Búsqueda por el número de tomo > Cuarto tomo > Explicación del significado de la fórmula "No hay más dios que Allah" > Preguntas importantes relativas a la conferencia > Veredicto legal acerca del sacrificio de aquel cuya creencia es desconocida

Veredicto legal acerca del sacrificio de aquel cuya creencia es desconocida:
Pregunta 5: ¿Acaso se puede comer del animal sacrificado por aquél cuya creencia es desconocida, por aquél que comete algunos actos sabiendo que están prohibidos o por aquél conocido por invocar a los genios sin intención?
( Número del tomo 4; Página 31)
Respuesta 5: Si esta persona no es conocida por cometer actos de politeísmo, su sacrificio es lícito si es musulmán que atestigua que no hay más dios que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah; y si no se conoce que cometa actos que impliquen incredulidad, su sacrificio es lícito; a menos que se sepa que comete un acto de politeísmo, como invocar a los genios o a los muertos, o pedirles el socorro, que es un acto de politeísmo mayor. Por ende, no se debe comer de los sacrificios de este tipo de personas. Entre los ejemplos de la invocación de los genios es el hecho de decir: haced tal o tal cosa, concededme algo o haced tal cosa a fulano. Lo mismo ocurre con los que invocan a los muertos o a los ángeles, buscan su ayuda o hacen votos para ellos. Todo esto forma parte de los actos de politeísmo mayor. Pedimos a Allah que nos proteja y nos salvaguarde de eso.
En cuanto a los pecados, no prohíben comer del animal sacrificado por alguien que cometa algo de ellos, siempre y cuando no los considere como permitidos, sino que es lícito, siempre que se sacrifique en la forma prescrita por la shari'ah (ley islámica). En cuanto a aquel que considera los pecados como lícitos es considerado incrédulo, como el hecho de considerar lícito el adulterio, el consumo del alcohol, la práctica de la usura, la impiedad y desobediencia a los padres, el falso testimonio o demás actos considerados prohibidos por la unanimidad de los musulmanes. Le pedimos a Allah que nos proteja de todo lo que provoca Su ira.



  Anterior     Siguiente