Búsqueda por el número de tomo > Tercer tomo > Un consejo general para los gobernantes musulmanes y sus pueblos

Un consejo general para los gobernantes musulmanes y sus pueblos

Alabado sea Allah, y la paz y las bendiciones sean con el Mensajero, su Familia y sus Compañeros:
Prosiguiendo; en verdad que exhorto a mis hermanos musulmanes de todo el mundo, ya sean gobernantes o pueblos, que se teman a Allah, siendo este el consejo de Allah y Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: Encomendamos a los que recibieron el Libro antes que vosotros, como os hemos encomendado a vosotros mismos, que temierais a Allah También dice: ¡Hombres! Temed a vuestro Señor que os creó a partir de un solo ser Asimismo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- solía aconsejar en sus sermones a los musulmanes que teman a Allah. El temor a Allah es un concepto universal que incluye el cuidado de los asuntos religiosos y aquellos relacionados con esta vida, así como también los de la Última; pudiendo decirse que toda la religión. Es la piedad, la Fe, el sometimiento a Allah, la Guía y la rectitud. Allah -Exaltado sea- llama a su religión "temor a Allah - guardarse de Allah", puesto que quien lo hace y mantiene, Allah le protegerá del mal de la vida mundanal y de la Última. Los aspectos más importantes del temor a Allah son la adoración sincera y dedicada únicamente a Él, la veracidad y fidelidad en seguir a Su Mensajero, la puesta en práctica de la shari‘ah (Ley Islámica) en todos los asuntos, y evitar aquello que la contradice; todo esto de conformidad con la aleya siguiente: A pesar de que no se les había ordenado sino que adorasen a Allah, rindiéndole sinceramente la adoración, como hanifes[Seguidores de la inclinación natural, la tendencia innata del hombre por la que reconoce a su Señor sin asociar nada con Él.] (De la aleya 5, sura 98), Allah -Exaltado sea- dice: ¡Hombres! Adorad a vuestro Señor que os ha creado a vosotros y a los que os precedieron. Tal vez así os guardéis En otra aleya dice: ¿Acaso quieren que se juzgue con el juicio de la ignorancia? ¿Y qué mejor juez sino Allah, para los que saben con certeza? También dice: Pero no, por tu Señor que no creerán hasta que no te acepten como árbitro en todo lo que sea motivo de litigio entre ellos y luego no encuentren en sí mismos nada que les impida aceptar lo que decidas y se sometan por completo
( Número del tomo 3; Página 243)
No es un asunto oculto para los que reflexionen estas aleyas, que poner la sabia la shari'ah en práctica busca el bienestar de esta vida así como de la Otra; une a los musulmanes en la verdad y busca eliminar la corrupción. De entre los aspectos más importantes de la religión, está el temor a Allah, buscar auxilio en la virtud y en la piedad, aconsejarse mutuamente la verdad y perseverar en ella; asimismo, la religión siempre busca unir a los ulemas del Islam en esta única verdad, y que estos, a su vez, guíen a la gente a aquello que conlleva a la salvación. También es función de los ulemas advertir de las cosas que arrastran a la perdición y aconsejar el bien a los gobernantes; todo eso de conformidad con lo que instruyó el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- cuando dijo: Ciertamente Allah se complace de vosotros si hacéis tres cosas: Le adoréis sin asociarle nada, os aferréis todos juntos a la Guía de Allah, sin divisiones, y que aconsejéis a vuestros gobernantes. También nos advirtió de caer en cualquier tipo de politeísmo, de bid`ah (innovaciones en la religión) y de los actos de desobediencia, porque la aparición de ello en la sociedad conduce al extravío de la misma. Evitar todos esos males y aconsejarse mutuamente el abandono de los mismos son medios importantes para la salvación. La integridad de la sociedad islámica no se alcanza sino por medio de la cooperación mutua en los actos virtuosos y de piedad, en ordenar lo reconocido y prohibir lo malo; estos son los modales y los atributos de los creyentes, tal como Allah -Exaltado sea- menciona en esta aleya: Los creyentes y las creyentes son amigos aliados unos de otros, ordenan lo reconocido como bueno y prohíben lo reprobable, establecen el salat, entregan el zakat y obedecen a Allah y a Su mensajero. A ésos Allah les hará entrar en Su misericordia; es cierto que Allah es Poderoso, Sabio El Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien de vosotros vea algo reprobable, que lo cambie con la mano; si no puede, que emplee la lengua (censurándolo); si no puede, que emplee su corazón (deseando que ese mal desaparezca), siendo esto último el signo más débil de la Fe. Y dijo también: “La religión es el buen consejo”. Los oyentes dijeron: ¿Para quién, Oh Mensajero de Allah? Dijo: “Para con Allah, Su Libro, Su Mensajero, a los líderes de los musulmanes y a la gente en general”. Estos dos hadices son recopilados por el Imam Muslim en Sahih; y son muchas las aleyas y los hadices que confirman este sentido. Pedimos a Allah que conceda a todos los musulmanes, y a nosotros también, el éxito para realizar lo que le complace y aquello que beneficia a Sus siervos. Que Allah guíe a nuestros corazones y actos, y que nos conceda el conocimiento de Su religión, la perseverancia en ella y su prédica con una clara visión. Él es el Amo Sublime y capaz de concederlo. ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia, sus Compañeros y a quienes sigan su guía!



  Anterior     Siguiente