Búsqueda por el número de tomo > Sexto volumen > Consejo a quien fue objeto de malas palabras e incitación a cometer pecados

( Número del tomo 6; Página 265)

Consejo a quien fue objeto de malas palabras e incitación

a cometer pecados

De ‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz al respetable hermano, M. ‘A. A. J., -que Allah le conceda el éxito-.
La paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean con usted.
Me ha llegado su mensaje donde se refiere a las malas palabras que escucha de alguna gente por su buen aspecto y por la hermosura de su cara. También me explicó que normalmente se arrepentía de los pecados y luego volvía a cometerlos por incitación de unos malos amigos. Me pidió que le aconsejara y le guiara a lo que pudiera ayudarle a reformar su situación e impedirle que volviera otra vez a cometer pecados o cosas prohibidas. Por ello, le aconsejo que se mantenga firme en la verdad; que se case tan pronto como sea posible; que reprenda a cualquiera que le incite a hacer una de las cosas mencionadas en el mensaje. Recuerde la aleya en la que Allah -Exaltado sea- dice: Y tened paciencia, pues ciertamente Allah está con los pacientes , y también lo que Allah -Exaltado sea- dice acerca del consejo de Luqman a su hijo: ¡Hijo mío! Establece la Oración, ordena lo reconocido, prohíbe lo reprobable y ten paciencia con lo que venga, es cierto que eso es parte de los asuntos que requieren entereza Hay que tener mucho cuidado con las cosas prohibidas. Debe recurrir a Allah en eso, pidiéndole que le guíe, conceda el éxito y mantenga firme en el arrepentimiento. Nunca pierda la esperanza. Le aconsejo también que acompañe a los buenos amigos y que evite a los malos. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Cada hombre reunirá las mismas cualidades que el amigo al cual acompaña. Así pues, que cada uno de vosotros vea con quién hace amistad. Asimismo, dijo: Es que el ejemplo de la buena o mala compañía es como el del vendedor de almizcle y el que sopla el aire con el fuelle de la fragua del herrero. El portador de almizcle te lo da a probar, bien se lo compras o bien te llega un buen olor de él. En cambio, el que sopla con el fuelle te quema la ropa o te impregna de mal olor. (acordado por Al-Bujari y Muslim).
¡Que Allah nos guíe a todos al conocimiento útil y que lo apliquemos en nuestra vida! ¡Que Allah nos mantenga siempre firmes en la verdad! Es cierto que Él es Quien oye y Quien está cercano.
La paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean con usted.



  Anterior     Siguiente