Búsqueda por el número de tomo > Sexto volumen > La actitud del creyente hacia las tentaciones

( Número del tomo 6; Página 81)

"La actitud del creyente ante las tentaciones"

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos, y el buen fin es para aquellos que temen (a Allah). Que la paz de Allah sea sobre Su siervo y mensajero Muhammad, sus esposas y su descendencia, como fuera con Abraham, y la familia de Abraham. Y que Allah bendiga a Muhammad, sus esposas y descendencia, tal como bendijo a Abraham, y la familia de Abraham. Ciertamente, Él es Digno de alabanza, y Glorioso.
Doy las gracias a Allah por haberme facilitado reunirse con nuestros correligionarios e hijos queridos. Pido a Allah -Exaltado sea- que la haga una reunión bendita, que nos facilite beneficiarnos de lo que hemos aprendido, que nos enderece nuestros corazones y obras, y que nos proteja a todos del mal de nuestras almas y de nuestras malas obras. También, que haga triunfar Su religión, eleve Su palabra, mejore los asuntos de los musulmanes en todas partes, haga que les gobierne el mejor de entre ellos, y les proteja de las malas personas entre ellos. Ciertamente, Él es el Todo-Generoso.
Quisiera también dar las gracias a los responsables de la Universidad del Imam Muhammad Ibn Su'ud -que Allah tenga misericordia con él- por haberme invitado a esta reunión. Pido a Allah que les doble la recompensa, que nos guíe a todos hacia el bien para nuestra religión, nuestra vida, y toda la Ummah (Nación Islámica). Ciertamente, Él -Exaltado sea- es Todo Generoso.
¡Mis hermanos e hijos!, mi discurso de hoy se titula: "La actitud del creyente ante las tentaciones" El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- aclaró el peligro de las tentaciones, que Allah -Exaltado sea- nos salve sus males, y nos dijo que lo que debemos hacer al respecto.
¿Cuál es el significado de fitnah (la tentación)?
Fitnah es un término general que abarca muchos significados. En consecuencia, fitnah significa politeísmo, que es el máximo grado de fitnah, tal como dice Allah -Exaltado sea- en la siguiente aleya: Y combátelos hasta que no haya más oposición y la práctica de Adoración se dedique por completo a Allah
( Número del tomo 6; Página 82)
Es decir, combatid contra ellos hasta que no haya más politeísmo, Allah -Exaltado sea- dice: Te preguntan si se puede combatir durante los meses inviolables. Di: Hacerlo es grave, pero es aún más grave para Allah, que se aparte a la gente de Su camino, que no se crea en Él, (que se impida el acceso a) la Mezquita Inviolable y que se expulse a los que están en ella. La oposición a la creencia es más grave que matar Fitnah también significa torturar y quemar a los otros, Allah -Exaltado sea- dice: ¡Gustad vuestro tormento! Esto es lo que pedíais con urgencia Y dice también: Los que pusieron a prueba con el tormento a los creyentes y no se volvieron en arrepentimiento, tendrán el castigo de Yahannam y tendrán el castigo del Hariq Aquí, fitnah significa torturar y quemar a los creyentes, poniéndolos así a prueba. Asimismo, significa poner a prueba, tal como Allah -Exaltado sea- dice: Os pondremos a prueba con lo bueno y con lo malo Él -Exaltado sea- dice: Realmente vuestras riquezas e hijos no son sino una prueba Esto significa poner a prueba a la gente para determinar aquellos que utilizan la riqueza y los niños en la obediencia a Allah, los que cumplen con los derechos de Allah, y evitan las prohibiciones de Allah, los que se abstienen de infringir los límites de Allah, y los que se desvían de ellos, y siguen su pasión. Fitnah también se refiere a las aflicciones, y los castigos, tal como Allah -Exaltado sea- dice: Y guardaos de una prueba que no sólo afligirá a los que de vosotros sean injustos Esto significa que afectará a todas las personas en general.
Fue recopilado por Al-Zubayr ibn Al-‘Awwam -que Allah esté complacido con todos ellos-, y un grupo de los Salaf que dijeron acerca del asunto de fitnah: "No hubiéramos imaginado que podría suceder -la fitnah- entre nosotros, hasta que tuvo lugar" Aquella fitnah fue a causa del asesinato de ‘Uthman -que Allah esté complacido con él-. Un grupo de personas ignorantes e injustas, algunas de las cuales estaban confundidos acerca de la verdad y malinterpretaron los asuntos correspondientes, y así les siguieron hasta que mataron a ‘Uthman -que Allah esté complacido con él-, debido a las falsas dudas e interpretaciones erróneas. Esta fitnah se agravió y extendió por todos los lugares, y tocó a unas personas que no tenían ninguna relación con ella, y no estaban entre los injustos. Esto dio lugar a lo que ocurrió entre ‘Ali -que Allah esté complacido con él-, y Mu‘awiyah -que Allah esté complacido con él-, y lo que ocurrió el día de la batalla del camello, y la de Siffin. Todas eran consecuencias de la fitnah que se incendió por lo que hizo un grupo de los injustos. ‘Uthman -que Allah esté complacido con él-, cuando algunas personas encabezadas por Mu‘awiya reclamó venganza por ‘Uthman -que Allah esté complacido con él-, y pidieron a ‘Ali
( Número del tomo 6; Página 83)
-que Allah esté complacido con él-, después de haber sido elegido como el cuarto Califa Ejemplar de los musulmanes, entregarles los asesinos. ‘Ali -que Allah esté complacido con él- les dijo que no era el momento adecuado para entregar a los asesinos, les prometió con el bien, y que tendría en cuenta este asunto más tarde, pero no pudo matarlos en ese momento. La guerra tuvo lugar en la Batalla del Camello y la batalla de Siffin como se sabe, y un grupo de los Salaf -que Allah esté complacido con ellos- , y entre ellos estaba Al-Zubayr -que Allah esté complacido con él- dijo que la aleya fue revelada en esta situación, que abarca este sentido, y que ésta era la primera prueba que tuviera lugar entre la Ummah; Y guardaos de una prueba que no sólo afligirá a los que de vosotros sean injustos. Y sabed que Allah es Fuerte en el castigo La fitnah tocó a un gran número de personas, incluyendo a los Compañeros del Profeta y otros. Asesinaron a ‘Ammar ibn Yasir, Talhah ibn 'Ubaydullah, y Al-Zubayr que eran entre los diez Compañeros del profeta que se dieron las buenas nuevas de entrar en el Paraíso, y un gran número de Compañeros del Profeta y otros en las batallas del Camello, y Siffin a consecuencias de esta fitnah.
La fitnah se estalla también por las incertidumbres y los caprichos. Muchas personas estuvieron expuestas a fitnah debido a algunas incertidumbres infundadas, como lo que ocurrió con los gahmíes, los mu‘tazilíes, los chiitas, y los murgui’ah, y otras sectas similares de entre las incitadoras de bid'ah (innovación en la religión). Todas estas sectas fueron expuestas a fitnah por dudas que les hicieron desviar del camino recto, y a consecuencias, se extraviaron de la vía de Ahl Al-Sunnah Wal Gama'ah. Además, esto causó que la fitnah les afectó tanto a ellos como a otras personas, excepto a aquellos con quienes Allah tuvo misericordia.
El camino de salvarse de todos los tipos de fitnah es adherirse al Libro de Allah, y a la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, de acuerdo con lo que fue recopilado de ‘Ali, en un reporte atribuido al Profeta: "Habrán unas tentaciones". Se preguntó: "¿Y cómo se salvar de ellas, ¡Mensajero de Allah!?". Respondió: "El Libro de Allah, porque contiene las noticias de vuestros predecesores y las de los sucesores y es el juez entre vosotros" Hasta el final del hadiz. El hadiz quiere decir que se puede salvar de las tentaciones de caprichos, incertidumbres, combates, y bid'ah, y todos los demás tipos, mediante el estudio, y la comprensión del Libro de Allah, y de la sunna del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, el conocimiento del método de Salaf (piadosos predecesores) de la Ummah de entre los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos-, y aquellos que siguieron su camino de entre los Imames del Islam y los predicadores de la guía.
Todo lo que la gente dice, o se adhiere a, en tiempos de paz, guerra y todos sus asuntos, debe ser juzgado de acuerdo con el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él, Allah -Exaltado sea- dice en Su Sagrado Libro: ¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad.Y si disputáis sobre algo, remitidlo a Allah y al Mensajero, si creéis en Allah y en el Último Día.Esto es preferible y tiene mejor resultado
( Número del tomo 6; Página 84)
Es decir esto lleva al Buen Final. Éste es el único camino a seguir. Remitir los asuntos al Libro de Allah, es recurrir al Corán, y remitirlos al Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- se consiste en recurrir a él mismo en su vida, y a su Sunna auténtica después de su muerte.
Allah -Exaltado sea- dice: Pero no, por tu Señor que no creerán hasta que no te acepten como árbitro en todo lo que sea motivo de litigio entre ellos y luego no encuentren en sí mismos nada que les impida aceptar lo que decidas y se sometan por completo Tomar al Mensajero como un árbitro, es recurrir a y juzgar de acuerdo con el Libro de Allah y la Sunna, Allah - Exaltado sea- dice: ¿Acaso quieren que se juzgue con el juicio de la ignorancia? ¿Y qué mejor juez sino Allah, para los que saben con certeza? Todo juicio que se hace fuera del de Allah pertenece al período pre-islámico, Allah -Exaltado sea- dice: Aquel que no juzgue según lo que Allah ha hecho descender... Esos son los incrédulos Quien no juzgue según lo que Allah ha hecho descender.... Esos son los injustos Quien no juzgue según lo que Allah ha hecho descender... Esos son los descarriados
En consecuencia, el salvamiento de las tentaciones -y Allah es quien concede el éxito- mediante pedir el juicio del Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, recurriendo a la gente y a los ulemas de la Sunna, quienes han estudiado minuciosamente, y correctamente comprendido el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero, con sus veredictos, y los han puesto en práctica. Toda la Ummah, incluso los seres humanos, genios, árabes, no árabes, hombres y mujeres, deben juzgar según el Libro de Allah y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- seguir el método de los Salaf de la Ummah de entre los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos-, y sus seguidores con el bien, en el estado de paz o de guerra, en los actos de adoración y los tratos, en la diferencia de opiniones entre la gente en cuestiones como los Nombres más Bellos y Atributos de Allah, la Resurrección, el Paraíso, el Infierno, y todos los otros asuntos. Esto también incluye las guerras lanzadas por algunas personas, en las que se debe recurrir a la shari'ah (Ley Islámica) de Allah.
Lo mismo se aplica a la preparación para la guerra, las personas a quienes se pide ayuda, y a quienes no se buscan asistencia. Se debe juzgar todo esto mediante el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
( Número del tomo 6; Página 85)
Esto incluye también la fitnah que ha tenido lugar en el mes de Muharam de este año, cuando el gobernante de Irak -que Allah lo de lo que merece- invadió a Kuwait. Su amenaza a este país y los países del Golfo también es fitnah que debe ser juzgada con el Libro de Allah y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
Según los eruditos y la gente de la fe, no hay duda de que este hombre perverso ha cometido un acto muy reprobado, un pecado mayor, y una agresión descarada e injustificada. Si él hubiera sido uno de los predicadores al islam, o de los gobernantes quienes aplicaran la shari'ah, no habría invadido a ningún lugar, ni a Kuwait, ni ningún otro país, excepto después de examinar sus reclamaciones contra ellos a la luz de los veredictos de shari'ah. Al contrario, él invadió a un país, mató a personas, se apoderó de riquezas, y capturó a personas, sin ningún remordimiento de conciencia. Esto indica que no tiene lo mínimo de lógica, religiosidad, coraje, o vergüenza. Luego, pretende adherirse al Islam, pidiendo al Yihad (la lucha por la causa de Allah), y reclamando que está protegiendo las Dos Mezquitas Sagradas. Ésta es realmente la hipocresía, el engaño y la incredulidad absoluta.
Es sabido que el Partido Ba'th, el comunismo, y las otras doctrinas contradictorias al Islam como los laicos, y otros, cuyos partidarios son más incrédulos que los mismos judíos, y cristianos, porque ya que es lícito comer de los animales degollados por estos últimos, y de sus alimentos, y casarse con sus mujeres decentes. Pero, es ilícito comer de los alimentos de los ateos, y también de los adoradores de los ídolos, ni casarse con sus mujeres. En consecuencia, todos los ateos que no creen en el Islam son peores que los judíos, los cristianos, los del Partido Ba'th, los secularistas que rechazan al Islam, y quieren aplicar otras doctrinas. Asimismo, los comunistas, socialistas, y todos los otros partidos ateos que no creen en Allah, ni en el Último Día, son peores que los judíos, y los cristianos. Lo mismo ocurre con los adoradores de ídolos, de árboles, y de piedras, son igualmente peores que los judíos, y los cristianos. Por eso, Allah ha distinguido entre los veredictos aplicados en el caso de cada partido, aunque todos se coinciden en la incredulidad y su destino final será el Infierno. Sin embargo, no tienen el mismo grado de incredulidad y desorientación. Y su destino será el Infierno si mueren en la incredulidad.
( Número del tomo 6; Página 86)
Si una persona que pertenece al partido Ba'th pretende decir que son de los musulmanes, entonces tienen que abandonar las doctrinas de Ba'th, el socialismo o el comunismo, y realizan arrepentimiento a Allah de todo lo que contradice el Islam, por lo que se demuestre su sinceridad. Si este enemigo perverso y astuto, Saddam, el gobernante de Irak quiere retornar al Islam, y realizar arrepentimiento, debe abandonar la doctrina de Ba'th, anunciar su rechazo, y su retorno al Islam, retirarse del país que ha invadido, y devolver los derechos a los deprimidos. Así que se debe retirar su ejército de Kuwait, anuncia su arrepentimiento a Allah, poner en práctica la shari'ah en su país, para demostrar su sinceridad ante la gente.
La lucha contra él es una de las formas más importantes del Yihad, que se lleva a cabo en contra de un enemigo descarado para tomar venganza de él, devolver los derechos a sus propietarios, y eliminar la fitnah que él incendió, y causó. Todos los países islámicos, entre ellos el Reino de Arabia Saudí, y sus aliados, deben luchar contra él, y esta lucha es una forma del Yihad en conformidad de la shari'ah. Si el combatiente por esta cuestión muere, será un mártir. Y si sobrevive tendrá una gran recompensa, siempre que sea un musulmán, y tenga una intención sincera.
En cuanto al veredicto sobre buscar ayuda de los no musulmanes, es conocido entre los ulemas, y existen muchas pruebas en esta cuestión. La opinión correcta es lo que contiene el veredicto emitido por el Consejo de Expertos Superiores en el Reino de Arabia Saudita. Está permitido buscar la ayuda de los no musulmanes en caso de necesidad de luchar a un enemigo injusto y proteger al país de su mal, si las fuerzas musulmanas no son suficientes para realizar esta acción. En este caso, se permite buscar ayuda de aquellos que están más probablemente en condiciones de ofrecer ayuda, incluso los judíos, los cristianos, o otros. Si el país musulmán ve que tiene la potencia de ofrecer asistencia para afrontar el mismo enemigo. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- hizo algo similar en la Meca, cuando buscó la ayuda de Mut‘im ibn ‘Adi, a su regreso de Al-Ta’if, y tenía miedo de la gente de la Meca después de la muerte de su tío Abu Talib, que no lo contestó, luego buscó la ayuda de otros, pero tampoco lo respondieron. Entonces, pidió socorro a Al-Mut‘im, que era uno de los líderes de los incrédulos, cuando había necesidad para hacerlo. Él -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- también pasaba por los incrédulos en sus hogares, en Mina pidiéndoles su protección para que pudiera transmitir el Mensaje de Su Señor, aunque eran incrédulos de diferentes grados. Buscó la ayuda de ‘Abdullah ibn Urayqit durante la Hégira (emigración) a Medina -aunque era incrédulo- porque se sabía que podía hacerlo. También porque se sabía que no había riesgos de su parte en cuanto a su tarea de mostrarles la vía durante el camino de emigración. Él dijo en el Día de Badr No necesito la ayuda de un politeísta.
( Número del tomo 6; Página 87)
, y no dijo no se debiera hacerlo, pero, dijo que no lo hacía en aquel momento porque no necesitaba esa ayuda en aquel entonces, ya que tenía un grupo de Musulmanes para ayudarlo. Ésta fue una de las razones detrás de la guía del hombre, cuya ayuda fue rechazada, y quien más tarde abrazó el Islam. En el Día de la conquista de la Meca, prestó escudos de Safwan ibn Umayyah que en aquel entonces seguía la religión de su pueblo. Él dijo: "¡Oh, Muhammad!, ¿vas a tomarlo por la fuerza?!", a lo que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- respondió diciendo: "No, es más bien un préstamo garantizado" Él buscó la ayuda de los judíos en Jaybar cuando los musulmanes estaban preocupados con Al-Yihad y no tenían tiempo para cultivar la tierra. Acordó con ellos en cultivar las palmeras y plantas de Jaybar a cambio de tomar la mitad de los cultivos y dejar la otra para los musulmanes, a pesar de que eran judíos, cuando vio que era mejor para el interés público. Y les permitió quedar en Jaybar, y cuando los musulmanes lograron hacerse cargo de su dinero en Jaybar en la época de ‘Umar -que Allah esté complacido con él- éste último les pidió que abandonaran el país.
También hay una regla conocida, ya que Allah -Exaltado sea- dice: cuando se os ha explicado claramente qué es lo que, a menos que os veáis forzados, se os prohíbe
Si los musulmanes se ven obligados a buscar la ayuda de un enemigo menos mal para luchar contra otro enemigo aún peor, no habrá nada malo en esto.
Se sabe que los ateos, los del Partido Ba'th y los de similares doctrinas son perores que los judíos, y los cristianos. En realidad, cualquier ateo es peor que la Gente del Libro. Así, de acuerdo con las reglas de shari'ah, es lícito buscar la ayuda de algunos politeístas para afrontar la agresión de un enemigo peor, terminar con ello y proteger a los musulmanes de sus maldades.
Los ulemas recopilaron muchos hadices del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- sobre la cuestión de las tentaciones, y evitarlas, como:
el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Habrá unas tentaciones en las cuales la persona sentada será mejor que la que está de pie; la que está de pie será mejor que la que marcha; la que marcha será mejor que la que corre. El que se expondrá a estas tentaciones, se le expondrán. Así que, quien podrá encontrar un asilo o un refugio, que lo haga. Este tipo de fitnah es ambiguo, de manera que el camino de la verdad queda oculto. Un creyente debe evitar este tipo y alejarse de ello con todos los medios. En este asunto, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Se aproxima el tiempo en que la mejor fortuna del musulmán será un rebaño de ovejas al que lleva a apacentar en las cimas de las montañas y en los lugares regados por la lluvia, huyendo con su Religión de las seducciones" Recopilado por Al Bujari en su Sahih. Asimismo, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: "¡Cuál sería el mejor de toda la gente?" Dijo: "¡Aquel creyente que combatiera en persona y con su dinero por la Causa de Allah!" Preguntó de nuevo: "¡Después, quién?" Dijo: "¡Aquél creyente que adorara a Allah en lo hondo del valle y salva a la gente de sus males!"
( Número del tomo 6; Página 88)
Esto se refiere a los tiempos en los que los asuntos parecen ambiguos, y el creyente se teme por sí mismo. En este caso se debe evitar la fitnah. Pero, si se le indica el opresor y el oprimido, en este momento tiene que apoyar al oprimido en contra del opresor. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: "Ayuda a tu hermano oprimido u opresor". Dijo un hombre: "¿Mensajero de Allah, le ayudo si es oprimido, pero si es opresor cómo le voy a ayudar?" Dijo: "Le impides que lo sea, y así le ayudas" Es decir impedirle de hacer injusticias y así será apoyándole.
Cuando la fitnah tuvo lugar en el tiempo de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- algunas personas llegaron a ser dudosas. Algunos Compañeros retrasaron en participar, debido a los hadices sobre la fitnah, como Sa‘d ibn abu Waqqas, Muhammad ibn Maslama, y otros -que Allah esté complacido con ellos-. Sin embargo, los Compañeros sabios que comprendían completamente el conocimiento religioso combatieron con ‘Ali ya que era el único que merecía el apoyo. En consecuencia, le apoyaron en contra de los Jarichitas, y los agresores de entre el pueblo de Al-Sham (Siria, Jordania y Palestina), cuando conocieron que era la verdad, que ‘Ali era oprimido, y que tenían que hacerle triunfar. También que era el Imam que debían seguir, y que Mu‘awiya y los que le apoyaban, acusaron injustamente de matar a ‘Uthman.
Allah -Exaltado sea- dice en Su Gran Libro: Y si dos bandos de creyentes luchan entre sí, reconciliadlos, pero si uno de ellos abusa del otro, combatid al que haya abusado En el caso mencionado Allah no dice que se debe evitar la fitnah. combatid al que haya abusado hasta que vuelva a la orden de Allah; y si lo hace, arreglad las cosas entre ellos con justicia y siendo equitativos. Es cierto que Allah ama a los equitativos Una vez que se sepa al injusto, se pone obligatorio apoyar al oprimido, debido a la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: combatid al que haya abusado hasta que vuelva a la orden de Allah En la era de los Compañeros, los opresores eran Mu‘awiya y sus Compañeros, y los oprimidos eran ‘Ali y sus seguidores. Por tanto, los grandes Compañeros apoyaron a ‘Ali como se mencionó anteriormente.
El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo en un hadiz auténtico sobre el incidente de los Jarichitas: En los tiempos de discrepancia entre los musulmanes aparecerán unos renegados, a los que matará, de ambos grupos, el más anclado a la verdad. ‘Ali y sus compañeros les mataron, y eran los quienes merecían ser apoyados.
El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo en otro hadiz sobre ‘Ammar: Los opresores matarán a 'Ammar De hecho, Mu‘awiya y sus compañeros lo mataron en la batalla de Siffin
( Número del tomo 6; Página 89)
Mu'awiya. y sus compañeros eran opresores, sin embargo, ellos se esforzaron mediante su propio Igtihad (esfuerzo que emprenden los ulemas para deducir un veredicto legal basado en el Corán o la Sunna), en este asunto pensando que fueron acertados en pedir la venganza contra los asesinos de ‘Uthman. Del mismo modo, pensaron Talha, Al-Zubayr, y ‘A’isha -que Allah esté complacido con ella- pero, fueron equivocados. Ellos tuvieron la recompensa de realizar el esfuerzo del Igtihad, pero perdieron la del acierto.
‘Ali tuvo ambas recompensas, la del Igtihad, y la del acierto en ello. Ésta es la regla básica de la shari'ah respecto a quienes realizan Igtihad de entre los ulemas. Aquel que realiza esfuerzo, como un juez, reformista, o combatiente, para pedir la verdad, y reflexionar en sus pruebas, tendrá dos recompensas si acierta. De lo contrario, tendrá una sola recompensa por realizar esfuerzo, según lo que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Cuando el gobernante emite un veredicto y se esfuerza en la búsqueda de veredictos religiosos, si finalmente acierta obtendrá una doble recompensa. Y si se esfuerza y después se equivoca, obtendrá una sola recompensa. Es un hadiz de común acuerdo sobre su autenticidad. Se debe reflexionar en cualquier fitnah que tiene lugar a manos de un musulmán, un incitador de bid'ah (innovación en la religión), o un incrédulo, y cualquier creyente debe estar al lado de quien acierta, apoyando al oprimido en contra del opresor y el partidario de la falsedad. De este modo, se triunfa la verdad, se rectifican los asuntos de los musulmanes, el opresor se abstiene de la injusticia, y el buscador de la verdad conoce que la cooperación debe ser en la virtud y en el temor a Allah, pero no en los pecados y en la agresión, poniendo así en práctica la aleya coránica en la que Allah -Exaltado sea- dice: Y buscad ayuda en la virtud y en el temor (de Allah), no en la desobediencia ni en la transgresión La lucha contra un agresor o un incrédulo que ataca a los musulmanes por su injusticia es un deber y una forma de verdad, virtud, hacer triunfar al oprimido, y lucha contra el opresor. Por lo tanto, la lucha contra Saddam y otros como él, es una forma de virtud y orientación. Los musulmanes deben hacer todos los esfuerzos posibles en la lucha contra él, y buscar la ayuda de cualquier persona que pueda ser útil en resistir al opresor y deshacerse de su mal. También, de ninguna forma está permitido que los musulmanes abandonen a los oprimidos, dejando al opresor explotarlos. Al contrario, se debe resistir al opresor y asistir al oprimido en todos los asuntos, menores o mayores.
( Número del tomo 6; Página 90)
Todos los musulmanes deben comprender la religión y adquirir conocimiento claro de lo que hacen y lo que se abstenga de hacer. Deben también consultar el gran Libro de Allah, y la Sunna de Su Noble Profeta en todos sus asuntos, estudiándolos con el fin de buscar la verdad, la complacencia de Allah, el buen final, para llevar a cabo los veredictos de Allah sobre los siervos de Allah, alejándose de las pasiones que hacen sus partidarios caen en el Infierno, Allah -Exaltado sea- dice: y no sigas los deseos, ya que te extraviarían del camino de Allah Y dice también: Y si no te responden, sabe que únicamente están siguiendo sus pasiones. ¿Y quién está más extraviado que aquel que sigue sus pasiones sin ninguna guía de Allah? Es cierto que Allah no guía a la gente injusta Cualquier persona sensata y perspicaz cree que a Saddam si le dejan hacer lo que le guste y le asisten en su falsedad grupos del Norte y del Sur, extenderá la perversión en la Península Arábiga. Si llega a ser capaz de llevar a cabo sus planes, esto conducirá a terribles desastres, corrupciones graves, y gran mal. Sin embargo, por la Misericordia y Generosidad de Allah los gobernantes del Reino de Arabia Saudita se dieron cuenta a su astucia, mal, extravío, y la corrupción que fundó. Por tanto, solicitaron la ayuda de las fuerzas multinacionales para luchar contra él, defender la religión de Allah y el país, hasta que Allah -Exaltado sea- arruinó su trazado y le impidió lograr su objetivo.
Rogamos a Allah que nos conceda el buen fin, líbranos de su maldad y la maldad de otros, y apoyar a nuestros ejércitos islámicos, y los que les ayudan contra el gobernante de Irak hasta que se detenga su agresión, retira su ejército de Kuwait y conoce sus límites. Que Allah conceda también a nuestros ejércitos la mejor comprensión de la religión, nos libre de las maldades de nuestros pecados, y defectos, salvarnos del mal de todos los incrédulos de todas las nacionalidades, hacerlos regresar a sus países, y salvarnos de su maldad, guiarlos al Islam, y salvarlos de la incredulidad.
Pedimos a Allah que les guíe, les devuelva a la verdad y la orientación, y nos salve de las maldades de los Ba'th, los cristianos, y otros. Rogamos a Allah que les guíe al Islam, nos proteja contra sus maldades, les devuelva, a quienes quedan en la incredulidad entre ellos, a sus países después de salvar a los musulmanes, y acabar con el enemigo de Allah, el gobernante de Irak y el ejército que le apoya. Que Allah elija a Irak
( Número del tomo 6; Página 91)
un buen gobernante que pone en práctica la shari'ah de Allah. Rogamos a Allah que haga gobernantes a los musulmanes quienes ponen en práctica la shari'ah de Allah, y les guíe a ellos con el Libro de Allah y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y que proteja a los musulmanes del mal de sus gobernantes quienes van en contra de shari'ah de Allah. Que Allah enderece a los gobernantes de los musulmanes, les guíe hacia su camino recto, y haga que les gobierne el mejor de entre ellos en todos los lugares. Que Allah mejore los asuntos de los musulmanes en todas partes, les proteja del mal de los enemigos, elimine la trampa de los enemigos, les proteja de su mal. y nos proteja de las maldades de nuestros pecados, que nos conceda a todos un sincero arrepentimiento. Que Allah haga lo que tuvo lugar en Kuwait, esta dura prueba, y gran fitnah, y estos días sea una lección para todos, y un motivo que trata y hace despertar a todos. Que Allah oriente a nuestro gobierno a todo el bien, lo apoye a obedecer a Allah y a Su Mensajero, y a preparar y equipar un ejército que le baste de pedir socorro a los enemigos de Allah.
Pedimos a Allah que guíe a nuestros vecinos a adherirse al Libro de Allah, y que les haga reunirse en la verdad u la guía. Que les ayude a obedecer a Allah y a Su Mensajero, y les proteja contra los enemigos, e hipócritas que luchan contra Allah y Su Mensajero, y llaman a la gente a seguir lo que contradice el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
Pedimos a Allah que elimine la trampa de los enemigos de Allah, no les haga reunirse, oriente a los llamadores a la verdad hacia lo que le complazca, mejore los asuntos de los musulmanes en todas partes, haga reunirse las palabras de los musulmanes en la verdad y la guía dondequiera que estén, que nos salve del mal de nuestros enemigos dondequiera que estén, Él es el Todo Generoso ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros, y todos aquellos que le siguen con bondad hasta el Día del Juicio!



  Anterior     Siguiente