Búsqueda por el número de tomo > Sexto volumen > El veredicto legal acerca de quien se burla del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-

( Número del tomo 6; Página 253)

El veredicto legal acerca de quien se burla del sublime Profeta

-la paz y las bendiciones de Allah sean con él-

lo insulta, desprecia o hace lícito lo que él ha prohibido

En el nombre de Allah y la paz y las bendiciones sean con Su Mensajero:
He leído lo citado por el periódico de "Sawt Al-Islam " de El Cairo respecto a lo que publicó el diario egipcio "Al-Masa'" con fecha de 29 de enero pasado. Dicho diario rebajó el elevado y sublime rango de nuestro Profeta Muhamad ibn ‘Abdullah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él, su Familia, sus Compañeros), asimilándolo con uno de los animales más bajos: el gallo. Cualquier musulmán no duda de que esta asimilación es un acto de pura incredulidad; un excesivo ateísmo; y una burla evidente de la alta posición del maestro de los primeros pueblos y de los que vienen después, el Mensajero del Señor de los mundos y el líder de los Ghurr Muhagalin (los musulmanes de caras, brazos y pies blancos que se resucitarán con este aspecto en el Día del Juicio Final). Es un desprecio que entristece a todo musulmán y amarga el corazón de cualquier creyente. Quien comete tal acto o lo acepta cae en la maldición y la desgracia de Allah; se castigará con la permanencia eterna en el Infierno; recibirá la ira de Allah, el Compulsivo y el Todopoderoso y saldrá del Islam a la incredulidad, la hipocresía y el politeísmo. El Sagrado Corán declara la incredulidad de quien se burla del Profeta, de cualquier aleya del Sagrado Corán o de cualquier precepto de la shari'ah (Ley Islámica), Allah -Exaltado sea- dice: Di: ¿Os burlabais de Allah, de Sus signos y de Su Mensajero?(65) No os excuséis puesto que renegasteis después de haber creído Estas aleyas constituyen una evidencia muy clara y un argumento indiscutible de la incredulidad de quien se burla de Allah, de Su Profeta o del Sagrado Corán.
Todos los ulemas musulmanes de todos los tiempos y los lugares están de acuerdo en que si alguien se burla de Allah, de Su Mensajero o del Corán, se considera incrédulo; y en que si un musulmán lo hace, será apóstata y merece la muerte como castigo mundanal, ya que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Será condenado a muerte quien se convierta a otra religión.
( Número del tomo 6; Página 254)
Otra evidencia decisiva de la incredulidad de quien se burla de Allah, el Profeta o el Corán es que las burlas degradan y desprecian a la persona que las recibe. Entonces, cómo puede pasar esto con Allah, si Él se caracteriza por la plena perfección, y el Corán es Su palabra, y Su palabra es una de las cualidades de Su perfección, Exaltado sea. Además, Su profeta Muhammad es la criatura más perfecta, el maestro de la humanidad, el último Profeta y el más cercano y querido a Allah. Por ello, quien se burla de Allah, Su Profeta, Su Libro o cualquier cosa de Su Religión, estará degradando lo burlado, hecho que se juzga como un acto de incredulidad completa e hipocresía evidente, y muestra hostilidad hacia Allah, el Señor del Universo, y rechazo a Su fiel Profeta.
Por otro lado, se relató -por más de uno de la gente del conocimiento- el consenso unánime de los ulemas sobre la incredulidad de quien insulta o desprecia al Profeta y la obligación de matarlo.
El Imam Abu Bakr ibn Al-Mundhir, que Allah tenga misericordia de él, dijo: "El 'uam de los ulemas en general están de acuerdo en que quien insulta al Profeta debe ser matado. Entre quienes dijeron esta opinión se destaca: Malik, Al-Layth, Ahmad y Ishaq. También ésta es la opinión de Al-Shafi‘i "
La palabra "'uam", arriba mencionada, es el plural de "a'mah" que significa aquí "grupo". O sea, el imán Abu Bakr quería decir que los grupos de ulemas en general están de acuerdo en que hay que matar a quien insulta al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
Es indudable que este acto de insultar tiene diferentes formas, y que burlarse del Profeta y despreciarle asimilándole con un humilde animal es de las formas más feas y desagradables del insulto. Por ello, quien lo hace se juzga como incrédulo y su sangre y sus bienes son lícitos.
Al-Qadi ‘Iyad -que Allah tenga misericordia con él- dijo: "el consenso unánime de la Ummah (Nación Islámica) implica matar a quien lo degrada o insulta de los musulmanes."
Asimismo, dijo Muhammad ibn Sahnun (uno de los Imames de Al-Malikíes): "Los ulemas están de acuerdo en que quien insulta o menosprecia al Profeta es incrédulo. Recibirá el castigo de Allah y la Ummah lo juzga que merece la muerte. Así, quien dude en su incredulidad y en el castigo que merece, será considerado incrédulo."
Por su parte, Shayj Al-Islam 'Abu Al-‘Abbas ibn Taymiya -que Allah tenga misericordia con él- después de mencionar en su libro "Al-sarim al-maslul ‘ala shatim al-rasul" la opinión de los ulemas respecto a esta cuestión, dijo: "El resumen de los puntos de vista es que si el insultador es musulmán, será considerado incrédulo y debe ser matado con la unanimidad de los ulemas. Ésta es la opinión de los cuatro Imames y otros ulemas más. Por otra parte, Hanbal dijo: ("escuché a Abu `Abdullah diciendo: "quien insulta o menosprecia al Profeta, hay que matarlo, sea musulmán o no"). Yo veo que debe ser matado y no se le pide que se arrepienta".
( Número del tomo 6; Página 255)
Son muchos los ulemas que abordaron esta cuestión y se transmitió de ellos mucho material suficiente para quien busca la verdad.
El periódico de "Sawt Al-Islam", del Cairo, tuvo éxito en su réplica a las herejías publicadas por "Al-Masa'" escrita por el shayj Muhammad ‘Atiyyah Jamis- jefe de redacción de "Sawt Al-islam", muy acertadamente condenó la incredulidad explícita y la burla descarada hechas por el diario "Al-Masa'" contra el amo de todos los siervos de Allah -Exaltado sea- y el mejor de todos los Mensajeros. El shayj Muhammad reprochó a los gobernantes de Egipto y les pidió que pusieran fin a este tipo de hechos.
A continuación cito a los lectores una parte de lo que escribió el shayj Muhammad después de su réplica a los horribles artículos publicados en algunas periódicos mercenarios:
"Después de todo lo hemos mencionado, no es de extrañar que uno de los periodistas de "Al-Masa'" se atreve, en el 29 de enero pasado, a burlarse de manera indirecta del Profeta caricaturizándolo con un hombre que tiene el cuerpo de un gallo y escribiendo bajo el dibujo: ¨Oh, hombre! Éste es don Muhammad Afandi que tiene nueve esposas¨. Así, descaradamente se publicó el dibujo que degrada al honorable Profeta y ataca la shari'ah.
¿Quién tenía nueve mujeres aparte del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-? ¿Cómo se podría llegar hasta publicar este dibujo en un diario supervisado por la Unión Nacional? ¿Cómo se burla de la persona del Profeta llegando al punto de llamarlo "don Muhammad Afandi"? ¿Por qué el periodista o el pintor eligió el nombre de "Muhammad" en concreto y no "'Ali" o "Sa'id" o cualquier otro nombre y por qué especificó nueve esposas y no siete o diez o doce? La mala intención del caricaturista es evidente y no necesita ninguna interpretación alegórica ni puede ser excusado.
( Número del tomo 6; Página 256)
Si una caricatura como ésta se hubiera publicado en cualquier periódico británico, estadounidense, francés o incluso israelí, todo el mundo musulmán habría estallado y combatido enérgicamente tal difamación. Sin embargo, cuando sale en un diario nacional, se pasa de largo y se hacen oídos sordos. Lamentablemente, la caricatura en cuestión fue publicada por nuestra prensa en un momento en el que nuestros enemigos se preocupan mucho por nuestros sentimientos como musulmanes. Cuando Estados Unidos e Italia quisieron producir una película sobre el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, recurrieron al Gran Shayj de Al-zhar y a la Liga Árabe para conseguir su permiso y saber su opinión en el guión, el diálogo, etc., a pesar de ello, podían producirla de la manera que quieran y de acuerdo con el espíritu de hostilidad que nos guardan. Vaya comparación entre la forma de comportamiento de nuestros enemigos y la de los hijos de nuestra Ummah.
¿Hasta cuándo permanecerán callados los responsables de la prensa? ¿Y hasta cuándo los hijos de la Ummah nos quedaremos tranquilos sin actuar? ¿Vamos a esperar hasta que estos traidores y corruptos dejen la ilusión alegórica y lo hagan de manera directa? ¿Quedaremos callados hasta que la gente se mofe abiertamente del Islam en las calles y en los caminos? Por Allah, es una tentación malvada protagonizada por unos ignorantes mercenarios y dará lugar a un gran peligro si no se detiene. Por ello, no podemos callarnos más ante este exceso en la lucha contra el Islam y la moral, y ante estas burlas del Profeta y de su shari'ah. La Comunidad Musulmana sigue siendo orgullosa de su religión y de su Profeta. Por ello, si dicha prensa malvada quiere estallar la guerra, pues como quiera, pero nosotros no vamos a quedarnos con las manos cruzadas. Basta, ya.
El Islam es nuestra única patria. Es nuestra alma, no podemos vivir sin él. Es nuestra alimentación. Sin él, la comida y la bebida no tienen valor. Para nosotros, el islam es todo. Digo esto en el nombre de más de veinte millones musulmanes de los hijos de esta querida patria. Estamos a espera de un comunicado oficial de la Unión Nacional respecto a lo que hizo el diario de "Al-Masa'", aclarando las medidas tomadas contra los responsables y los caricaturistas de dicho diario; así como contra cualquier persona que haga algo semejante en nuestra prensa en general. De tal manera, podemos tranquilizarnos en cuanto al futuro de nuestra religión. Allahu Akbar (Allah es el Más Grande) y la gloria es sólo para Él, Su Profeta y los creyentes."
Aquí terminan las palabras de Al-Shayj Muhammad ‘Atiyyah Jamis que son beneficiosas, buenas y apoyan la verdad por la verdad. ¡Que Allah le recompense con lo mejor y aumente sus conocimientos!¡Que Allah ayude a muchos musulmanes a hacer lo mismo y a anunciar claramente la verdad en frente a los injustos! Alabado sea Allah, Quien quiso que en Egipto
( Número del tomo 6; Página 257)
hubiera seguidores y defensores de la verdad, algo que indica que en la Comunidad Musulmana existen hombres honestos, capaces de proteger la religión y defender del último y más cercano Profeta a Allah: Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Allah -Exaltado sea- nos informó en el Corán de los incrédulos e hipócritas que se burlaban y se reían de los Mensajeros y de los creyentes. Por ello, no es de extrañar que los encargados del diario de "Al-Masa'" sigan el camino y la metodología de sus antepasados de los incrédulos y los hipócritas. Allah -Exaltado sea- dice: ¿Es que os lo habéis encomendado unos a otros?Pero no, sólo son una gente que va más allá de los límites
Asimismo, dice: Ciertamente los que cometían maldades se reían de los que eran creyentes(29) Y cuando pasaban a su lado se hacían guiños entre ellos En otras aleyas dice: Es cierto que había una parte de Mis siervos que decía: ¡Señor nuestro! Creemos, perdónanos y ten misericordia de nosotros; Tú eres el mejor de los misericordiosos(109) Los tomasteis a burla hasta el punto de olvidar Mi recuerdo y os reísteis de ellos(110) Verdaderamente hoy les hemos recompensado porque fueron pacientes y ellos son los que han tenido éxito También, Allah -Exaltado sea- nos cuenta de Noé y su pueblo, diciendo: Y mientras construía la nave, cada vez que pasaban por delante algunos de los principales de su gente, se burlaban de él. Dijo: Si os burláis de nosotros, ya nos burlaremos nosotros de vosotros como os burláis ahora(38) Y ya sabréis a quién va a llegarle un castigo que le humillará y sobre quién se desatará un castigo permanente En otro pasaje coránico Allah -Exaltado sea- dice: Quienes hablan mal de los creyentes que dan espontáneamente y de los que no cuentan sino con el límite de su capacidad y se burlan de ellos, Allah se burlará a su vez de ellos y tendrán un castigo doloroso
Dichas evidentes aleyas son obvias pruebas de que burlarse de los Mensajeros y de los creyentes es una característica de los incrédulos, hipócritas y politeístas y una manifestación de su severa hostilidad y clara incredulidad.
Actualmente, algunos de los encargados de la prensa en el Cairo se caracterizaron por las cualidades de estos incrédulos e hipócritas y siguieron su camino. Por ello, recibirán su mismo castigo, tanto en esta vida como en la Otra; ya que fue comprobado que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien se asemeja con alguna gente, se considera uno de ellos Cualquier persona, aunque tenga pocos conocimientos, no puede dudar en que asimilar al Profeta con un animal humilde es una degradación y menosprecio. Quien hace esto o lo acepta, sea periodista, gobernante, etc., es considerado como un ateo incrédulo y su sangre y sus bienes son lícitos.
( Número del tomo 6; Página 258)
Por otra parte, hay que llamar la atención sobre un punto importante: ¿Por qué "Al-Masa'" caracterizó al Profeta por un gallo en concreto? Es evidente para quien reflexiona que es una negación de su Profecía y su Mensaje acusándole de ser un animal lujurioso que se preocupa sólo por satisfacer sus deseos carnales. Todo esto es un exceso en la incredulidad y en la degradación de la alta posición del sublime Profeta. ¡Maldiga Allah a quien lo desprecie o acuse de algo de lo que es inocente! ¡Que Allah destruya el diario cairota de "Al-Masa'" y los encargados de él que aceptan dicha difamación! ¡Qué enorme falsedad han dicho! ¡Qué burla tan vergonzosa han hecho! La verdad es que Allah -Exaltado sea- ha protegido a Su Profeta de las alegaciones de los mentirosos y los injustos. El Profeta era el más honesto de la gente, el más sincero con Allah y con los demás, el más elevado, el más honorable, el más paciente, el más obediente a Allah, el más capaz de transmitir Su Mensaje y el más temeroso a Allah. Se alejaba de cualquier cosa que pueda manchar su elevado rango u obstaculizar su misión de Yihad (lucha por la causa de Allah), orientación y predicación. Él se casó con más de una mujer, siguiendo la costumbre de los anteriores Mensajeros, tal como afirma Allah, diciendo: Ya enviamos mensajeros anteriores a ti a los que dimos esposas y descendencia
En efecto, su casamiento con nueve mujeres lleva mucha sabiduría, buenas razones y enormes beneficios como: mantener estas esposas castas, ser amable con ellas, así como, aprender del Profeta las bases de la shari'ah para que ellas las enseñen luego a la gente. De tal manera, la casa de cada una de ellas era como una escuela a la que los musulmanes iban después de la muerte del Profeta con el fin de aprender y preguntar a las Madres de los Creyentes (las esposas del Profeta) sobre la vida del Mensajero de Allah, sus cualidades y su comportamiento dentro y fuera de casa. Esto aumentó las obras escritas sobre el Islam e incitó a los musulmanes a cooperar en el bien y el temor de Allah. Además, su casamiento con nueve mujeres contribuyó a la difusión del Corán y la Sunna, a través de sus diferentes cuñados y sus conocidos, ya que las esposas del Profeta eran de diversas tribus. Esto era más beneficioso para la da'wah (invitación al Islam) y muy útil en transmitir y establecer los preceptos de la religión. Por otro lado, el matrimonio del Profeta con nueve esposas era una fuente que Allah le concedió para su comodidad y compañía. Allah -Exaltado sea- plantó en el corazón del Profeta el amor de las mujeres y del perfume, y hizo que la oración sea lo más amado para él. Fue auténticamente transmitido que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: La vida mundana consiste en goces efímeros, y la mejor de estos goces es una mujer virtuosa. Allah hizo que los hombres se inclinen de una manera innata a las mujeres que son una fuente de sosiego a los hombres, como Allah -Exaltado sea- dice:
( Número del tomo 6; Página 259)
Y parte de Sus signos es que os creó esposas sacadas de vosotros mismos para que encontrarais sosiego en ellas y puso entre vosotros amor y misericordia; realmente en eso hay signos para gente que reflexiona Allah dotó a Su Profeta de la fuerza necesaria para cumplir con los derechos de sus esposas, algo que no otorga a muchos de Sus siervos. Esto no es raro al tratarse de los Profetas, ya que son los hombres más perfectos, más castos y más honorados y son los mejores que cumplen con los derechos de Allah y de los siervos.
Tanto el Profeta David como su hijo, el Profeta Salomón, tuvieron muchas esposas, y Allah les dio la capacidad para mantenerles y cumplir con todos sus derechos carnales. No es extraño, por lo tanto, que Allah haga lo mismo con quien es mejor de ellos y más cercano a Allah: el Profeta Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Allah le permitió que se casara con nueve mujeres porque esto contenía importantes intereses que trajeron el bien y el beneficio general a la Ummah (Nación Islámica), tal como hemos citado anteriormente. Allah -Exaltado sea- asignó a Su Profeta nobles cualidades, lo envió a toda la Humanidad, le hizo una misericordia para todo el Universo, lo ha tomado como Jalil (persona cercana y amada), tal como hizo con Abraham -la paz sea con él-, le ha dado Al-Wasilah (el grado más superior en el Paraíso), lo hizo el señor de los hijos de Adán, le concedió Al-Maqam Al-Mahmud (un estado de alabanza y gloria) y el gran Shafa `ah (intercesión) en el Día de la Resurrección, lo soportó, emitiendo terror (en el corazón de su enemigo) para la distancia de un mes, le iluminó el corazón, le perdonó sus pecados y puso en alto su nombre, de modo que se vincula su nombre con el de Allah. Así es en los sermones, tashahhud, iqamah (segunda llamada para empezar la oración) y adhan (llamada a la oración).
Las destacadas cualidades y características del Profeta son muchísimas. Entonces, ¿cómo se atrave el diario de "Al-Masa'" y los encargados de él a despreciarlo y degradarlo, asimilándolo encima con uno de los animales más bajos para culminar dicha difamación. ¡Glorificado y Alabado sea Allah! ¡Cómo es Grande! Allahu Akbar (Allah es el Más Grande) ¡Cómo es amplia Su paciencia! Así es como Allah marca los corazones de los que no saben No es raro que esta evidente incredulidad, excesiva hipocresía y clara degradación del siervo más honorable que sacó a la gente de las tinieblas venga del periodismo de obscenidad, incredulidad, politeísmo, injusticia y hostilidad. Tal periodismo que lucha contra las virtudes y llama a los vicios. No es extraño que este comportamiento venga de algunos de los encargados de la prensa del Cairo.
( Número del tomo 6; Página 260)
Estas personas siguieron los pasos del demonio, se apartaron de lo transmitido por los Profetas y lo relevado en el Corán. Se preocuparon solamente por los faraones, los ateos y los cristianos, asignando algunos periódicos para combatir contra el Islam, borrar sus nobles enseñanzas, engañar y confundir a la gente de ideas débiles y mentes insensatas.
Por otra parte, digo que ésta no es la única culpa de los periodistas del Cairo. ¿Cuántos crímenes, hechos vergonzosos y actos de incredulidad han cometido? ¿No eran ellos quienes llamaron en sus diarios al socialismo y al comunismo rojo, que no son más que sistemas injustos, pretendiendo que son formas de sistemas islámicos? Por el contrario, el Islam está totalmente en contra de estas ideologías. El Islam hace ilícitos el alma, el dinero y el honor de los demás, respetando y protegiendo de tal manera el dinero colectivo e individual. Por ello, según el Islam, se corta la mano de quien roba, se mata a quien lucha contra el Islam si él mata a un musulmán y se le corta una mano con el pie opuesto si se apodera injustamente del dinero ajeno de los musulmanes. El Día del Sacrificio de al-hajj (peregrinación mayor) de despedida, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Ciertamente vuestra sangre, vuestros bienes y vuestro honor son sagrados para vosotros como es sagrado este día vuestro, en este mes vuestro y en esta ciudad vuestra Un hadiz de común acuerdo sobre su autenticidad. Asimismo dijo: Quien se apropie injustamente de un solo palmo de tierra, Allah le cargará sobre su cuello una extensión siete veces mayor en el Día de la Resurrección. Un Hadiz sobre cuya autenticidad hay acuerdo. El Profeta dijo también: A quien se apodere de los derechos de un musulmán por medio de un falso juramento, Allah le impondrá el Fuego de forma obligatoria y le impedirá la entrada en el Jardín. Se le preguntó: "¿Aunque sea algo insignificante, Mensajero de Allah?" Dijo: "Aunque sea un palito de Arak" Recopilado por el Imam Muslim en su Sahih Asimismo, Allah -Exaltado sea- dice en el Sagrado Corán: ¡Vosotros que creéis! No os apropiéis de los bienes de otros por medio de falsedad, sino a través de transacciones que os satisfagan mutuamente . Y en otra aleya dice: No os apropiéis unos de la riqueza de otros, recurriendo a la falsedad, ni recurráis a los jueces para arrebatar algo de la riqueza de otro con delito, sabiendo lo que hacéis Se narró del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que Allah -Exaltado sea- dijo: "¡Siervos míos! Yo me he prohibido la injusticia y también la he prohibido entre vosotros. Así pues, no seáis injustos unos con otros. y el Profeta dijo: No está permitido tocar los bienes de un musulmán sin su consentimiento
( Número del tomo 6; Página 261)
Son muchos los hadices y las aleyas que confirman este sentido. Todos los Profetas han confirmado en sus diferentes legislaciones que uno no puede apoderarse del alma, el dinero o el honor ajeno excepto por el derecho. Todos los ulemas de los musulmanes están de acuerdo en esto. Sin embargo, los que llaman al socialismo y al comunismo y sus partidarios en la injusticia y la hostilidad permitieron apoderarse del dinero y de las almas ajenas sin razón, abandonando el Corán y la Sunna del Profeta. Si estas personas hubieran dicho: "sabemos que estos sistemas son injustos y hostiles, pero los aceptamos", esto habría sido un mal menor ante los ojos de Allah y los creyentes. No obstante, encima por excesiva injusticia y clara incredulidad, algunos alegan que sus prácticas marxistas, sus comportamientos comunistas y su trayectoria incrédula y atea están derivados de los principios islámicos. Sus seguidores incondicionales y sus fieles servidores confunden y desvían a la gente, pretendiendo que el Islam apoya estas falsas ideologías. En verdad, Allah y Su Mensajero están libres de todo esto. Allah -Exaltado sea- dice: es una palabra grave que sale de sus bocas. Lo que dicen es sólo una mentira Sordos, mudos y ciegos no pueden entender y Allah es el más veraz al decir también: ¿Qué opinión te merece quien hace de su deseo su dios? ¿Vas a ser tú su guardián?(43) ¿O acaso cuentas con que la mayoría de ellos va a escuchar o a entender cuando no son sino como animales de rebaño o aún más extraviados del camino? Quien afirma que el Islam aprueba la injusticia, la opresión y la agresión a la santidad de los musulmanes es incrédulo, desviado y mentiroso con Allah, el Profeta y la shari'ah. Asimismo, se juzga como incrédulo quien niega los castigos corporales prescritos para el crimen, como el del robo y los demás, diciendo que no son de la shari'ah. Tal es el caso de los ateos y los comunistas, entre otros. Estas personas son incrédulas obstinadas y mentirosas porque Allah -Exaltado sea- dice: Al ladrón y a la ladrona cortadles la mano en pago por lo que hicieron. Escarmiento de Allah; Allah es Poderoso y Sabio Quien alega que el Islam permite el comunismo marxista. o dice que dicha ideología está derivada del Islam o es mejor que él y más tolerante, forma parte de los más incrédulos y extraviados; ya que nada es mejor que el Islam, ni más justo. Quien atribuye la injusticia al Islam estará degradándolo y diciendo mentiras sobre él, Allah- Exaltado sea- dice: Sólo los que no creen en los signos de Allah inventan mentiras. Ellos son los mentirosos Y dice también: Y no digáis con una mentira que salga de vuestras bocas: Esto es lícito y esto es ilícito para inventar mentiras contra Allah. Cierto que los que inventan mentiras contra Allah, no prosperarán(116) Un disfrute exiguo y tendrán un doloroso castigo
( Número del tomo 6; Página 262)
Allah -Exaltado sea- ha dividido la gente en clases, haciendo que unos sean más elevados que otros, con el fin de arreglar su vida, ayudando unos a otros. Así, sus intereses son satisfechos, se destacan sus habilidades y se distinguen los ricos de los pobres, los agradecidos de los incrédulos, los fieles de los traidores y los buenos de los malos. Hay muchos otros aspectos y razones detrás de la sabiduría de la variación de los niveles de vida, obras, morales y capacidades. Allah reprocha a los primeros incrédulos diciendo: ¿Acaso son ellos los que reparten la misericordia de Allah? Nosotros repartimos entre ellos sus medios de vida en este mundo y hemos elevado en grados a unos sobre otros, para que unos tomaran a su servicio a otros. Pero la misericordia de tu Señor es mejor que lo que reúnen También dice: Y Allah ha favorecido a unos sobre otros en cuanto a la provisión Y en otra aleya dice: Y Él es Quien os ha hecho suceder a otros en la tierra y ha elevado a unos por encima de otros en grados para poneros a prueba en lo que os ha dado Si Allah hubiera igualado entre la gente en los niveles de vida, morales y capacidades mentales, se habrían obstaculizado muchos intereses y no habrían conocido muchas razones y sabidurías que llevan a la recompensa o al castigo de Allah tanto en esta vida como en la otra. También, los siervos no habrían sabido los significados de los Bellos Nombres y Altos Atributos de Allah. Nadie se habría encontrado sometido a nadie y así no se habría estimado el favor de Allah ni se habría sido agradecido como se debe. Existen otras muchas nobles razones y sabidurías de esta división de la gente, las cuales pueden ser entendidas solamente por quienes creen en Allah y en el Día del Juicio Final y por los ulemas que poseen beneficiosos conocimientos y buena visión.
( Número del tomo 6; Página 263)
Los defensores del comunismo pretenden que el fin de dicha ideología es enriquecer a los pobres. Pero, en realidad, su objetivo es sacar el dinero de los ricos y apoderarse injustamente de él, bajo el lema de "la misericordia con los pobres", para gastarlo luego en sus ambiciones mundanos, bajos intereses y bestiales deseos, disminuyendo de tal manera el espíritu laboral e impidiendo que la gente piense en el cumplimiento con los derechos de Allah, la competencia en los diferentes campos de la vida y la revolución contra los incrédulos y los ateos tiranos. Esto es el comunismo cuyos partidarios envidian a la gente por lo que Allah -Exaltado sea- les ha dado de Su favor, se atreven a oponerse a Su shari'ah, hacen actos de injusticia con la gente, se apoderan del bien ajeno, luchan contra Allah en Su tierra, rechazan obedecerle y no cumplen con Sus derechos. ¡Malditos sean ellos! ¡Qué perjudicial es su negocio! ¡Qué deshonorables son! ¿Cómo es tan malo su fin? ¡Oh los musulmanes!, para conseguir el éxito, deben tener mucho cuidado con los partidarios de esta ciega tentación, renegada bid'ah (innovación en la religión), explícita incredulidad y hostilidad hacia Allah y Su Profeta. Allah legisló en el Islam lo suficiente para prescindir de dicha ideología destructiva y acabar con los malvados planes de sus incrédulos y astutos inventores. Allah ordenó obligatoriamente a los ricos que paguen el azaque y las limosnas a los pobres. Asimismo, prescribió las expiaciones, caridades voluntarias, y similares, para cumplir con las necesidades de los pobres, detener la difusión de la injusticia entre la gente y acabar con los probables intentos de estafas. Además, Allah fijó el azaque uno de los pilares del Islam, amenazó a quien no lo pague con diversos tipos de castigos y penas, y prometió a quien lo paga por purificarle, multiplicarle la recompensa y aumentar su riqueza, tal como dice en Su Sagrado Libro: Y estableced el salat, entregad el zakat y obedeced al Mensajero para que se os pueda dar misericordia En otra aleya, dice: Realmente las dádivas han de ser para los necesitados, los mendigos, los que trabajan en recogerlas y repartirlas, para los que tienen sus corazones amansados, para rescatar esclavos, para los indigentes, para la causa en el camino de Allah y para el hijo del camino. Esto es una prescripción de Allah y Allah es Conocedor y Sabio Allah -Enaltecido y Exaltado sea- dice Exígeles que den dádivas de sus riquezas y con ellos los limpiarás y los purificarás También dice: Cualquier cosa que gastéis, Él os dará algo a cambio y Él es el mejor en proveer Y dice: y haced el bien. Es verdad que Allah ama a los que hacen el bien
Existen muchas aleyas que reflejan esta idea. Por ello, todos los musulmanes deben cumplir satisfactoriamente con los derechos prescritos para los pobres; ser misericordiosos y compasivos con ellos con el fin de obedecer la orden de Allah, conseguir Su salvación, evitar Su ira y cerrar las puertas de tentación, corrupción, incredulidad y ateísmo. Asimismo, deben agradecer a Allah por Sus favores, aspirar a conseguir más de Sus gracias y virtudes, y humillar a los incrédulos y los ateos que pensaron mal del Islam y creyeron que el Islam ignora a los pobres y descuida sus derechos. De hecho, es obvia la falsedad de su punto de vista, la pérdida de su negocio, su mentira con Allah y su desviación de la verdad evidente.
( Número del tomo 6; Página 264)
Pues, musulmanes, teman a Allah, seguid el Islam en sus dichos y hechos, sean misericordiosos con los pobres, y cumplan con las órdenes prescritas de Allah, como el azaque, entre otras. Haciendo esto, pues conseguirán la felicidad y la salvación y evitaréis la ira y el doloroso castigo de Allah, tanto en esta Vida como en la Eterna. Pedimos a Allah que arregle los asuntos de todos los musulmanes, que les otorgue la comprensión de Su religión, que guíe a sus líderes y gobernantes al camino recto, que alce la bandera del Yihad, y que destruya a los politeístas, los incrédulos y los ateos. Él es responsable y capaz de ello.
¡Que Allah bendiga a Su siervo y mensajero Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Vicerector de la Universidad Islámica de Medina

‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz



  Anterior     Siguiente