Búsqueda por el número de tomo > Sexto volumen > Un consejo para llevar a cabo la llamada a Allah.con mucha paciencia

( Número del tomo 6; Página 225)

Un consejo para llevar a cabo la llamada (da'wah) a Allah con mucha paciencia

De ‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz al respetable hermano, el Shayj M. A. M. M. ¡Que Allah le conceda el éxito en hacer el bien! Amén.
La paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean con ustedes:
Pues, me llegó un mensaje suyo con la fecha de 19/12/1973. La verdad es que me han alegrado sus actividades contra los principios destructivos y sus malas consecuencias que les afectaron. De hecho, éste es el camino de los Profetas y sus seguidores, los cuales suelen pasar por duras pruebas, pero al final siempre son los ganadores. Por ello, les aconsejo que tengan paciencia y seguro que tendrán buenas noticias. También, he leído su discurso adjunto, con el título: "¿Dónde estamos respecto a la metodología islámica?" Es un discurso muy útil. Sin embargo, tiene algunas ambigüedades, como, por ejemplo, en pág. 3: " Por eso, el Islam considera incrédulo a cualquiera que contradice a esta situación, formando una clase nueva o un centro de poder, etc." Le aconsejamos que preste más atención a la claridad, evitando siempre la generalización en cualquier conferencia o discurso.
En cuanto a su deseo de trabajar en Arabia Saudita, ya sabe que ha pasado la mayor parte del año académico, y que seguramente el Ministerio de Educación ha contratado a los profesores que necesita.
Le sugiero que trabaje en el campo de la predicación y la orientación en Kuwait
( Número del tomo 6; Página 226)
y puede usted cobrar por ello tal como se cobra por la enseñanza. El trabajo en ambos campos, en realidad, consiste en hacer da'wah, educar e instruir a la gente y ordenar hacer el bien y prohibir hacer el mal. Por lo tanto, no hay ningún inconveniente en que el musulmán cobre dinero del Tesoro Público que le ayude a cumplir con su labor de enseñanza, predicación, orientación, Imamah (dirección de la gente en la oración) y adhan (Llamada a la oración), entre otras misiones del bien. Sin embargo, hay un debate entre los ulemas sobre si está permitido cobrar dinero de otra fuente que no sea el Tesoro Público por enseñar ciencias religiosas o por trabajar como Imán. Durante la vida del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y en la era de los Califas Ejemplares se comprobó que los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- cobraban del Tesoro Público cuanto les ayudaba a hacer actos de obediencia a Allah y a luchar por Su causa. Después de los Profetas, los Compañeros se consideran los más piadosos, temedores a Allah y conocedores de Su shari'ah (Ley Islámica). Los musulmanes pueden encontrar en ellos un modelo excelente para seguir. ¡Que Allah nos guíe a todos a hacer lo que le complace! ¡Que nos conceda a nosotros y a todos los musulmanes la gracia de comprender Su religión y de mantenernos firmes en ella! Él es Quien oye y está muy cerca.
La paz y la misericordia de Allah sean con ustedes.



  Anterior     Siguiente