohibición a la Ummah (Nación Islámica), porque es el pecado más enorme y el crimen más grave, y porque su contrario es el Monoteísmo que es la obligación más enorme y el deber más importante. Esto es el fundamento de la religión y la base del camino recto. Es aquello con cual Allah envió a todos los Mensajeros, para el cual hizo descender todos los Libros y por el cual creó a los hombres y los genios; como dice Allah -Exaltado sea-: Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Hemos enviado un mensajero a cada comunidad: "Adorad a Allah y apartaos de los Tagut" Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Antes de ti no enviamos ningún mensajero al que no le fuera inspirado: No hay dios excepto Yo. ¡Adoradme! Allah ordenó a Sus siervos hacerlo en varias aleyas de Su Libro y a través de las palabras de Su mensajero Muhammad. Allah -Exaltado sea- dice: ¡Hombres! Adorad a vuestro Señor que os ha creado a vosotros y a los que os precedieron. Tal vez así os guardéis
Allah -Exaltado sea- dice: Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él Allah -Enaltecido y Exaltado sea- dice: A pesar de que no se les había ordenado sino que adorasen a Allah, rindiéndole sinceramente la adoración, como hanifes[Seguidores de la inclinación natural, la tendencia innata del hombre por la que reconoce a su Señor sin asociar nada con Él.] Y guió a Sus siervos en la sura Al-Fatiha
( Número del tomo 1; Página 233)
a reconocerlo a favor de Allah -Exaltado sea- que dice; Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos(2) El Misericordioso, el Compasivo(3) Rey del Día de la Retribución(4) Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda Existen muchas aleyas que reflejan perfectamente bien esta idea.
En Al-Bujari y Muslim bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con ambos- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo a Mu‘adh "¿Sabes cuál es el derecho de Allah sobre Sus siervos y el derecho de los siervos ante Allah?". Mu‘adh dijo: "Allah y Su Mensajero lo saben mejor". Entonces, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: "El derecho de Allah sobre Sus siervos es adorarle sin asociar nada ni nadie con Él El Profeta dijo también: Quien fallece invocando a otro, igual que Allah, irá al Infierno Recopilado por Al-Bujari en su Sahih. Existen muchos hadices que reflejan claramente esta idea, y este es el significado de "No hay más dios que Allah". Esto significa que no hay nada ni nadie merece ser adorado fuera de Allah. Por lo tanto, niega todos los tipos de adoración a otro fuera de Allah y confirma que deben ser dedicados únicamente a Allah, como dice Allah -Exaltado sea-: Eso es porque Allah es el Real y aquello que invocáis fuera de Él es lo falso
Luego, Allah -Exaltado sea- menciona el derecho de los padres, que es tratarles amablemente y obedecerles. Luego prohíbe matar a los hijos por temor a la pobreza e informa -Exaltado sea- que Él es Quien concede la subsistencia a los padres y a los hijos.
Algunas personas en la época pre-islámica tenían la costumbre de matar a sus hijos por temor de la pobreza. Por lo tanto, Allah prohibió a Sus siervos hacerlo, debido a lo que incluye de injusticia, agresión y desconfianza en Allah, Exaltado y Enaltecido sea. Luego, prohibió acercarse a las inmoralidades aparentes y ocultas, que son todos los actos de desobediencia. Luego, hace hincapié específicamente en el acto de matar a alguien injustamente sin derecho debido a la gravedad de este crimen y su mala consecuencia más que los demás pecados, excepto el politeísmo. Luego, prohibió tocar los bienes del huérfano, salvo con la mejor forma, hasta que alcancen su madurez, es decir, cuando alcanza su pubertad y su mayoría de edad. Luego, ordena dar la medida justa y el buen peso, con toda justicia, debido al hecho de ser deshonesto con la medida y el peso es un acto de injusticia y de transgresión, y el enriquecimiento ilícito. Luego, ordena la justicia en los palabras después de haberla ordenado en los actos, Allah -Exaltado sea- dice: Y cuando habléis, sed justos, aunque se trate de un pariente próximo El significado es que
( Número del tomo 1; Página 234)
la justicia practicada en todas las palabras y todos los actos con el familiar y el extraño, el amado y el aborrecido, es obediencia a Allah y aplicación de Su juicio. Su contrario es la injusticia en las palabras y en los actos. Luego, Allah -Exaltado sea- ordenó a Sus siervos a cumplir Su compromiso que les confió en Su Glorioso Libro y a través de las palabras de Su confiable Mensajero. Esto incluye todo lo que Allah ha legislado a Sus siervos de las obligaciones, juicios, palabras y actos, y todo lo que les ha prohibido, según las afirmaciones de los exegetas. Luego, Allah -Exaltado y Enaltecido sea- dice: Este es Mi camino recto ¡Seguidlo! Y no sigáis los caminos diversos, pues ello os separaría y os apartaría de Su camino A través de esto, se sabe que Su camino -Exaltado sea- es actuar según Sus órdenes, evitar Sus prohibiciones y creer en todo lo que trajo Su Mensajero de las ciencias útiles, noticias verídicas, legislaciones y veredictos de manera apatente u oculta, contrariamente a los hipócritas.
Allah -Exaltado sea- guía a Sus siervos en la sura de Al-Fatiha (la Apertura) a que le piden que les guíe hacia el camino recto, debido a su gran necesidad de ello. Él -Exaltado sea- demuestra que es el camino de aquellos que Allah ha favorecido, los mencionados en la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: Quien obedezca a Allah y al Mensajero, ésos estarán junto a los que Allah ha favorecido: los profetas, los veraces, los que murieron dando testimonio y los justos. ¡Y qué excelentes compañeros!
Los hadices transmitidos del Profeta y las narraciones de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- y de los que les siguieron piadosamente indican que los caminos que Allah prohibió seguir son las bid`ah (innovaciones en la religión), los asuntos dudosos, los deseos prohibidos, las doctrinas y sectas desviadas de la verdad, y todas las demás religiones falsas. De eso lo que fue recopilado por el Imam Ahmad y Al-Nasa'i mediante un Isnad (cadena de narradores) auténtico, bajo la autoridad de ‘Abdullah ibn Mas‘ud -que Allah esté complacido con él- dijo: El Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- trazó con su mano una línea, y dijo: "Éste es el camino recto de Allah". Luego trazó otras líneas a la derecha y a la izquierda y dijo: "Estos son otros caminos, en cada uno de los cuales hay un diablo que predica a seguirlo" Después recitó: Este es Mi camino recto ¡Seguidlo! Y no sigáis los caminos diversos, pues ello os separaría y os apartaría de Su camino
( Número del tomo 1; Página 235)
De lo que se debe llamar la atención es que Él -Exaltado y Enaltecido sea- menciona al final de la primera aleya de las tres antes mencionadas: Esto es lo que se os encomienda para que tal vez razonéis Al final de la segunda aleya dice: Eso es lo que se os encomienda para que tal vez recordéis Y al final de la tercera aleya dice: Eso es lo que se os encomienda para que tal vez os guardéis Algunos exegetas dijeron: La sabiduría detrás de eso, y Allah sabe más, es quien medita atentamente el Libro de Allah y lo recita frecuentemente, comprenderá bien las órdenes y las prohibiciones y el recuerdo de lo que incluyen de grandes intereses y buenas consecuencias en la vida mundana y en el Más Allá. Al hacer esto, pasará a la piedad que es el cumplimiento de las órdenes y el abandono de las prohibiciones para evitar la ira y el castigo de Allah, y esperar Su perdón, Su misericordia y la ganancia de Su gracia. Esto es un gran significado y uno de los secretos del Libro de Allah que la falsedad no puede alcanzarlo ni por delante ni por detrás, porque es una revelación emanante del Sabio y el digno de alabanza, a Quien nada se le oculta, el que tiene poder sobre todas las cosas, Él es el Conocedor de los estados y los intereses de Sus siervos; no hay ningún dios, ni señor fuera de Él. Allah informa que lo que le reveló a Su Profeta es un espíritu con lo cual se alcanza la buena vida, y una luz con la cual se alcanza la clarividencia y la guía. También informa que Su honorable Mensajero guía hacia Su camino recto que lo aclara en las tres aleyas antes mencionadas, y también en lo que Él dice en la sura de Al-Shura (la Consulta): Asimismo te hemos inspirado un espíritu que viene de Nuestra orden; antes no sabías qué era el Libro ni qué era creer, pero lo hemos hecho una luz con la que guiar a quien queremos de Nuestros siervos. Es cierto que tú guías hacia un camino recto(52) El camino de Allah, a Quien pertenece cuanto hay en los cielos y en la tierra. ¿Acaso no vuelven a Allah todas las cosas?
Allah -Exaltado sea- demuestra que la revelación que reveló a Su Profeta del Libro y la Sunna
( Número del tomo 1; Página 236)
es un espíritu con el cual se alcanza una vida buena, feliz y laudable, y una luz con la cual se alcanza la guía y la clarividencia, como Allah -Exaltado y Enaltecido sea- dice en la sura de Al-An'am: ¿Acaso quien estaba muerto y lo devolvimos a la vida dándole una luz con la que camina entre la gente, es como quien está en oscuridad y sin salida? Hasta el final de la aleya.
Allah -Exaltado sea- informa que el incrédulo es muerto hundido en las tinieblas, que nunca puede salir de ella, excepto si Allah le devuelve la vida a través del Islam y la ciencia útil. Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice en la sura de Al-Anfal (el Botín): ¡Vosotros que creéis! Responded a Allah y al Mensajero cuando os llamen a lo que os da vida Hasta el final de la aleya. Él -Exaltado sea- informa que el hecho de responder a la llamada de Allah y del Mensajero es la vida y quien no responde a la llamada de Allah y la del Mensajero es uno entre los muertos. Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice en la sura de Al-Nahl (las Abejas): A quien haya obrado con rectitud sea varón o hembra, siendo creyente, le haremos vivir una buena vida y le daremos la recompensa que le corresponda por lo mejor que haya hecho Allah -Exaltado sea- indica en esta noble aleya que aquel que hace buenas obras, sea hombre o mujer, siendo creyente en Allah y Su Mensajero, Allah le proporcionará una buena vida, donde hay el alivio del corazón y de la conciencia junto con la felicidad adquirida tarde o temprano, gracias a la rectitud de este creyente en la shari'ah (Ley Islámica) de su Señor -Exaltado sea- manteniéndose firme en ello hasta que encuentre a Allah. Luego, Él -Exaltado sea- informa que les dará en la Última Vida la recompensa que les corresponda por lo mejor que hayan hecho. Así, Él -Exaltado sea- les combina entre la buena vida en este mundo y la felicidad perfecta en el Más Allá. Ésta es la gracia de Allah que la conceda a quien quiere, y Allah es el Poseedor de la gracia enorme. Es bien sabido que esta enorme gracia se realiza sólo para el que se aferra al Libro de Allah y a la Sunna de Su Mensajero en las palabras, actos y creencia, y se mantiene firme en ello hasta que encuentre a su Señor -Exaltado y Enaltecido sea-; como Allah -Exaltado sea- dice en la sura de Al-‘Imran (la Familia de Imrán) ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah como debe ser temido y no muráis sin estar sometidos(102) Y aferraos todos juntos a la cuerda de Allah y no os separéis
( Número del tomo 1; Página 237)
En estas dos aleyas, Allah -Exaltado sea- ordena a la gente de fe temer a Allah a lo largo de su vida hasta que mueren aferrándose a este principio. También les ordena aferrarse a Su camino recto, que es Su religión por la cual envió a Su Profeta, es decir, el Islam, que es aferrarse al Corán y a la Sunna. Por otra parte, prohíbe la divergencia al respecto, debido a lo que puede conducir a la pérdida de la verdad, un fin desgraciado y desacuerdo de los corazones. Allah -Exaltado sea- dice en la sura de Al-Higr (el Vestigio Rocoso) dirigiéndose a Su Profeta: Declara pues lo que se te ordena y apártate de los que asocian Hasta la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: ¡Pero glorifica a tu Señor con Su alabanza y sé de los que se postran!(98) Y adora a tu Señor hasta que te llegue la certeza
Allah -Exaltado sea- le ordena transmitir Sus Mensajes, declararlos, y apartarse de los que se lo oponen. Luego, le ordena glorificarle por Su alabanza, ser de entre aquellos que se prosternan ante Él -Exaltado y Enaltecido sea- y adorar a su Señor hasta que le venga la certeza, es decir, la muerte. Así, se sabe que todos los siervos deben seguir rectamente la shari'ah, aferrarse a Su Libro y a la Sunna de Su Profeta, mantenerse firmes en ello y comprometerse a hacerlo sin hacer caso a lo que se opone a ello hasta que les llegue la muerte. Allah -Exaltado sea- ordena en varias partes de Su Glorioso Libro y en muchos hadices reportados auténticamente del Profeta seguir Su Noble Libro, aferrarse a ello, seguir y glorificar la Sunna y tener cuidado con lo que se los opone. De ello, lo que Allah -Exaltado sea- dice en la sura de Al-A‘raf: ¡Seguid lo que os ha descendido de vuestro Señor y no sigáis a ningún protector fuera de Él! ¡Qué poco recapacitáis! Allah -Exaltado sea- dice en la sura de Al-An'am (los Rebaños): Y éste es un Libro que hemos hecho descender y una bendición. Seguidlo y guardaos, para que se os pueda tener misericordia Y dice en la sura de Al-Isra' (el Viaje Nocturno): Es cierto que esta Recitación guía a la vía más recta y trae para los creyentes que practican las acciones de rectitud las buenas nuevas de que tendrán una enorme recompensa Y dice en la sura de Sad: Es un Libro bendito, que te hemos hecho descender, para que mediten sus signos y para que recuerden los que saben reconocer lo esencial
( Número del tomo 1; Página 238)
Existen muchas aleyas que reflejan obviamente esta idea. Allah -Exaltado sea- dice en la sura de Al-Nisaʼ (las Mujeres) cuando menciona los detalles de la herencia: Estos son los límites establecidos por Allah. Quien obedezca a Allah y a Su mensajero, Él le hará entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos donde serán inmortales. Ese es el gran triunfo(13) Y quien desobedezca a Allah y a Su mensajero y traspase Sus límites, le hará entrar en un Fuego en el que será inmortal y tendrá un castigo denigrante También dice en la misma sura: ¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad.Y si disputáis sobre algo, remitidlo a Allah y al Mensajero, si creéis en Allah y en el Último Día.Esto es preferible y tiene mejor resultado
En esta noble aleya, Allah -Exaltado sea- ordena obedecerle a Él, a Su Mensajero y a los que tienen la autoridad. También ordena, en caso de disputa, la remisión a Él y a Su Mensajero. Los ulemas demostraron que la remisión a Él -Exaltado sea- consiste en recurrir a Su Sagrado Libro y la remisión a Su Mensajero consiste en recurrir a él mismo en su vida y a su Sunna después de su muerte. Allah -Exaltado y Enaltecido sea- informa que esta remisión es mejor para los siervos en su vida mundana y en su Última vida, y la mejor interpretación, es decir, el mejor resultado. A través de esto, se sabe que todos los musulmanes deben aferrarse al Libro de Allah y a la Sunna de Su Mensajero en todos sus asuntos, y remitir todas sus disputas a estas dos fuentes, porque esto es bueno para ellos y mejor resultado en la vida mundana y en el Más Allá. En cuanto a la obediencia a los que tienen la autoridad, es obligatoria en el bien como fue comprobado auténticamente en la Sunna del Mensajero de Allah. Esto es uno de los asuntos donde ha sido vinculada la declaración absoluta del Libro con lo que es comprobado auténticamente en la Sunna del Mensajero; porque él es quien transmite Su mensaje y el que guía a la gente a su Shari'ah por Su orden -Exaltado sea-, como Allah -Exaltado y Enaltecido sea- dice en la sura de Al-Nahl (las Abejas): E hicimos que te descendiera a ti el Recuerdo para que pusieras en claro a los hombres lo que se les había hecho descender y para que pudieran reflexionar Allah -Exaltado sea- dice en la misma sura: Y no hicimos que descendiera a ti el Libro sino para que les hicieras claro aquello en lo que discrepaban y como guía y misericordia para gente que cree Allah -Exaltado sea- dice
( Número del tomo 1; Página 239)
también en la sura de Al-Nisa' (las Mujeres): Quien obedece al Mensajero está obedeciendo a Allah. Y quien le da la espalda... No te hemos enviado a ellos para que seas su guardián
Allah -Exaltado sea- demuestra en la sura de Al-A'raf que Sus ayudantes y seguidores son los afortunados. Él -Exaltado y Enaltecido sea- indica que la guía está relacionada con seguir al Profeta, Allah -Exaltado sea- dice: Y aquéllos que creen en él, le honran, le ayudan y siguen la luz que fue descendida con él; ésos son los afortunados(157) Di: ¡Hombres! Es cierto que yo soy para vosotros el Mensajero de Allah, a Quien pertenece la soberanía de los cielos y la tierra.No hay dios sino Él, da la vida y da la muerte; así que creed en Él y en Su Mensajero, el Profeta iletrado que cree en Allah y en Sus palabras y seguidle para que tal vez os guiéis
Y dice en la sura de Al-Anfal: ¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah y a Su mensajero y, puesto que podéis oír, no os desentendáis de él Hasta la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: ¡Vosotros que creéis! Responded a Allah y al Mensajero cuando os llamen a lo que os da vida Hasta el final de la aleya. Hemos mencionado antes que esta noble aleya indica que la vida consiste en responder a Allah y a Su Mensajero, y que quien no responde a Allah y a Su Mensajero es parte de los muertos, aunque es vivo entre la gente llevando una vida semejante a la de los animales. Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice en la sura de Al-Nur (la Luz): Di: Obedeced a Allah y obedeced al Mensajero. Pero si os apartáis, a él sólo se le pedirán cuentas de aquello que se le ha encomendado, así como se os pedirán a vosotros de lo que se os ha encomendado. Y si le obedecéis seréis guiados. Al Mensajero no le corresponde sino transmitir con claridad
Allah -Exaltado sea- demuestra en esta noble aleya que la guía consiste en obedecerle seguir lo que aportó. No cabe duda de que la obediencia al Profeta es la obediencia a Allah y seguir a Su Sagrado Libro, como dice -Exaltado sea-: Quien obedece al Mensajero está obedeciendo a Allah Hasta el final de la aleya. Allah dice en las últimas aleyas de la sura de Al-Nur: Que se guarden los que se oponen a Su mandato de que no les venga una prueba o un castigo doloroso Ésta es una amenaza severa contra el que se opone a su orden -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y sigue su pasión.
( Número del tomo 1; Página 240)
Allah dice también en la sura de Al-Fath (la Conquista): No hay nada que reprochar al ciego, ni al cojo ni al enfermo. Quien obedezca a Allah y a Su mensajero lo haremos entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos, pero al que se aparte, lo castigaremos con un doloroso castigo Y dice en la sura de Al-Hashr (el Destierro): Y lo que os da el Mensajero tomadlo, pero lo que os prohíba dejadlo. Y temed a Allah, es cierto que Allah es Fuerte castigando
Hay muchas aleyas que indican la orden de obedecer a Allah y a Su Mensajero, y seguir el Libro de Allah -Exaltado y Enaltecido sea- buscando la guía a través del mismo. Hemos mencionado de estas aleyas, Alabado sea Allah, lo suficiente y convincente para aquel que Allah le concede el éxito a aceptar la verdad.
En cuanto a los hadices que abordaron este tema son muchos también, y mencionamos algunos de ellos, tales como lo que fue auténticamente narrado en los dos Sahih (Al-Bujari y Muslim) bajo la autoridad de Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- que el Profeta dijo: Quien me obedece a mí, obedece a Allah y quien me desobedece a mí, desobedece a Allah. Y quien obedece al emir, me obedece a mí y quien desobedece al emir, me desobedece a mí.
La obediencia al emir consiste en obedéce le en el bien, como fue comprobado en los hadices auténticos del Mensajero de Allah. Es bien sabido que la declaración absoluta de Sunna se explica por ella misma, así como la declaración absoluta en el Glorioso Corán mismo se explica por el definido y por la Sunna también; como se lo alerta anteriormente al mencionar la aleya en que Allah -Exaltado y Enaltecido sea- dice: ¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad Hasta el final de la aleya. En el Sahih de Al-Bujari bajo la autoridad de Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- que el Profeta dijo: Toda mi comunidad entrará en el Paraíso, excepto quien se abstenga. Preguntaron: ‘¿Y quién se abstendrá, ¡Mensajero de Allah!?’ Dijo: ‘Quien me obedece, entra en el Paraíso; y quien me desobedece, se abstiene’.
Fue recopilado por el Imam Ahmad, Abu Dawud y Al-Hakim mediante un Isnad (cadena de narradores) auténtico bajo la autoridad de Al-Miqdam ibn Ma‘di karib que el Profeta dijo: Verdaderamente, me ha sido dado el Corán y algo semejante junto con él (la Sunna). Pero pronto llegará el tiempo en que un hombre se reclinará sobre su almohada con el estómago lleno, y dirá: “Debéis apegaros a este Corán; lo que encontráis en él como lícito, permitidlo; y lo que encontráis en él como ilícito, prohibidlo”.
Fue recopilado por Abu Dawud e Ibn Maga con un Isnad auténtico bajo la autoridad de Ibn Abu Rafi‘,
( Número del tomo 1; Página 241)
de su padre que el Profeta dijo: Ojalá no encuentre entre vosotros a, estando tumbado en su sofá, recibirá algo de lo que ordené o lo que prohibí, y dirá: "No sabemos nada sobre esto; seguimos sólo lo que hay en el Libro de Allah" En un hadiz narrado por Al-Hasan ibn Gabir dijo: Escuché a Al-Miqdam ibn Ma‘di karib -que Allah esté complacido con él- decir: El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- prohibió unas cosas el día de la Batalla de Jaybar, luego dijo: "Pueda que uno de vosotros, estando tumbado en su sofá, considere mentira mi hadiz cuando se le narra, y dirá: Entre vosotros y nosotros está el libro de Allah, lo que encontramos allí como lícito, lo permitimos y lo que encontramos allí como ilícito, lo prohibimos. Ciertamente lo prohibido por el Mensajero de Allah es tan ilícito como lo prohibido por Allah. Recopilado por Al-Hakim, Al-Tirmidhi e Ibn Maga mediante un Isnad auténtico. Muchos hadices han sido auténticamente reportados del Profeta de que solía recomendar a los Compañeros en su sermón que el presente de entre ellos informe al ausente, diciéndoles: Tal vez aquel a quien se transmite una información, la puede entender mejor que el que la escuchó por primera vez. También fue narrado en los dos Sahih (de Al Bujari y Muslim): que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- cuando pronunció su sermón de la Peregrinación de Despedida, el día de ‘Arafah y el Día del sacrificio, les dijo: "Que el presente informe al ausente sobre eso, ya que, tal vez aquel a quien se transmite una información, la puede entender mejor que el que la escuchó por primera vez" Si su Sunna no es una prueba contra aquellos que la escuchan y aquellos a los que se transmite, y si no sigue siendo válida hasta el Día del Juicio, no les habría ordenado transmitirla. Así, se sabe que la prueba por la Sunna es establecida contra el que la oye de la boca del Profeta y aquel al que se transmite mediante las cadenas de narradores auténticas.
Pido a Allah, por Sus Nombres más bellos y Sus Sublimes Atributos, que nos conceda el éxito tanto a nosotros como a todos los musulmanes a aferrarse a Su libro y a la Sunna de Su Mensajero, actuar de acuerdo con ellos, recurrir a sus juicios y remitir todo asunto sobre el cual hayan disputado los musulmanes a estas dos fuentes. Le pido también que conceda el éxito a los gobernadores y los comandantes de los musulmanes a seguir Su libro y la Sunna de Su Profeta y juzgar de acuerdo con ellos en todos los asuntos, y que unifique la palabra de los musulmanes sobre la verdad y apoyarlos contra sus enemigos. Le pido también -Exaltado sea- que apoye Su religión, eleve Su palabra, humille a Sus enemigos y conceda el éxito a los combatientes por Su causa para hacer lo que le complace, unifique su palabra en la verdad, reconcilie sus corazones y les apoye contra sus enemigos, enemigos del Islam. Él es capaz de ello.
( Número del tomo 1; Página 242)
¡Que la paz y las bendiciones de Allah sean con nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros y los que le siguen piadosamente!

‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz

Presidente de la Asamblea Constitutiva de la Liga del Mundo Islámico en la Meca, Presidente del Consejo Supremo Internacional de las Mezquitas y Presidente General de las administraciones de Investigaciones Científicas y Emisión de Fatwas, Predicación y Orientación en el Reino de Arabia Saudita.



  Anterior     Siguiente