Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > Factores para reformar o regenerar la sociedad

( Número del tomo 1; Página 243)

Factores de reformar o regenerar la sociedad

Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos y el buen fin es para los que temen a Allah. La paz y las bendiciones más perfectas y completas sean con Su siervo y mensajero, nuestro profeta y nuestro Imam Muhammad ibn ‘Abdullah, con su Familia, sus Compañeros y las que siguieron su camino y se guiaron por su guía hasta el Día del Juicio Final. Pues,
agradezco a Allah -Exaltado y Enaltecido sea- por el beneficio de este encuentro con mis hermanos y mis hijos en esta universidad, y le pido -Exaltado y Enaltecido sea- que lo haga un encuentro bendito, que reforme todos nuestros corazones y actos, que nos convierta en personas guiadas y piadosas que guían y reforman y que nos proteja a todos del mal de nuestras almas y de nuestras malas acciones. Luego, agradezco a las autoridades de esta universidad por su invitación para este encuentro y pido a Allah que les conceda el éxito para hacer lo que le complazca y la reforma para los estudiantes de esta universidad, los empleados y los responsables de la misma y para los musulmanes en general. Le pido también que les conceda más guía y éxito y que nos proteja a todos nosotros y todos los musulmanes contra todo lo que suscita Su ira y contradiga Su shari'ah (Ley Islámica). Ciertamente Él es el Todo-Generoso.
Queridos hermanos e hijos honorables, espero que mi intervención sea breve y luego responderé a las preguntas planteadas por nuestros hermanos en la medida de lo posible. Su título es: "Factores de reforma de la sociedad". La sociedad tiene una gran necesidad para ser reformada, la sociedad musulmana y la sociedad no musulmana. Sin embargo, la sociedad musulmana en particular está en una necesidad más grande para que siga el camino recto, adopte los factores, las causas y los medios que a través de los cuales se logra su reforma y siga el mismo camino seguido por el mejor de esta Ummah (Nación Islámica), el amigo del Misericodioso, el más puro de Sus siervos, nuestro profeta Muhammad ibn ‘Abdullah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
( Número del tomo 1; Página 244)
Es bien sabido que los factores por los cuales la sociedad musulmana y no musulmana alcanzará su reforma son los factores adoptados por el Imam de los Mensajeros y el último de los Profetas -la paz y las mejores bendiciones de su Señor sean él-, y fueron adoptados por sus honorables Compañeros liderados por los Califas Ejemplares: Abu Bakr Al-Siddiq, ‘Umar Al-Faruq, ‘Uthman Dhul-Nurayn y ‘Ali Al-Murtada, Abu Al-Hasan, y los que estaban con ellos de entre los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con todos ellos- y que nos haga de entre los que les siguen piadosamente.
Es bien sabido que estos factores fueron adoptados por nuestro Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en la Meca primero, luego en Medina. Cabe señalar que los asuntos de los últimos de esta Ummah podrán ser reformados sólo con lo que fueron reformados los de los primeros, según dijo la gente de conocimiento y fe, de entre ellos el famoso Imam, Malik ibn Anas, el Imam de la morada de la emigración durante su tiempo, el conocido alfaquí y uno de los cuatro Imames. Dijo la siguiente declaración, que fue recibida por los ulemas durante su época y después de él, y que todos la aprobaron: (los asuntos de los últimos de esta Ummah podrán ser reformados sólo con lo que fueron reformados los de los primeros).
El significado es que lo que reformó los asuntos de las primeras generaciones es el seguimiento de los mandamientos del Libro de Allah y la Sunna de Su Noble Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- es lo que reformará los asuntos de las últimas generaciones hasta el Día de la Resurrección.
Quien busca la reforma de la sociedad musulmana o de otras sociedades en esta vida mundana a través de otros caminos, medios y factores diferentes de aquellos con los cuales se reformaron las primeras generaciones, habrá cometido un error y habrá dicho algo fuera de la verdad. No hay otro camino fuera de esto. El único camino para reformar a la gente y mantenerles firmemente en el camino recto es el camino adoptado por nuestro Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y seguido por sus nobles Compañeros, luego por los que les siguieron piadosamente hasta nuestros días. Es el camino de cuidar bien del Glorioso Corán y de la Sunna del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, invitar a la gente a ellos, comprenderlos bien, propagarlos entre la gente con conociemiento y clarividencia y explicar lo que demuestran estas dos fuentes de los veredictos en la creencia fundamental auténtica.
( Número del tomo 1; Página 245)
También incluye las opiniones que la sociedad musulmana debe adoptar y las prohibiciones con las cuales la sociedad musulmana debe tener cuidado. Además, indican los castigos corporales prescritos para el crimen establecidos por Allah y Su Mensajero para que nadie los sobrepase, como dice Allah -Exaltado y Enaltecido sea-: Estos son los límites de Allah, manteneos alejados de ellos Son las prohibiciones que prohibió acercarse a ellas, ya que al hacerlo es cometer pecados. Asimismo, prohibió la transgresión de los límites que estableció a Sus siervos y que son los actos de adoración y los veredictos que les ha impuesto y les ha obligado realizar.
La primera obra que el Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- realizó y la primera base que estableció era la invitación de la gente al Tawhid (monoteísmo islámico) y consagración de la adoración a Allah con sinceridad.
Ésta fue la primera acción y el primer fundamento con el cual habló, a lo cual invitó a la gente y lo cual siguió. Es la invitación de la gente al Tawhid y su orientación hacia los detalles de esta creencia.
La palabra que indica este significado es decir: "la ilaha illa Allah" (No hay más dios que Allah). Ésta es la base sólida y con ella el testimonio de que Muhammad es el Mensajero de Allah.
Éstas dos bases y fundamentos importantes son el fundamento del Islam y la base de la reforma de esta Ummah. Quien los adopta se mantiene firme en ellos a través de las obras, conocimiento, invitación de otras personas a ellos y paciencia, sus asuntos serán rectos y Allah reformará la Ummah por medio de él en la medida de su esfuerzo, su capacidad y sus medios. Y quien los descuida a ambos o a uno de ellos, será perdido y destruido.
Cuando Allah envió a Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y le reveló el Corán, la primera sura que le fue revelada es "Al-‘Alaq" (El Cigoto), luego "Al-mudathir" (el Envuelto en el Manto). Así, comenzó a avisar a la gente, invitarlos al Tawhid y advertirlos contra el castigo de Allah -Exaltado y Enaltecido sea- diciendo: ¡Oh hombres!, decid: "No hay más Dios que Allah, tendréis éxito" Sin embargo, los politeístas actuaron con arrogancia y desaprobaron esto, porque no es el asunto a lo que estaban acostumbrados y no correspondía a lo que les habían legado sus predecesores. Por esto lo desaprobaron y dijeron en aquel momento: ¿Acaso pretende que los dioses sean un único dios? Realmente es algo asombroso Y dijeron; ¿Acaso vamos a dejar a nuestros dioses por un poeta poseso? Pero antes de ello, Allah -Exaltado sea- dice: Cuando se les decía: No hay dios sino Allah, mostraban su soberbia(35) y decían: ¿Acaso vamos a dejar a nuestros dioses por un poeta poseso? Allah les respondió con la aleya en que dice: Pero no, él ha venido con la verdad confirmando a los enviados
( Número del tomo 1; Página 246)
Debido al relajamiento de muchos ulemas, estudiantes del conocimiento religioso y los eminentes musulmanes que comprendieron bien el concepto del Tawhid, con respecto a este fundamento principal, el politeísmo se difundió en muchos países y las tumbas y sus ocupantes fueron adorados fuera de Allah y muchos actos de adoración reservados para Allah fueron dedicados a ellos, de modo que uno invoca al habitante de la tumba, otro le pide el socorro, otro hace votos para él, otro le pide el apoyo, como lo hizo Quraysh y otros, en la época pre-islámica con Al -'Uzza, y como lo hicieron otros con Al-Lat, Manat y otros ídolos, y como lo hacen los politeístas en todo tiempo con sus ídolos y sus fetiches glorificándolos, invocándolos, pidiéndoles el socorro, buscando su bendición y pidiéndoles el apoyo.
Esto forma parte de las malas sugerencias de Satanás y sus trampas. ya que está muy interesado por alejar a la gente de su creencia y su religión y llevarlos muy lejos de ellas por cualquier medio.
Por lo tanto, es obligatorio que los buscadores del conocimiento -que son la esperanza de la comunidad después de Allah -Exaltado y Enaltecido sea- en el futuro liderazgo, y que son los hombres de mañana, cualquiera que sea la universidad donde obtendrán sus licenciaturas, dirijan el buque (la Ummah) con sabiduría, sinceridad y veracidad. Tienen que prestar más atención a la base y conocer el único gran factor en el que se estableció la religión entera, y del que depende todo, es prestar atención al Tawhid, mostrar la sinceridad a Allah y prestar la atención a la fe en Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, que es el Mensajero de Allah verdaderamente y que está obligatorio seguirle y seguir su camino. Por otra parte, sus Compañeros son los mejores de la Ummah. Por lo cual, está obligatorio tener buenos pensamientos hacia ellos, creer en su justicia, que son los mejores de la Ummah después del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y que son los portadores de la Sunna y del Corán. Para esto, está obligatorio seguir su camino, pedir la complacencia para ellos y creer que son los mejores de la gente después de los Profetas, como fue auténticamente narrado en los dos Sahih (Al-Bujari y Muslim) bajo la autoridad de Ibn Mas‘ud -que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Los mejores hombres son los de mi generación, luego los de la siguiente, luego los de la siguiente Hay otros hadices que reflejan esta idea.
Los Compañeros del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- son los mejores de la gente después de los Profetas y los más meritorios de la gente. Sin embargo, se clasifican en grados en función de sus méritos y virtudes. Los mejores son los Califas Ejemplares, luego el resto de los diez a los que se prometió entrar al Paraíso, luego el resto de ellos según su grado, sus obras y su mérito.
( Número del tomo 1; Página 247)
Así que, tenemos que prestar más atención a este fundamento, invitar a la gente al Tawhid y a la sinceridad en la adoración de Allah y no exagerar en el elogio de los ocupantes de las tumbas, los Profetas y los walíes (personas piadosas), adorándolos con Allah, y consagrándoles actos de adoración como las invocaciones, temor, esperanza u otros.
Por otra parte, los estudiantes de ciencias religiosas y el líder deben reverenciar las órdenes de Allah y sus prohibiciones, y hacer que el miedo de Allah permanezca en su corazón por encima de toda cosa. Están obligados también a reverenciar las órdenes y las prohibiciones de Allah y no prestar atención a los que difunden rumores contra la verdad y sus seguidores, confiando en Allah y creyendo en lo que les prometió Su mensajero Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y todos los demás Mensajeros, según consta en la aleya en que Allah -Exaltado y Enaltecido sea- dice: Dijeron los que no creían a sus mensajeros: Os echaremos de nuestra tierra a menos que volváis a nuestra forma de adoración. Pero su Señor les inspiró: Vamos a destruir a los injustos(13) y os haremos habitar la tierra después de ellos. Eso es para quien tema que tendrá que comparecer ante Mí y tema Mi promesa Hasta el final de la aleya. El estudiante de ciencias religiosas, el ulema, el predicador y el líder clarividente no deben prestar atención a los rumores de los adoradores de tumbas, ni de los supersticiosos ni de los enemigos del Islam cualesquiera que sea su especie, sino que deben mantenerse fuertes en el campo de batalla, tener paciencia, relacionar sus corazones con Allah, temiendo de Él -Exaltado sea- y esperando la ayuda de Él -Exaltado y Enaltecido sea-. Ciertamente Él es Quien ayuda, y Él es el Protector -Exaltado y Glorificado sea-. Por otra parte, Allah se comprometió a ayudar a los que le ayudan diciendo: ¡Vosotros que creéis! Si ayudáis a Allah, Él os ayudará a vosotros y dará firmeza a vuestros pies Y dice -Exaltado sea-: Era un deber para Nosotros auxiliar a los creyentes Pero a condición de aferrarse a la religión de Allah, creer en Él, creer en Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y mantenerse firme en la religión de Allah.
Ésta es la causa y la condición para que Allah nos ayude, como dice Allah -Exaltado y Enaltecido sea-: Es cierto que Allah ayudará a quien Le ayude. Verdaderamente Allah es Fuerte y Poderoso(40) Esos que si les damos poder en la tierra establecen el salat, entregan el zakat y ordenan lo reconocido y prohíben lo reprobable
( Número del tomo 1; Página 248)
En otra aleya Allah -Exaltado sea- dice: Allah les ha prometido a los que de vosotros crean y practiquen las acciones rectas que les hará sucesores en la tierra como ya hiciera con sus antepasados y que les reafirmará la práctica de Adoración que tienen, que es la que Él ha querido para ellos, y que cambiará su miedo por seguridad. Me adorarán sin asociarme nada
Ésta es Su promesa -Exaltado y Enaltecido sea- para el que se mantiene firme en la fe, la guía y las acciones rectas. De hecho, Allah le hará sucesor en tierra, le reafirmará su religión, le dará seguridad y le protegerá contra el mal de los enemigos y sus trampas, ardides y le ayudará contra ellos.
Entre lo que confirma el testimonio de que Muhammad es el Mensajero de Allah es reverenciar su Sunna, invitar a la gente a ella, aplicar sus objetivos, advertir contra lo que se contradice con ella y explicar el Sagrado Corán a través de ella, en lo que respecta a las aleyas de sentido ambiguo, ya que el Corán se interpreta y se explica por la Sunna. La Sunna explica el Corán, lo aclara y expresa su significado, como dice Allah -Exaltado y Enaltecido sea-: E hicimos que te descendiera a ti el Recuerdo para que pusieras en claro a los hombres lo que se les había hecho descender y para que pudieran reflexionar
Este gran fundamento debe ser el punto de partida para los predicadores sinceros y los reformadores de la tierra que quieren tomar la responsabilidad de reformar la sociedad y conducerla hacia la orilla de la seguridad y el buque de la salvación, para que esta reforma se base en el factor más grande que es la sinceridad hacia Allah en la adoración, la creencia en Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y la veneración de Sus órdenes y Sus prohibiciones por seguir Su shari'ah y advertir contra lo que se contradice con ella.
Luego, se toma en consideración otros factores que dependen de este fundamento. Así, se debe invitar a cumplir las obligaciones de Allah como la oración, el azaque, el ayuno, al-hajj (peregrinación mayor), etc. También, se debe prohibir las prohibiciones de Allah como el politeísmo y todos los pecados y maldades de menor grado. Por otra parte, se debe esforzar para lograr la reconciliación entre la gente a través de la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, la invitación a Allah, la reconciliación de las dos partes en conflicto y otras buenas obras.
( Número del tomo 1; Página 249)
Por lo tanto, se debe esforzarse plenamente para establecer la ley de Allah en Su tierra, abandonar las prohibiciones de Allah y no sobrepasar los límites de Allah y advertir contra las innovaciones prohibidas en la religión. Así debe ser el reformador exitoso que toma los factores uno por uno, teniendo en cuenta la base sólida que es la realización del testimonio de que no hay más dios fuera de Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah, con conocimiento y acción. Él se lo enseña a la gente y lo aplica en sí mismo. Atestigua la unicidad de Allah, le dedica la adoración y se somete a Su shari'ah, siguiendo al Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Aprende la Sunna y la reverencia como la reverenciaron los Compañeros y sigue su camino y lo que implica con Libro de Allah, como lo hicieron los Compañeros, ya que el conocimiento de los Compañeros se basó en el Libro de Allah y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y no tenían otros libros. En efecto, los libros vinieron después de ellos.
En cuanto a los Compañeros y los seguidores, su biografía y sus acciones fueron arraigadas del Sagrado Libro. Lo meditaban y lo recitaban con buenos propósitos e intenciones, con la intención de obtener el conocimiento, beneficiarse de ello y aplicarlo. También de la Sunna que la estudiaban, la memorizaban y tomaban el conocimiento y las acciones de ella.
Así eran los Compañeros del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y así eran los que les siguieron piadosamente, antes de la aparición de los libros del hadiz u otros.
Entonces, compárase usted a sí mismo con ellos y deduce del Libro de su Señor, de la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y de las opiniones de los ulemas lo que le ayuda a comprender el Libro de Allah y la Sunna. Usted debe ser deseoso en el aprendizaje de las ciencias religiosas y en la comprensión de la religión del Islam para que pueda orientar la sociedad hacia el camino recto y conducirlo hacia la orilla de la seguridad, y para saber cómo actuar. Usted debe empezar por sí mismo y esforzarse para reformar su propio modo de vida y precipitarse en el cumplimiento del bien. Para lograr esto, usted debe estar de entre las primeras personas que realizan la oración, entre las primeras personas en el cumplimiento de todo el bien y ser el más alejado de todo el mal. Usted debe poner en práctica el Libro de Allah y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en sus actos y sus palabras con sus colegas, sus hermanos y los que le prestan ayuda.
( Número del tomo 1; Página 250)
Así debe ser el creyente, y así los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos-, sus seguidores que les siguieron, los que siguieron a éstos, los reformadores y los Imanes de la orientación solían estudiar el Libro de Allah, actuar de acuerdo con ello, enseñar su recitación a la gente, orientarles hacia sus significados, enseñarles la Sunna e incitarlos a aferrase a ella y comprenderla bien y recomendarles reverenciar las órdenes y las prohibiciones y no sobrepasar los límites establecidos por Allah y Su Mensajero durante toda su vida en esta vida mundana.
Todo factor de reforma requiere sinceridad y veracidad. La invitación al Tawhid necesita sinceridad y veracidad y aclaración del significado de "No has más dios que Allah", y que significa que no hay nada ni nadie merece ser adorado fuera de Allah. Y que es obligatorio tener cuidado con todo el politeísmo, menor y mayor, y advertir a la gente contra ello, como lo hizo el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y sus Compañeros -que Allah esté complacido con ellos-.
Con la reflexión sobre el Sagrado Corán, este significado será más claro. Asimismo, se debe reverenciar la Sunna e invitar a la gente a ella después de haber creído que Muhammad es el Mensajero de Allah, que es obligatorio seguirle y que Allah le envió a toda la humanidad, árabes y no árabes, genios y humanos, varones y hembras, entonces todos los habitantes de la tierra deben seguirle, como dice Allah -Exaltado sea-: Di: ¡Hombres! Es cierto que yo soy para vosotros el Mensajero de Allah, a Quien pertenece la soberanía de los cielos y la tierra.No hay dios sino Él, da la vida y da la muerte; así que creed en Él y en Su Mensajero, el Profeta iletrado que cree en Allah y en Sus palabras y seguidle para que tal vez os guiéis Antes de esta aleya, Allah -Exaltado sea- dice: Y aquéllos que creen en él, le honran, le ayudan y siguen la luz que fue descendida con él; ésos son los afortunados
Por lo tanto, quien sigue el Profeta y reverencia sus órdenes y sus prohibiciones es una persona afortunada. Y quien se aparta de eso y sigue su pasión y Satanás es perdedor destruido. No hay poder ni fuerza excepto en Allah.
( Número del tomo 1; Página 251)
Cabe señalar que los factores varían según aquel a lo que usted invita y lo que usted prohíbe. Por lo tanto, usted debe esforzarse en elegir el factor que le convenga más, el factor de la shari'ah que usted sabe su origen, y sabe que es sacado del Libro de Allah y de la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Usted debe tener en cuenta que invita a la gente a la religión de Allah, a cumplir con los preceptos de Allah y a abandonar las prohibiciones de Allah, a través de la manera seguida por el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
Los factores y las sociedades se difieren. La sociedad que lucha contra la religión y en la que no hay líder que le ayuda en la reforma y la orientación, usted debe actuar en ella como actuó el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en la Meca. Invite a Allah con hermosura, con el buen método y con suaves palabras para que todo lo que dice penetre a los corazones e influya en ellos. Así, los corazones se sentirán atraídos hacia la obediencia a Allah y Su unicidad. Además, usted debe cooperar con sus hermanos y los que siguen su método en la invitación y la orientación de la gente a través de las formas suaves en las sociedades donde es posible estar presente, hasta que se fortalezca esta creencia en los corazones y que se propague entre la gente con pruebas claras.
Mientras que en una sociedad musulmana, en presencia de un líder musulmán que le ayuda, usted debe hacer más esfuerzos en ordenar hacer el bien y prohibir el mal. También debe contactar con los responsables en caso de presencia de los opositores y aquellos cuya oposición se teme que sea peligrosa para la sociedad. Además, usted debe seguir el camino recto con bondad, sabiduría y paciencia, como dice Allah -Exaltado y Enaltecido sea-: ¡Por el Tiempo!(1) Que es cierto que el hombre está en pérdida(2) Pero no así los que creen, llevan a cabo las acciones de bien, se encomiendan la verdad y se encomiendan la paciencia
Por lo tanto, se debe tener paciencia, encomendarse la verdad e invitar a la gente a ella para que tenga éxito en su misión. También, las autoridades y las personas de alto rango de la sociedad cuya maldad se teme que afecte la da'wah (invitación al Islam), se debe aconsejarlos con el buen método y se les orienta e les invita por escrito y oralmente, por los eminentes ulemas de la Ummah, sus hombres, sus líderes y sus emires; como dice Allah -Exaltado sea-: Por una misericordia de Allah, fuiste suave con ellos; si hubieras sido áspero, de corazón duro, se habrían alejado de tu alrededor Hasta el final de la aleya. Y como dice Allah -Exaltado sea- a Moisés y Aarón -la paz sea con ambos- cuando les envió a Faraón: Y habladle de manera suave, tal vez recapacite y se guarde
( Número del tomo 1; Página 252)
Por lo tanto, los reformadores y los predicadores deben seguir este camino, resolver los problemas de la comunidad con la sabiduría y el buen consejo y dirigirse a cada persona según el discurso adecuado, para que tengan éxito en sus misiones y logren sus objetivos.
Por otra parte, el que invita a Allah -Exaltado sea- y el que desea lograr la reforma deben tener en cuenta otros dos factores, aparte de los dos factores antes mencionados, y que son: El factor de aconsejarse y encomendarse la verdad mutuamente con sus hermanos, sus colegas, los de alto rango y los líderes de la sociedad. Y el factor de la paciencia con el daño que le puede afectar por parte de los notables u otros. Esto en aplicación de lo que indica la sura anterior en la que Allah -Exaltado sea- dice: ¡Por el Tiempo!(1) Que es cierto que el hombre está en pérdida(2) Pero no así los que creen, llevan a cabo las acciones de bien, se encomiendan la verdad y se encomiendan la paciencia
También con el fin de seguir el ejemplo de los nobles Mensajeros -la paz sea con ellos-, como dice Allah -Exaltado sea- a Su profeta Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en los finales de la sura de Al-Ahqaf (las Dunas), que fue revelada en la Meca: Así pues, ten paciencia, como la tuvieron los mensajeros dotados de resolución. No pidas que se les apresure Hasta el final de la aleya. Allah -Exaltado sea- dice también en la sura de Al-‘Imran (la Familia de Imrán), que fue revelada en Medina: Os pondremos a prueba en lo que afecta a vuestras riquezas y personas. Y por cierto que oiréis mucho mal por parte de los que recibieron el Libro antes que vosotros y por parte de los asociadores; pero si sois pacientes y teméis (a Allah), eso es parte de las cosas para las que se requiere determinación Y dice -Exaltado sea- en la misma sura cuando prohibió tomar a los politeístas como séquito: pero si tenéis paciencia y sois temerosos, su intriga no os dañará en absoluto; es cierto que Allah rodea lo que hacen Y dice -Exaltado sea- en los finales de la sura de Al-Nahl (las Abejas), que también fue revelada en la Meca: Y sé paciente pues tu paciencia no es sino por Allah. Y no te entristezcas por ellos ni estés en estrechez por lo que traman(127) Es cierto que Allah está con los que Le temen y con los que hacen el bien
( Número del tomo 1; Página 253)
Existen muchas aleyas que reflejan esta idea.
Todo aquel que sigue el camino de los Mensajeros, de entre los predicadores y los reformadores, tendrá éxito en su invitación, logrará un fin laudable y se le ayudará sobre los enemigos. Por otra parte, quien examina esto y estudia los relatos de los reformadores y su biografía, sabrá esta verdad y se asegurará de ella.
Pido a Allah, por Sus Nombres más bellos y Sus Sublimes Atributos que mejore la condición de los musulmanes, que les conceda la comprensión del Islam, que conceda el éxito a sus líderes para hacer todo el bien, que les mejore a su séquito, y que proteja a todos los musulmanes en todas partes del engaño de las pruebas y de la obediencia a la pasión y a Satanás. Él es capaz de ello. ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!



  Anterior     Siguiente