Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > Criticar el nacionalismo árabe a la luz del Islam y la realidad

( Número del tomo 1; Página 280)

Criticar el nacionalismo árabe

A la luz del Islam y la realidad

Alabado sea Allah, la paz y las bendiciones sean sobre el Mensajero de Allah:
Cualquier musulmán que tiene el menor conocimiento acerca de la historia islámica no duda en el mérito de los árabes musulmanes y lo que habían hecho para llevar el mensaje del Islam en los mejores siglos, comunicándolo a todas las naciones, así como esforzándose para difundirlo y defenderlo y soportar todas las dificultades por ello. Tuvieron éxito en hacer eso hasta que Allah hiciera la religión predominante a sus manos y su bandera se levantara en la mayor parte del mundo, todo el mundo vio, gracias a los predicadores musulmanes en los albores del Islam, el sistema más perfecto y el gobernante más justo. Ellos vieron en la religión del Islam lo que esperaban y necesitaban del bien de esta vida y de la Otra, y encontraron en el Islam la organización de una vida feliz que les garantiza la dignidad, el honor y la libertad de la adoración de las criaturas, y la injusticia de los gobernantes autoritarios y los gobernadores inicuos. Por otra parte, encontraron en la religión del Islam la organización de su relación con Allah -Exaltado sea- por medio de un gran acto de adoración que les une con Allah, purifica sus corazones del politeísmo, el rencor y la arrogancia, implanta en ellos el mayor amor de Allah, la humildad perfecta ante Él y el gozo de suplicarle, les hace conocer a su Señor y a sí mismos y recordar a Allah y la importancia de Sus derechos a la hora de descuidarlos o estar a punto de ser negligentes. También encontraron en la religión del Islam la organización de su relación con el Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y los derechos que deben cumplir hacia él y el seguimiento de su camino. Además, encontraron en el Islam la organización de las relaciones entre el gobernante y los gobernados, entre el hombre y su esposa, entre el hombre y sus parientes, entre el hombre y sus hermanos musulmanes y entre los musulmanes y los incrédulos, con palabras claras y estilos inequívocos. También, hallaron del Mensajero, los Compañeros y los seguidores todo esto a través de sus buenos modales y sus actos justos. Por lo tanto, la gente amaba el Islam, lo glorificaba, lo abrazaba en multitudes y encontraba en ello todo tipo de bondad, sosiego, piedad y reforma.
( Número del tomo 1; Página 281)
Sin duda, hay muchos detalles acerca de las ventajas del Islam y lo que tiene de grandes veredictos y buena moral, que reforman los corazones, llevan el amor entre ellos y se unen con un fuerte lazo de amor por la causa de Allah -Exaltado sea-, luchando fuertemente para mantener Su religión, aferrándose a sus enseñanzas y aconsejándose mutuamente con la verdad y ser pacientes al respecto. El propósito principal de este discurso es atraer la atención del público a lo que habían logrado los musulmanes árabes en los albores del Islam, a través del esfuerzo y la paciencia; lo que Allah les había honrado con la inclusión de llevar la bandera del Islam a la mayor parte del mundo y lo que pasó con todo el mundo de su deseo de volver al Islam y apresurarse a abrazarlo, debido a lo que tenía de juicios justos y enseñanzas tolerantes y la manifestación de la realidad acerca de Allah, Sus Nombres y Atributos y los grandes derechos que hay para Sus siervos, y debido a sus convocadores que mostraron una verdadera aplicación de las normas del Islam en sus palabras, acciones y moral hasta que se convirtieran en la mejor nación que haya surgido para el bien de los hombres, aplicando así el significado de la aleya donde Allah -Exaltado sea- dice: Sois la mejor comunidad que ha surgido en bien de los hombres. Ordenáis lo reconocido, impedís lo reprobable y creéis en Allah El significado de la aleya es como dijo Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él-: "Sois los mejores hombres para toda la gente".
Cualquier musulmán que conoce bien las obras que hicieron los musulmanes en los albores del Islam, pues no duda en absoluto sobre estas descripciones y cualidades, ya que estas son de las realidades reconocidas por los musulmanes. Por otra parte, ningún musulmán duda acerca de lo que los musulmanes no árabes tenían de favores y esfuerzos en su ayuda a sus hermanos musulmanes árabes en la difusión de la religión, la dura lucha para elevar su palabra y su comunicación a la población mundial. Que Allah alabe el gran esfuerzo de todos y que nos haga de sus seguidores en la piedad y la justicia. Es cierto que Allah es Omnipotente.
( Número del tomo 1; Página 282)
Lo que es negado hoy en día y es impactante es que muchos de los hijos de los musulmanes árabes no llaman a los demás a abrazar esta gran religión, aunque Allah los honró con llevar su mensaje y los hizo gobernantes de esta vida mundana y soberanos de todo el mundo cuando llevaron su bandera y lucharon por Su causa con sinceridad y verdad, hasta que propagaron la religión en todas las partes, rompieran a Cosroes, destruyeran a César y controlaran los tesoros de sus dos reinos, gastando todo por la causa de Allah -Exaltado sea-. Se nota que lograron todo esto cuando tenían veracidad, sinceridad, lealtad, honestidad, amor mutuo por la causa de Allah -Exaltado sea- y la hermandad por Su causa. No hubo ninguna diferencia entre un árabe y no árabe, entre el rojo y el negro, entre el rico y el pobre y entre uno del Oriente y otro del Occidente. Más bien, eran todos hermanos que se amaban por la causa de Allah, cooperaran mutuamente en la justicia y la piedad, luchaban duramente por la causa de Allah y tenían paciencia en la religión del Islam, sin tener en cuenta la censura de un crítico. Solían hacerse amigos entre sí por la causa del Islam, se enemistaban, amaban y odiaban por su causa. Por lo tanto, Allah les protegió contra las conspiraciones de sus enemigos y les decretó la victoria en todas las luchas, como Él -Exaltado sea- les prometió en Su Libro, Allah -Exaltado sea- dice: Era un deber para Nosotros auxiliar a los creyentes Y dice también: ¡Vosotros que creéis! Si ayudáis a Allah, Él os ayudará a vosotros y dará firmeza a vuestros pies
Sin embargo, después de este gran honor y la victoria otorgada por Allah a Sus siervos creyentes de los árabes y otros, vemos que un grupo de nuestra gente está engañado por los principios desviados y llama a otra doctrina que no es el Islam, como si no hubiera conocido los méritos del Islam y lo que había concedido a sus predecesores de dignidad, honor, alta magnificencia y una sociedad fuerte que Allah concediera a los seguidores verdaderos del Islam, hasta el punto de que su enemigo, que estaba a una distancia de un mes de viaje, solía tener miedo de ellos. Se olvidaron de todas estas glorias, de esta gran dignidad y del magnífico reino que los musulmanes obtuvieron a través del Islam, y como resultado, empezaron a llamar a la gente para reunirse alrededor del nacionalismo árabe, definiéndolo como una unión para purificar a los países del enemigo colonizador, lograr los intereses comunes y recuperar la gloria perdida.
( Número del tomo 1; Página 283)
Los partidarios del nacionalismo árabe se dividieron en cuanto a sus elementos. Algunos dijeron que se trata de la patria, el linaje y el idioma árabe, mientras que otros ven que sólo se refiere a la lengua árabe. Un tercer grupo dice que se refiere a la lengua con la participación en los dolores y las esperanzas. Por otro lado, otro grupo ha dado diferentes definiciones. En cuanto a la religión, de acuerdo con los líderes del nacionalismo y los francos de ellos, no es uno de sus elementos, y muchos de ellos indican que la religión no tiene nada que ver con el nacionalismo, y otros dijeron que se trata de la obligación de respetar a todas las religiones, incluyendo el Islam y las otras religiones. El objetivo del nacionalismo, tal como se entiende de sus declaraciones, es unirse en contra de los enemigos, para alcanzar los intereses comunes como se ha dicho antes, y no hay lugar a dudas que este es un objetivo noble y un buen propósito.
Si éste es el propósito del nacionalismo, el Islam representa un estímulo más perfecto y mayor, y la obligación de unirse y cooperar para lograr la victoria del Islam, protegerlo de la intriga de los enemigos y alcanzar los intereses comunes que los del nacionalismo. Por otra parte, es bien sabido que cada persona sensata sabe que la unión y la cooperación que se derivan de los corazones y la creencia en la validez de los efectos y los resultados benditos en esta vida y después de la muerte -como en el Islam- son mayores que la unión y la cooperación en algo innovado por los seres humanos y no apoyado por la Revelación Divina, cuyas consecuencias no se pueden garantizar ni en esta vida ni en la Otra. Por otra parte, la unión y la cooperación que son frutos de la creencia en Allah y la veracidad en la relación con Él y con Sus siervos, garantizan la victoria y el buen fin como se entiende de las aleyas mencionadas anteriormente -que es diferente de la unión y la cooperación basadas en una idea adoptada por la etapa preislámica y no establecida por la religión, y no conduce a ninguna victoria segura.
( Número del tomo 1; Página 284)
Mencionamos todo esto sólo para demostrar las intenciones de los que convocan al nacionalismo y por el deseo de señalar la realidad para el buscador de la verdad. Sin embargo, quien está familiarizado con la situación de los nacionalistas, meditando sus declaraciones, costumbres y acciones, sabe que hay otros fines para muchos de ellos, conocidos por quien tenga la menor idea de la realidad y las situaciones de la sociedad. Estos propósitos consisten en separar la religión del Estado y abandonar las normas islámicas, manteniendo estas normas fuera de la sociedad y sustituyéndolas con diferentes leyes falsificadas, y dando la plena libertad a los instintos sexuales y las doctrinas destructivas. Pedimos a Allah que no les haga lograr sus propósitos. Sin duda, la colonización va a bailar de alegría por una llamada que resulta en estos objetivos, y apoyará su existencia y elevará su nivel, aunque muestra una cara diferente. La colonización hará esto con el fin de mantener a los árabes fuera de su religión, animarlos a mantenerse ocupados por su nacionalismo, llamar a él y abandonar su religión.
Si cualquiera de los convocadores al nacionalismo pretende decir que la religión es uno de sus elementos, cometría un error contra los nacionalistas porque no dicen esto, es que la religión contradice sus principios, sobre los cuales han construido el nacionalismo. Esta afirmación también se opone a sus declaraciones patentes, y contradice su intención de unir a los árabes con sus diferentes religiones bajo la bandera del nacionalismo.
Por lo tanto, existe una contradicción en el discurso de aquel que considera la religión como un componente del nacionalismo, porque acepta la religión a veces y la rechaza en otras ocasiones. Y esto se debe a que él lo dice sin tener creencia en la religión, sino que lo dice como un acto complementario a los seguidores del Islam o por ignorancia de la realidad del nacionalismo y su propósito. De la misma manera, esto se aplica a quien dice que el nacionalismo sirve y apoya al Islam, ya que todas estas afirmaciones están lejos de la verdad y la realidad. De hecho, el nacionalismo se opone al Islam, lo combate en su propio terreno, y embellece algunos de los rasgos del nacionalismo para difundirlos y confundir a la gente, o lo hacen por ignorancia e imitación.
( Número del tomo 1; Página 285)
Si la llamada al nacionalismo tiene como objetivo apoyar al Islam y proteger sus ritos, los nacionalistas habrían dedicado sus esfuerzos para llamar a la gente a él, apoyarlo, poner en práctica su constitución -que fue revelada por encima de los siete cielos- apresurarse a adoptar su moral, actuar de acuerdo con sus reglas y mantenerse alejados de cualquier cosa prohibida; porque es la base principal, el objetivo sublime y el camino que, quien lo siga, alcanzará la costa de la seguridad, entrará al Paraíso y tendrá dignidad. Por otra parte, quien se queda lejos de este camino, se arrepentirá y perderá tanto en esta vida como en la Otra. Por lo tanto, si los llamadores al nacionalismo tienen el propósito de glorificar el Islam, servirlo y elevar su posición, entonces no se limitan a llamar al nacionalismo, pasando por alto al Islam, dedican sus esfuerzos por este objetivo y no se enojan de los llamadores al Islam cuando llaman a la gente a ello y avisan a quien lo contradice o aprieta las filas contra su camino.
Si las personas que llaman al nacionalismo quisieran, a través de su llamada, elevar la palabra del Islam y reunir a los árabes a su alrededor, entonces hubieran aconsejado a los árabes, les hubieran llamado a seguir las enseñanzas del Islam y poner en práctica sus veredictos y les hubiera animado a apoyarlo y llamar a la gente a ello. Esto se debe a que los árabes son los más merecedores de apoyar el Islam y protegerlo de las intrigas de los enemigos, y deben tomarlo como juez acerca de las cuestiones que se disputan entre sí, como hicieron sus predecesores; porque el Islam es su gloria y poder, Allah -Exaltado sea- dice: Y es cierto que hemos hecho que descendiera a vosotros un Libro en el que está vuestro recuerdo. ¿No vais a razonar? Y dice: Aférrate pues a lo que te hemos inspirado, es cierto que tú estás en un camino recto(43) Y que él es un recuerdo para ti y para tu gente. Seréis preguntados Si usted, lector, entiende lo que se ha dicho, entonces debe saber que esta llamada: es decir, la llamada al nacionalismo árabe, ha sido inventada por los cristianos occidentales para luchar contra el Islam y destruirlo en su propio terreno por medio de palabras ornamentadas, ilusiones y estilos engañosos. Muchos árabes adoptaron esta llamada de los enemigos del Islam y muchos de entre los inexpertos e ignorantes que los imitaban fueron engañados por ella. Y los líderes del ateísmo y los enemigos del Islam se alegraron en todas partes. Es un hecho bien conocido acerca de la religión del Islam que la llamada al nacionalismo árabe o cualquier otro tipo de nacionalismo, es una llamada falsa, un gran error, un pecado bien claro, una ignorancia y una intriga fuerte contra el Islam y sus seguidores. Esto es debido a varias razones:
( Número del tomo 1; Página 286)
La primera: La llamada al nacionalismo árabe discrimina entre los musulmanes y separa al musulmán árabe de su hermano no árabe. También separa entre los propios árabes, porque no lo aceptan todos, sino que algunos lo aceptan y otros lo rechazan. Ciertamente, cada idea que divide los musulmanes, haciéndolos tornarse en partidos, es falsa y contradice al Islam y sus objetivos, ya que el Islam llama a la unión, la coherencia, el consejo y la ayuda mutua en la virtud y en el temor de Allah. Como prueba de ello estas aleyas en las que Allah -Exaltado sea- dice: ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah como debe ser temido y no muráis sin estar sometidos(102)Y aferraos todos juntos a la cuerda de Allah y no os separéis; y recordad el favor que Allah ha tenido con vosotros cuando, habiendo sido enemigos, ha unido vuestros corazones y por Su gracia os habéis convertido en hermanos. Estabais al borde de caer en el Fuego y os salvó de ello. Así os aclara Allah Sus signos. Ojalá os guiéis Allah -Exaltado sea- dice: Él es Quien te ayudó con Su auxilio y con los creyentes(62) Y unió sus corazones. Aunque hubieras gastado todo cuanto hay en la tierra, no habrías conseguido unir sus corazones, sin embargo Allah los unió. Verdaderamente Él es Irresistible, Sabio Allah -Exaltado sea- dice: Vueltos hacia Él. Y temedle, estableced el salat y no seáis de los que asocian(31) De ésos que han creado divisiones en su práctica de Adoración y se han fragmentado en sectas. Cada facción está contenta con lo suyo
¡Oh creyente, que se interesa por conocer la verdad! Observe cómo el Islam lucha contra la división y la discrepancia, llama a la unión, la coherencia y la adherencia a la verdad hasta la muerte. Usted debe entender que los objetivos del nacionalismo son diferentes de los del Islam. Esto también queda demostrado por el hecho de que esta idea, es decir, la llamada al nacionalismo árabe, vino a nosotros de nuestros enemigos occidentales con el fin de engañar a los musulmanes. El objetivo detrás de esta llamada es dividir y separar a unos de otros, acabar con su entidad y su coherencia, siguiendo su maligna regla: (divide y vencerás). ¡Cuántos daños causaron al Islam y a los musulmanes con esta regla miserable! Esto entristece el corazón y hace a los ojos lagrimear.
Por otra parte, muchos de los historiadores de la llamada al nacionalismo árabe, y uno de ellos es el autor de la Enciclopedia Árabe, dijo que los primeros en llamar al nacionalismo árabe a finales del siglo XIX de la era cristiana, eran los occidentales a manos de los misioneros en Siria con el fin de separar a los turcos de los árabes y dividir a los musulmanes. Esta llamada continuó en
( Número del tomo 1; Página 287)
Gran Siria, Irak y el Líbano y fue creciendo hasta que se celebró la primera conferencia en París en 1910. Debido a eso, aparecieron muchas organizaciones árabes y diversas tendencias. Por lo tanto, los turcos intentaron acabar con ellas mediante las ejecuciones realizadas por Gamal Basha en Siria en ese momento. ¡Oh, lector! ¿Crees que nuestros enemigos trabajan por nuestros intereses con la introducción de la convocatoria al nacionalismo árabe, la celebración de conferencias y el envío de misioneros para divulgarlo? Juro por Allah que no, no trabajan por nuestros intereses, sino que se esfuerzan para destruirnos, dividir entre nosotros y acabar con lo que ha quedado de nuestra religión. Esto se considera una evidencia suficiente para todas las personas sensatas para conocer el objetivo detrás de la llamada al nacionalismo árabe y saber que es un ardid occidental colonizador, cuyo objetivo es dividirnos y alejarnos de nuestra religión, como se ha mencionado anteriormente.
Nunca deja de sorprender que muchos de nuestros jóvenes y escritores -que Allah les guíe al camino correcto- no ven esta realidad e incluso piensan que la reunión alrededor del nacionalismo árabe y el apoyo son más beneficiosos para los árabes y más perjudiciales para los enemigos que la reunión alrededor de Islam y su apoyo. Sin duda, es una idea falsa y una creencia que no coincide con la verdad.
Sí, sin duda, cada reunión celebrada en contra de los intereses del colonizador lo entristece y molesta. Sin embargo, su temor de la reunión alrededor del Islam es más grande y profundo. Por lo tanto, se mostró satisfecho con la llamada al nacionalismo árabe, y estimuló a los árabes para seguirla con el fin de ocuparles con ella, mantenerlos alejados de Islam y romper la relación con Allah -Exaltado sea-. El colonizador sabe que si los árabes pierden el Islam, se verán privados de la victoria que Allah garantiza para ellos y les prometió en las dos aleyas mencionadas anteriormente y en estas aleyas: Es cierto que Allah ayudará a quien Le ayude. Verdaderamente Allah es Fuerte y Poderoso(40)Esos que si les damos poder en la tierra establecen el salat, entregan el zakat y ordenan lo reconocido y prohíben lo reprobable. A Allah pertenece el resultado de los asuntos
( Número del tomo 1; Página 288)
Es bien conocido por todas las personas sensatas que si no hay salida de uno de los dos males, entonces se elige el menor de ambos, como precaución contra el daño grave. Por otra parte, la shari'ah (Ley Islámica) y el destino indicaron esta regla. El colonizador la conoce y la sigue en este sentido y en otros. Por lo tanto, tenga cuidado, mi querido hermano, de las intrigas de Satanás y del colonizador y sus aliados, y así estará a salvo de cualquier daño grave, enorme peligro y malas consecuencias. Que Allah me proteja a mí y a todos los musulmanes de ello.
De lo expuesto, el lector atento puede saber que la llamada al nacionalismo árabe -además de ser una ofensa al Islam y lucha contra él dentro de sus propios territorios- es también una ofensa a los mismos árabes y un delito grave contra ellos, porque les separa del Islam, que es su gran gloria, honor y magnífica fuente de su dignidad y su liderazgo del mundo. Entonces, ¡¿cómo puede un árabe sensato aceptar una llamada de este tipo que tiene tales objetivos?! El famoso escritor musulmán, Abu Al-Hasan Al-Nadwi, acertó cuando escribió en su famosa epístola: (Escuchad lo que digo francamente: Oh árabes!), en las páginas 27 y 28, los siguientes términos:
"Lo que es lamentable, es que ahora, en el mundo árabe, hay llamadores al nacionalismo árabe que carece de la creencia y el mensaje, y cortar la relación con el Profeta más grande conocido en la historia de la fe, con la personalidad más fuerte que apareció en el mundo y con el fuerte vínculo espiritual que une a las naciones, a los individuos y a los grupos dispersos. Es un crimen nacional que supera a todos los delitos nacionales registrados por la historia de esta nación. Es un movimiento de destrucción y devastación, que supera todos los famosos movimientos destructivos de la historia, y es un paso decisivo miserable en el camino de la destrucción nacional y el suicidio colectivo". Fin de la cita.
¡Oh lector! Reflexione sobre la palabra de este gran erudito árabe, Al-Hasani,
( Número del tomo 1; Página 289)
que entiende las condiciones del mundo y se dio cuenta de los resultados de la llamada al nacionalismo y sus malas consecuencias, y usted sabrá por su sano juicio que lo que ocurre con los árabes y los musulmanes hoy en día de gran tentación y desastres graves, se deben a esta llamada funesta. Que Allah proteja a los musulmanes de su maldad y guíe a todos los árabes y musulmanes a regresar a lo que siguieron sus predecesores bien guiados. Él es Omnisciente y atiende las invocaciones.
Por otra parte, querido lector, es patente para usted la rareza del Islam hoy en día, la minoría de sus seguidores y sus partidarios ardientes y la mayoría de los luchadores contra ello y los que niegan sus veredictos y enseñanzas. Por lo tanto, los musulmanes deben dedicar sus esfuerzos, en vez de trabajar a favor del nacionalismo y apoyar su llamada, en convocar al Islam, magnificarlo en los corazones de la gente y hacer todo lo posible para difundir sus ventajas y declarar sus justos juicios, sus enseñanzas claras y tolerantes, que son limpias de la suciedad del politeísmo, las pasiones, las innovaciones y los deseos para que puedan recuperar lo que se ha perdido de la gloria de sus antepasados, su entusiasmo por el Islam y la dedicación de sus fuerzas para apoyar, proteger y responder a sus enemigos con diferentes estilos convincentes y diversos argumentos y pruebas fehacientes. Sin duda, se trata de una obligación y un deber ineludible para todos los musulmanes, cada uno según lo que Allah le ha dado de capacidad y facultades, con las que se puede llevar a cabo lo que Allah le ha ordenado de lograr el apoyo de su religión y llamar a ella. Por lo tanto, pedimos a Allah que nos conceda a todos estas habilidades y facultades, arregle nuestros corazones y obras y haga que los ojos de los musulmanes se alegren con la victoria clara del Islam y su dominio sobre todos sus enemigos en un futuro próximo. Ciertamente Él es Omnisciente y atiende las súplicas.



  Anterior     Siguiente