Búsqueda por el número de tomo > Segundo tomo > La inviolabilidad del Sagrado Corán

( Número del tomo 2; Página 133)

La inviolabilidad del Sagrado Corán

Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos; la paz y las bendiciones de Allah sean con el señor de los antecesores y los sucesores, nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros.
El Corán es la Palabra de Allah -Exaltado sea- revelado sobre Su siervo y mensajero, Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a fin de ser guía y luz para todo el mundo hasta el Día del Levantamiento. Allah -Exaltado sea- Ha honrado a los primeros musulmanes de esta Ummah (Nación Islámica) por memorizarlo, y aplicarlo en todos los asuntos de la vida mundana, además de basarse en sus juicios en todos los asuntos de su vida. Todavía el favor de Allah -Exaltado sea- se ha descendido sobre algunos siervos, aquellos que veneran y aprecian al Corán física y moralmente como merece. Pero, hay muchos grupos y personas que pertenecen al Islam que se han privado de cumplir con el derecho del Sagrado Corán y de la Sunna del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y temo de que se le aplique la aleya donde Allah -Exaltado sea- dice: Y dirá el mensajero: ¡Señor mío! Mi gente se desentendió de esta Recitación
( Número del tomo 2; Página 134)
Pues muchos de ellos abandonaron al Corán; Dejaron de recitarlo, reflexionar en él o aplicar sus juicios. Muchos de ellos no muestran hacia el Corán la veneración y apreciación que merece. Abundan en los países islámicos papeles, revistas y publicaciones que encierran aleyas del Corán, sean en la portada o en las páginas interiores. Muchos musulmanes echan estos papeles, después de leerlos, y se coleccionan con la basura y son pisoteados. Además de esto, algunos los utilizan en otros propósitos que implican ser alcanzado por las impurezas y las suciedades, Allah -Exaltado sea- dice en el Sagrado Corán: que es una Recitación noble(77) en un Libro oculto(78) que no tocan sino los purificados(79) Revelación descendida por el Señor de todos los mundos La aleya indica que no está permitido que el musulmán toque el Corán, a menos que esté en estado de pureza, según la mayoría de los ulemas. En un hadiz narrado por 'Amru ibn Hazm que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- le escribió: que sólo el purificado puede tocar el Corán. Y narró Ibn 'Umar que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: No toque el Corán, a menos que estés purificado. Además de esto, se narró de Salman -que Allah esté complacido con él- que dijo: "No puede tocar el Corán más que el purificado". Por consiguiente, leía el Corán sin tocarlo cuando no está en estado de pureza ritual. También, en un hadiz narrado por Sa'd que ordenó a su hijo realizar la ablución al tocar el ejemplar del Corán. Si el asunto es así al tocar el Sagrado Corán, ¿qué será de quien utiliza los periódicos que encierran aleyas del Sagrado Corán para la comida y luego los echa en la basura junto con otras impurezas? No hay duda que esto es desprecio del Libro de Allah y sus sagradas palabras.
( Número del tomo 2; Página 135)
Cada musulmán y musulmana debe guardar los papeles, los libros y los demás cosas que contienen aleyas coránicas, hadices proféticos o palabras que incluyen el recuerdo de Allah o algunos de sus Nombres más hermosos -Exaltado sea-. Debe guardarlos en un lugar puro; y si no los utiliza, puede enterrarlos en una tierra pura o quemarlos. No está permitido desinteresarse de este asunto, pues mucha gente lo ignora, y se puede incurrir en una grave equivocación a causa de ignorar el veredicto legal al respecto. Por eso, veo importante escribir estas palabras a fin de recordar y aclarar a los musulmanes sus deberes hacia el Libro de Allah, sus Nombres mas hermosos y sus Atributos, además de los hadices de su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. También, a fin de advertirles de incurrir en lo que enfurece a Allah y contradice con el inviolabilidad de las palabras del Señor de todos los mundos. ¡Que Allah guíe a todos los musulmanes a lo que Él ama y le complace! ¡Que nos proteja a todos del mal de nuestras almas y de nuestras malas obras! ¡Que Allah haga a todos nosotros engrandecer Su libro y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y que obremos según sus juicios, y que nos guarde de cualquier dicho o hecho que pueda despreciarlos! Él es capaz de ello.
¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!



  Anterior     Siguiente