Búsqueda por el número de tomo > Sexto volumen > Este incidente es una lección, un ejemplo y un recordatorio para todos nosotros

( Número del tomo 6; Página 147)

Este incidente es una lección, reprimenda y un recuerdo para todos nosotros

A la clausura final de la conferencia islámica mundial para discutir las actuales circunstancias en el Golfo organizado por la Liga del Mundo Islámico en la Meca, su Eminencia el shayj 'Abd Al-'Aziz ibn 'Abdullah ibn Baz el Presidente del Consejo Constitutivo de la Liga Mundial Islámico, y el Presidente General de las administraciones de Investigaciones Científicas y Emisión de Fatwas, Predicación, y Orientación dijo lo siguiente:
Alabado sea Allah. La verdadera fe consiste en el buen consejo, por tanto los ulemas musulmanes dondequiera que sean deben apoyarse mutuamente por el camino de Allah, e indicar al gobernante lo que se le está permitido hacer, y lo que es prohibido, para que tenga una visión clara y conocimiento. Esto debe ser hecho con un estilo adecuado, y amable que lleva a aceptar lo que se dice, estar satisfecho con ello, sin incitar la separación.
Asimismo, se debe también dar consejos mutuamente entre los ulemas para aclarar la da'wah (la invitación al Islam) a Allah, y orientar a la gente al bien en las mezquitas y las sociedades, y animar a quien cumple con su deber en cuanto a la da'wah a Allah -Exaltado sea-.
Por otro lado, hay que animar a los predicadores en buscar hacer discursos adecuados que benefician a la gente de acuerdo con el Corán y la Sunna, y que se hable de las cosas lícitas y ilícitas basándose en conocimiento y visión clara.
Los musulmanes están en una necesidad extrema a la da'wah y los consejos, los demás necesitan a la da'wah para comunicarles e informarles -de la verdad- con la esperanza de ser guiados.
Los hechos cometidos por el gobernante de Irak contra Kuwait y las siguientes consecuencias llevan una lección, un ejemplo, y un recordatorio para todos nosotros.
Pedimos a Allah que nos beneficie con ello y nos guíe a Su camino recto. ¡Que Allah nos oriente hacia lo que endereza nuestros corazones y obras, y nos guíe a lo que le agrada, y nos hace acercarse de Él.
El deber de cada musulmán y de cada musulmana es luchar con sus almas, y también rendirse cuentas por sí mismos, como dice Allah -Exaltado sea-: ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y que cada uno espere para el mañana lo que él mismo se haya buscado. Y temed a Allah, es cierto que Allah está informado de lo que hacéis Allah -Exaltado sea- dice: A los que luchan por Nosotros, les guiaremos a Nuestro camino, es cierto que Allah está con los que hacen el bien
( Número del tomo 6; Página 148)
Un emir, gobernante, juez, o responsable debe tener temor a Allah, juzgar a sí mismos, y luchar contra sus almas por la causa de Allah. Así como, mantenerse firmes en la religión de Allah, advertir contra las prohibiciones de Allah, y ofrecer un arrepentimiento sincero de todos sus hechos pasados. Del mismo modo, cada creyente, hombre o mujer, debe hacer lo mismo, y todos los musulmanes deben luchar con sus almas esperando rectificarlas, alejarlas de obedecer los deseos, y Satanás, y obligarlas a adherirse a la verdad.
Es obligatorio agradecer a Allah en tiempos de prosperidad, tener paciencia en momentos de desgracia, y arrepentirse de los defectos y pecados. Esto es obligatorio en todos los musulmanes, tal como dijo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: ¡Es admirable el caso del creyente! Todo asunto encierra un bien para él, y esto no ocurre con otro que no sea creyente. Pues, si le llega una prosperidad, es agradecido con Allah, en lo que hay bien para él. Si le alcanza una desgracia, tiene paciencia, lo que también encierra un bien para él. Recopilado por Muslim.
Un creyente agradece a Allah en momentos de prosperidad y mercedes, y tener paciencia en momentos de desgracias, luchar contra los deseos del alma, arrepentirse a Allah, mantenerse firme en la religión de Allah, alejarse de las prohibiciones de Allah, apoyar a sus hermanos, invitarles al bien, pedir cuentas a su familia, llamarles al bien, ordenar el bien y prohibir el mal.
Debe hacer lo mismo con sus correligionarios, colegas y vecinos, aconsejándoles por la causa de Allah, llamándoles a la verdad con un estilo bueno, advirtiéndoles de las malas consecuencias de los pecados, y maldades, con la esperanza de que se arrepientan y retornen a Allah.
Pedimos a Allah que nos oriente a todos nosotros hacia lo que le agrada y endereza los asuntos de los siervos. Que Allah guíe al pueblo de Irak y les ayude a reemplazar este presidente perverso, y malo por otro mejor, que les beneficia tanto en la vida mundanal como en la otra, y les asista en la obediencia de Allah.
Pedimos a Allah que les reemplace por otro mejor, que tiene misericordia con los siervos, aplica entre ellos la shari'ah de Allah, y les apoya en la obediencia a Allah.
Le rogamos a Allah que facilite al pueblo de Irak
( Número del tomo 6; Página 149)
tener un Imam justo, y un gobernante justo, les asista en la obediencia de Allah, tenga misericordia con sus pequeños, consuele a sus adultos, apoye para tener todo el bien, y aplicar los veredictos de Allah entre ellos.
Pedimos a Allah quitar al gobernante Saddam Husayn, haga que sobre él se cierna el mal, y que ponga el terror en su corazón de modo que le lleve a retirar sus tropas de Kuwait, y de las fronteras. Ciertamente, Él -Exaltado sea- es Todo Generoso
Quiero dar las gracias de nuevo por sus esfuerzos y acciones. Suplicamos a Allah que acepte los hechos de todos los musulmanes, Él es el Más Generoso y Hospitalario. ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia, sus Compañeros y sus seguidores!



  Anterior     Siguiente