Búsqueda por el número de tomo > Primer tomo > El Tawhid y sus tipos

( Número del tomo 1; Página 28)

El Tawhid (Monoteísmo Islámico) y sus tipos

Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos, y el buen fin es para los que temen a Allah. Que la paz y las bendiciones sean con Su siervo, Mensajero, amado, el que le confió Su revelación, y el mejor de Sus criaturas, nuestro Profeta, Imam (líder), Muhammad ibn 'Abdullah, su Familia, sus Compañeros y aquéllos que siguen su guía y su camino hasta el Día del Juicio.
Doy las gracias a Allah -Exaltado sea- por ayudarme a encontrarme con mis hermanos musulmanes y queridos hijos. Ruego que Allah -Exaltado sea- bendiga esta reunión, purifique nuestros corazones y actos, nos conceda la buena comprensión de la religión y la firmeza en ella, mejore la condición de los musulmanes en todas partes, haga que les gobierne el mejor de entre ellos, guíe a sus líderes y aumente el número de aquéllos que llaman a la orientación, pues es cierto que Él es el Más Generoso.
Me gustaría agradecer a aquéllos que están a cargo de la Universidad de Umm Al-Qura y de este centro de verano, encabezados por el honorable hermano, su Eminencia el profesor Rashid ibn Ragih, Rector de la Universidad, por haberme invitado a esta sesión. Le pido a Allah -Exaltado sea- por Sus Nombres más hermosos y Atributos elevados que nos guíe a todos a lo que nos hace justos y nos da la felicidad en este mundo y en el Más Allá.
Queridos hermanos musulmanes y honorable público, todos hemos escuchado lo que el estudiante nos ha recitado de Sura Al-Hashr (el Destierro). Hemos escuchado nobles aleyas que contienen sabias lecciones y moralejas, Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice: ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y que cada uno espere para el mañana lo que él mismo se haya buscado. Y temed a Allah, es cierto que Allah está informado de lo que hacéis
( Número del tomo 1; Página 29)
Hasta el final de la sura. Es bien sabido que todo el Libro de Allah, desde el principio hasta el final, da lecciones valiosas y llama a cada cosa buena; recuerda los medios de salvación y felicidad, ofrece moralejas, anima y advierte.
Así, todos los musulmanes deben contemplarlo y entender sus significados. También, tienen que recitarlo con frecuencia para conocer los mandatos y las prohibiciones que Allah -Exaltado sea- ha legislado, y, por tanto, cumplen los primeros y evitan las segundas.
El Libro de Allah contiene luz y guía para todo lo bueno y advertencia contra toda cosa mala. Llama a las buenas cualidades y las mejores acciones, y advierte contra los malos modales y acciones. Allah -Exaltado sea- dice: Es cierto que esta Recitación guía a la vía más recta es decir: guía al sendero perfecto de Allah. Dice en otra aleya: Di: Para los que creen es una guía y una cura Dice también: Es un Libro bendito, que te hemos hecho descender, para que mediten sus signos y para que recuerden los que saben reconocer lo esencial Y dice: Me ha sido inspirada esta Recitación para con ella advertiros a vosotros y a quien le alcance Por consiguiente, el Libro de Allah contiene guía, luz y sabias lecciones y moralejas.
Así pues, el consejo que puedo dar tanto a mí mismo como a quienes oyen mi discurso es que prestemos mucha atención a este gran Libro porque es el libro más noble y honorable. Es el último Libro revelado desde el cielo. A quien lo contemple y entienda, buscando conocer la orientación y la verdad, Allah le concederá el éxito y lo guiará.
El objetivo principal y más importante de este gran libro es clarificar los derechos de Allah sobre Sus siervos, y las consecuencias de su incumplimiento. El Corán demuestra que Allah -Exaltado sea- es el único que merece ser adorado sinceramente. Y, al mismo tiempo,
( Número del tomo 1; Página 30)
aclara lo que es politeísmo mayor, el pecado imperdonable, los tipos de incredulidad y extravío.
Si una persona, al reflexionar sobre este gran Libro, no hubiera obtenido ningún otro beneficio que el conocimiento y la contemplación sobre este derecho, sería una gran bendición y bondad. ¡Y cómo no con lo que contiene de orientación a todo lo bueno y advertencia contra toda cosa mala!
Les aconsejo, asimismo, prestar atención a la Sunna, ya que es la segunda fuente de legislación y la segunda revelación. Es la que explica el Libro de Allah e interpreta los significados implícitos de las palabras de Allah -Exaltado sea-, Allah -Exaltado sea- dice en el Corán: E hicimos que te descendiera a ti el Recuerdo para que pusieras en claro a los hombres lo que se les había hecho descender y para que pudieran reflexionar Y dice también: Y no hicimos que descendiera a ti el Libro sino para que les hicieras claro aquello en lo que discrepaban El Sagrado Corán fue revelado a fin de guiar a las personas hacia el bien, dirigirles al camino de la salvación y advertirles contra lo que los llevaría al camino de destrucción. Allah -Exaltado sea- ordenó a Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que aclarara a los hombres lo que les fue revelado y les explicara lo que les causa confusión. Así, desde el inicio de su misión hasta su muerte, el Profeta siguió llamando a la gente a las enseñanzas del Corán, explicando sus comandos y advirtiendo contra sus prohibiciones. Es un periodo que duró veintitrés años, y que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- los pasó haciendo Da`wah (llamar a la gente al Islam), aclarando, animando y advirtiendo hasta que falleció.
Mi simposio discute esta noche el tema más importante, esto es, el tema de la creencia, que plantea la idea del Tawhid y su antítesis.
El Tawhid es el propósito por el cual Allah envió a los Mensajeros, reveló los Libros y creó a la humanidad y los genios. Todas las leyes divinas giran en torno a este concepto, Allah -Exaltado sea- dice: Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren Es decir, para adorar únicamente a Allah.
( Número del tomo 1; Página 31)
Estos seres no fueron creados en vano; su función en la vida no es sólo comer, beber, vivir en palacios, cavar ríos, plantar árboles o cualquier otra misión terrenal, sino adorar a su Señor, glorificarlo, cumplir con Sus mandamientos, evitar Sus prohibiciones, respetar Sus límites y guiar a la gente a Él, informándoles de Su derecho (sobre ellos).
Todos los dones que Allah creó para la humanidad tienen el propósito de ayudarles a obedecerle, Allah -Exaltado sea- dice: Él es Quien creó para vosotros todo cuanto hay en la tierra Y dice en otra aleya: Y os ha subordinado lo que hay en los cielos y en la tierra, todo gracias a Él Allah -Exaltado sea- ha hecho descender las lluvias y fluir los ríos, y ha facilitado a los hombres varios tipos de provisiones y gracias para ayudarles a obedecerle, y proveerles de sus necesidades durante la vida, con el propósito de proporcionar la prueba irrefutable sobre ellos y eliminar cualquier excusa, Allah dice: Hemos enviado un mensajero a cada comunidad: "Adorad a Allah y apartaos de los Tagut" Dice también: Antes de ti no enviamos ningún mensajero al que no le fuera inspirado: No hay dios excepto Yo. ¡Adoradme! En otra aleya dice: Pregunta a Nuestros mensajeros, a los que enviamos antes de ti. ¿Acaso establecimos que aparte del Misericordioso hubiera otros dioses que adorar? También dice: Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él Y dice en la azora de Al-Fatiha (la Apertura): Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda
Además de otras aleyas que indican que Allah creó a las criaturas para que lo adorasen sólo a Él, y envió a los Mensajeros para que guiaran y orientaran a las personas hacia este deber.
( Número del tomo 1; Página 32)
Por lo tanto, los sabios musulmanes, que son los sucesores de los Mensajeros, deben aclarar este gran asunto a la gente. Es la tarea más importante, a la cual hay que prestar mayor cuidado y atención, porque lo que sigue en la vida de una persona que abraza el Islam, dependerá de la misma. Si el Tawhid de un musulmán responsable (pubescente y sensato) no es puro, sus actos y palabras serán infructuosos, Allah -Exaltado sea- dice: Si hubieran asociado, todo lo que hicieron habría sido en vano En otra aleya dice: Iremos a las acciones que hayan hecho y las convertiremos en polvo disperso Y dice también: En verdad te he inspirado a ti y a los que te precedieron, que si asocias algo conmigo se harán inútiles tus obras y serás de los perdedores Además de otras tantas aleyas que llevan el mismo significado.
Lo que apoya este significado es que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- pasó diez años en la Meca llamando a la gente a adorar solamente a Allah antes de que la oración, entre otros actos de adoración, fuera obligatoria. Durante este período, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- llamaba a adorar únicamente a Allah, abandonar el politeísmo, desechar a los ídolos y aclarar que tanto los humanos como los genios deben adorar a Allah sólo y abandonar el politeísmo cuyos padres y antepasados solían practicar.
Por eso, Heraclio, Emperador de Roma, preguntó a Abu Sufyan ibn Harb cuando éste viajó con un grupo de Quraysh durante el período de tregua con el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, para hacer comercio en Palestina, mientras que Heraclio se encontraba en ese momento en Jerusalén. Cuando se enteró de la llegada de los árabes, Heraclio ordenó traerlos ante él para preguntarles sobre lo que sabían acerca de este Profeta del que había oído hablar. Este grupo estaba encabezado por Abu Sufyan ibn Harb. Así, les preguntó acerca de él y de su afirmación de que es un Mensajero de Dios.
Heraclio ordenó que sentaran a Abu Sufyan frente a él, y a sus Compañeros detrás. Y llamó a su intérprete y le dijo: Diles que le voy a preguntar sobre el hombre que cree ser un Profeta. Si miente que le desmientan.
Luego, le preguntó sobre el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- entre otras preguntas mencionadas en Al-Bujari y los otros libros de hadiz. Una de estas preguntas es: ¿A qué os está llamando este hombre?
( Número del tomo 1; Página 33)
Ellos contestaron que él los llamaba a adorar solamente a Allah, y abandonar la religión de sus antepasados​​, además de realizar la oración, ser honestos, mantener los lazos de parentesco y preservar la castidad.
Heraclio les dijo: "Si lo que me habéis dicho sobre él es correcto, su dominio pronto se extenderá a este lugar por debajo de mis pies". Y de hecho, esto sucedió. Pues, Allah concedió a los musulmanes la soberanía sobre Al-Sham (zona sirio-palestina), quitó a los romanos de su camino, otorgó la victoria al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y apoyó a Sus siervos.
Lo que se quiere decir aquí es que el Tawhid es el principio más importante, que, cuando las personas lo descuidan caen en el politeísmo mayor. Algunos dicen ser musulmanes y rechazan las acusaciones de politeísmo lanzadas por los demás, a pesar de haber caído en el politeísmo debido a su ignorancia de este gran principio. Han tomado a muchos muertos como dioses para adorarlos en lugar de Allah. Circunvalan alrededor de sus tumbas y piden su socorro y que curen a sus enfermos, satisfagan sus anhelos y les concedan la victoria contra sus enemigos. Dicen que esto no es politeísmo, sino más bien es una forma de glorificar a los difuntos piadosos y buscar su intercesión ante Allah. También afirman que una persona no debe invocar a Allah directamente, porque esto se debe hacer a través de los walíes (personas piadosas), que son mediadores que actúan como los ministros del Señor, igual que son los ministros para los reyes, comparando a Allah con Sus criaturas y adorándolas junto con Él. ¡Que Allah nos salve de esto!
Esto se debe a la ignorancia y la falta de conocimiento de este gran principio. Por esta razón, los que adoran a Al-Badawi, al shayj ‘Abd Al-Qadir, a Al-Husayn y a otras personas, han caído en este mal. Pues, no se han dado cuenta de la verdad del Tawhid y la llamada de los Mensajeros, y han confundido la realidad, lo que les llevó a caer en el politeísmo disfrutando de ello. Aún más, lo han considerado como una especie de piedad y un medio para acercarse a Allah, reprochando al que critica a sus actos. Raramente, se puede encontrar -en la mayor parte de los países- a un experto que esté familiarizado con este gran principio. A veces, se señala a una persona como un eminente erudito, aunque sigue glorificando las tumbas, suplicando a sus habitantes, pidiendo su socorro y haciendo votos para ellos, etc.
Al contrario, son muy pocos los verdaderos sabios, los de la Sunna y del Tawhid, que existen en los distintos lugares.
( Número del tomo 1; Página 34)
En consecuencia, es deber de los estudiantes de esta universidad y las demás universidades islámicas cuidar este principio y dominarlo bien para poder actuar como llamadores a la guía y predicadores de la verdad, y para ser capaces de explicar a la gente la realidad de la religión con la que Allah envió a Su profeta Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y a los otros Mensajeros.
El simposio que estoy dando hoy es concerniente a los tipos de Tawhid y politeísmo. El Tawhid significa creer que Allah -Glorificado y Exaltado sea- es Uno, sin socios en Su Señoría, Nombres, Atributos, Divinidad o adoración. Pues, Él es Uno Sólo, incluso si las personas se niegan a creer en Su Unicidad. Por lo tanto, dedicar los actos de adoración únicamente a Allah se llama Tawhid. El siervo que cree en eso es un monoteísta que unifica a Allah, ya que piensa y lo trata a Él como el único Dios que debe ser adorado e invocado con sinceridad, y le considera a Él como el Único que gestiona todos los asuntos, el Creador de todas las criaturas, el Dueño de los Nombres más hermosos y Atributos perfectos, y el único que merece ser adorado.



  Anterior     Siguiente