Búsqueda por el número de tomo > Tercer tomo > El Islam es dicho, hecho y creencia

( Número del tomo 3; Página 88)

El Islam es dicho, hecho y creencia

Alabado sea Allah, el Único, y la paz y bendiciones sean sobre Su último profeta, Muhammad, su Familia y sus Compañeros:
( Número del tomo 3; Página 89)
El periódico "Al-Nadwa" publicó en la edición N˚ 1590, a fecha del 17/12/83 D.C., un artículo del redactor, bajo el título "Estas páginas islámicas". Dijo: "En este país y en la mayoría de los países islámicos, casi todos los periódicos dedican algunas páginas para hablar acerca del Islam de vez en cuando ¡¿Por qué?! ¡¿No son musulmanes, atestiguando que no hay más dios que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah, aunque sea sólo con la lengua?! ¿No llevan nombres islámicos y sus certificados de nacimiento o sus tarjetas de identidad o, por lo menos en sus adentros, afirman que su religión es el Islam? ¿Acaso no dicen casi todas las constituciones de sus países que su religión es el Islam? ¡¿Entonces por qué se habla tanto acerca del Islam?! ¡¿Qué objetivo tienen estos periódicos? ¿Llamar a la oración, por ejemplo?! Gracias a Allah, las mezquitas están llenas de rezadores que saben perfectamente cómo colocarse en filas rectas a la hora de la oración. ¡¿O quieren llamar, por ejemplo, a realizar al-hajj (peregrinación mayor)?! Ciertamente muchos musulmanes se apresuran a realizarlo, pero Allah es Quien conoce las intenciones. ¡¿O es para llamar al azaque?! Muchos musulmanes pagan el azaque a las buenas o a las malas. Ciertamente el Islam, acerca del cual la gente habla tanto, tiene todos estos pilares, pero como un sistema de vida completo. Todas las actividades, los valores y las imaginaciones de la vida aclaran que el Islam se considera un sistema de vida; un sistema que se basa en cierto modo de vivir, y sobre este modo se establece el gobierno, la economía, la educación y las morales, incluso las relaciones internacionales entre los países islámicos y el resto de la gente. También sobre este modo solo se debe continuar la da'wah (invitación al Islam). Intentaremos -si Allah quiere- que esta página se base sobre esta perspectiva. Pedimos a los lectores que cuando nos escriban, tomen en cuenta esta perspectiva." y aquí termina lo que escribió el redactor de este periódico.
Digo, pidiendo que Allah nos conceda el éxito, que es muy raro y extraño que un autor que reside en la Meca -donde descendió la Revelación y de la que salió la luz del Mensaje- se permita escribir en un periódico famoso un ensayo cuyo contenido reside en llamar a los musulmanes a apartarse de su Religión; de modo que no difundan sus ventajas, ni llamen a ella ni adviertan sobre oponerse a ella. Además plantea una pregunta de sorpresa y condena: ¡¿No son personas musulmanas?!
Además, llama a la gente a contentarse con ser musulmanes solamente por la lengua, más bien, se considera suficiente llevar un nombre islámico -como Muhammad, 'Abdullah, 'Abd al-Rahman- o tener una certificado de nacimiento o creerlo sólo por dentro, o incluso basta, para el autor, que uno pertenezca a un país que dice que su constitución es el Islam. ¡Glorificado sea Allah! ¡¿Hasta qué punto llega la ignorancia de este hombre y su negligencia hacia el Islam como para escribir este artículo?!, aun conociendo la actividad de los misioneros en llamar a su religión falsa, y de los llamadores a las doctrinas destructivas como el Renacimiento, el Socialismo y el Comunismo, que no escatiman esfuerzos en difundirlas y destacar sus pretendidas ventajas, gastando para ello grandes cantidades de dinero para extender estas ideologías que conducen a sus seguidores al Infierno.
( Número del tomo 3; Página 90)
¡Señor redactor! ¡¿Dónde estaba su razón cuando dijo esta palabra tan injusta del Islam, la mejor religión y la más amada para Allah? El Islam, que es una religión, un estado, una doctrina, una lucha, una espada, un Corán, una cultura y gobierno; que conduce al éxito en esta vida y la del Más Allá y que garantiza la felicidad del individuo y de la sociedad en la vida efímera y la Eterna! Una religión de estas características, ¿no merece que se llame a ella, que se difundan sus ventajas y méritos en los periódicos más leídos, las revistas, las noticias, los púlpitos, las celebraciones y las reuniones, que se intensifiquen los esfuerzos para extenderla, llamar a abrazarla, aplicar sus juicios, mantenerse firme en ella y refutar las otras religiones y doctrinas?! ¡¿No ordena el Corán, que es el mejor libro y la más sagrada constitución, llamar al Islam y difundir sus virtudes, restringiendo el éxito a los que llaman a ella y mencionado que sus seguidores son la mejor comunidad de la humanidad?! Si se ha olvidado de ello, entonces escuche la aleya siguiente en que Allah -Exaltado sea- dice: Di: Este mi camino. Llamo a (la adoración) de Allah basado en una clara visión, tanto yo como los que me siguen En esta aleya, Allah -Exaltado sea- aclara que los seguidores verdaderos y sinceros del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- son quienes llaman a Su camino, con una clara visión. Su camino es el Islam, a cuyos seguidores ha negado usted el hecho de llamar a él, Allah -Exaltado sea- dice: Llama al camino de tu Señor por medio de la Sabiduría, la buena exhortación y convenciéndolos de la mejor manera
( Número del tomo 3; Página 91)
Allah -Exaltado sea- ordena a Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que llame al Islam y que intente convencer a la gente de la mejor manera. Usted bien sabe -y también los otros lectores- que cualquier religión o doctrina a la cual no se llama y cuyas virtudes y ventajas se olvidan y no se difunden, seguramente desaparecerá. Si esto ocurre, sería indicio de la negligencia y el descuido de sus seguidores. Entonces, ¡¿cómo le permitió a su pluma, o más bien, cómo le permitió su gentileza o nacionalismo, aún si no siente celos hacia el Islam, escribir este artículo que reside en aborrecer al Islam, abstenerse de llamar a él y difundirlo en los periódicos más leídos por la gente?! ¡¿Cuál será el valor de tal religión que es tratada de este modo?! ¡Glorificado sea Allah! ¡Esta religión es de alta posición y de un mérito mucho mayor de lo que ha mencionado, señor escritor!
Allah -Enaltecido y Exaltado sea- dice: Sois la mejor comunidad que ha surgido en bien de los hombres. Ordenáis lo reconocido, impedís lo reprobable y creéis en Allah También dice: Para que de vosotros surja una comunidad que llame al bien, ordene lo reconocido e impida lo reprobable. Esos son los que cosecharán el éxito En otra aleya dice: ¿Y qué mejor palabra que la de aquel que llama (a los demás) a Allah, obra con rectitud y dice: Yo soy de los musulmanes? ¡Señor autor, estimados lectores! Contemplen conmigo estas aleyas donde Allah -Exaltado sea- garantiza el éxito para los que llaman a Allah, que son los mejores de entre las gentes y los que dicen la mejor palabra. No obstante, el escritor del artículo advierte de seguir su camino, critica su comportamiento y se extraña de ellos. Luego, pensemos todos: ¿Se contenta Allah -Exaltado sea- con que los musulmanes lo sean solamente por la lengua, llevando nombres islámicos o perteneciendo a un país islámico?! ¡¿u ordena Allah a los musulmanes tener creencia junto con la práctica, con las cuales tendrán al éxito, el bien y la felicidad, tanto en esta vida como en la del Más Allá?! Ciertamente, el asunto es más claro que la luz del sol, pero Allah -Exaltado sea- dice: Y es verdad que no son los ojos los que están ciegos sino que son los corazones que están en los pechos los que están ciegos Si no fuera por el temor de que algunos ignorantes se sientan engañados por el contenido de este artículo y por su autor, no me preocuparía de comentarlo, que no lo merece, porque su falsedad es evidente para la gente ordinaria y más aún para los cultos. Pedimos a Allah que nos guíe a nosotros y al escritor a un sincero arrepentimiento.
Después de mencionar la oración, el azaque y al-hajj, dijo:
( Número del tomo 3; Página 92)
Ciertamente el Islam, acerca del cual la gente habla tanto, tiene todos estos pilares, pero como un completo sistema de vida. Todas las actividades, los valores y las imágenes de la vida aclaran que el Islam es considerado un sistema de vida; un sistema que se basa en cierta forma de vida, y sobre este modo se establece el gobierno, la economía, la educación y las morales,..."
La respuesta consiste en decir al escritor lo siguiente: Si el Islam es una religión que contiene estos fundamentos y es capaz de organizar todos los asuntos de la vida, entonces, ¡¿cómo niega que los musulmanes llamen a ella y difunden sus ventajas, diciendo que la gente es musulmana, aunque sea por la lengua?! Si fuera suficiente ser un musulmán sólo por la palabra, entonces no se aplicarían estas bases a las cuales se ha referido. La verdad es que lo que dijo es muy extraño e implica contradicción, o mejor dicho, es un completo engaño y causa confusión. Pues, ¡¿por qué no ha mencionado que es una religión que conduce al éxito y a la felicidad de sus seguidores tanto en esta vida como en la del Más Allá y se limitó a esta vida efímera?! ¡¿Cree que esta religión fue revelada para arreglar solamente esta vida pasajera, sin tener nada que ver con la Vida Eterna? O, ¿qué pretende?! Ciertamente el asunto es claro y no requiere detalles. Quien tiene poco conocimiento acerca del Islam, sabe que es un sistema válido y completo que garantiza la felicidad de las gentes tanto en esta vida como la última. Pero, a veces se desconciertan algunos de sus seguidores debido a la ignorancia o a dejar de aplicar sus juicios. La realidad es la mejor prueba de esto, que aparece patente ante quien contempla las circunstancias de vida de los musulmanes en la primera etapa del Islam y en las siguientes. ¡Señor autor! Tema a Allah, ríndase cuentas a sí mismo y revoque sus errores, pues es una virtud que se vuelva a la verdad, incluso es un deber con que gana el bien en ambas vidas más que seguir la falsedad. ¡Que Allah le guíe a usted, a nosotros y a todos los musulmanes a Su camino! Pues, es el Único que lo hace, al que le pide ayuda. No hay poder ni fuerza sino en Él. Allah nos basta, y Él es el Mejor Protector. ¡Que Allah bendiga a Su siervo y Su profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!



  Anterior     Siguiente