Búsqueda por el número de tomo > Cuarto tomo > La importancia del conocimiento en la lucha contra las ideas destructivas

( Número del tomo 4; Página 59)

Importancia del conocimiento para luchar contra las ideas destructivas

Las alabanzas son para Allah, el Señor de los mundos, y el buen fin es para aquellos que temen (a Allah). Que la paz y las bendiciones sean con Su siervo, Mensajero, el mejor de Sus criaturas, a quien ha confiado Su revelación, nuestro profeta Muhammad ibn 'Abdullah, su Familia, sus Compañeros y aquellos que siguen su guía hasta el día del Juicio Final.
Queridos hermanos e hijos, en primer lugar, les dirijo el saludo del Islam: Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean sobre ustedes. Agradezco a Allah -Exaltado sea- por facilitar nuestra reunión. Le pido a Él que bendiga este encuentro y le haga útil, de modo que sirve como un método para conseguir Su complacencia y cercanía, eliminar las causas de la corrupción y las aflicciones, apoyar la verdad y refutar la falsedad. Doy las gracias a los responsables de este proyecto, por haberme invitado a hablar con ustedes y responder a sus preguntas. Le pido a Allah -Exaltado sea- que les recompense sus esfuerzos con el bien, que haga a ellos y a nosotros entre los que Él ha guiado, nos otorgue el éxito para apoyar la verdad, refutar la falsedad, y responder las preguntas de los interrogadores de acuerdo con la verdad que le agrade.
El título de este discurso, como acaban de oír, es "La importancia del conocimiento para luchar contra las ideas destructivas".
No hay duda que el conocimiento es la llave de todo el bien, y el medio para cumplir los Mandatos de Allah y abstenerse de lo que Él ha prohibido. Por otra parte, las obras son el resultado de la adquisición del conocimiento por aquellos que Allah ha otorgado el éxito. Asimismo, el conocimiento apoya la voluntad de hacer el bien, porque no hay fe, trabajo, lucha, Yihad (lucha por la causa de Allah) sin conocimiento. Los dichos y hechos que no se basan en el conocimiento no tienen ningún valor, ni beneficio, y pueden conllevar a malas consecuencias, y a una gran corrupción.
( Número del tomo 4; Página 60)
Se puede adorar a Allah, cumplir con Su derecho, divulgar Su religión, y combatir contra las ideas destructivas, llamadas desviadoras, y actividades distorsionadas con el conocimiento útil, que se recibe del Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean él-. Del mismo modo, a través del conocimiento, se puede realizar los actos obligatorios de adoración, sentir temor a Allah, y descubrir las verdades que indican el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, Allah -Exaltado sea- dice en el Sagrado Corán: Y no hay ejemplo con el que te puedan venir que no te traigamos la verdad y una explicación mejor
Todo lo que los defensores de la falsedad presentan y utilizan en envolver sus llamadas desviadoras, orientando a los otros a las vías de falsedad, e incitando en ellos incertidumbres en lo que fue comunicado acerca de Allah, y de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, todo eso será refutado por una palabra más clara, una explicación más completa, y una evidencia valiosa que llena los corazones y apoya la verdad. Esto se debe a que el conocimiento aprendido del Grandioso Libro de Allah, y la Sunna purificada, es revelado por el Sabio, el Omnisciente, Quien conoce las condiciones de Sus siervos, sus problemas y lo que llevan sus corazones de ideas buenas o malas. Él conoce plenamente lo que van a hacer la gente falsa en los tiempos venideros, y ha hecho descender Su Libro para explicar la verdad, descubrir la falsedad y establecer las pruebas sobre lo que todos los profetas -la paz sean con todos ellos- llamaron a la gente a seguir. Allah -Exaltado sea- envió a Su mensajero Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- con la guía y la religión de la verdad, y ha hecho descender Su honrado Libro como una aclaración de todo, una guía, compasión, y buenas nuevas para los musulmanes. La gente de la falsedad se esfuerzan y se activan cuando el conocimiento desaparece, la ignorancia prevalece, y la ausencia de los que hablan de acuerdo con el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero. Entonces, se apoderan de los demás y se activan en su falsedad, debido a la ausencia de los defensores de la verdad, la fe y la visión que temen. Allah -Exaltado sea- menciona en Su Libro todo brevemente en algunas suras, y detalladamente en otras, Allah -Exaltado sea- dice: Hemos hecho que te descendiera a ti el Libro que es una aclaración para cada cosa
( Número del tomo 4; Página 61)
Éstas son las palabras del Sabio, el Omnisciente, fuera de las cuales no existen más veraces. ¿Y quién es más veraz que Allah en Su palabra? Él -Exaltado sea- aclara diciendo: Hemos hecho que te descendiera a ti el Libro que es una aclaración para cada cosa y una guía, misericordia y buenas noticias para los que se someten (los musulmanes) Así, el Corán, además de ser una aclaración de todo, guía, misericordia, y buena nueva, es también una aclaración de la verdad, sus vías, y métodos, y una llamada a la misma en palabras más claras y referencias más ilustrativas. Asimismo, es una guía para toda la gente en todo lo que necesitan en cuanto al recuerdo de Allah, a dirigirse hacia lo que le agrada, y alejarse de lo que provoca Su ira. También, les aclara el camino del éxito, y la vía de la felicidad, además de ser una misericordia en cuanto a su explicación y orientación; una guía, benevolencia y buena nueva, y una tranquilidad para los corazones a través de lo que aclara de verdades, y lo que orienta de pruebas evidentes que se apodera de los corazones, alivia las almas, y abre los pechos, debido a su obviedad y claridad, Allah - Exaltado sea- dice: ¡Hombres! Os ha llegado una exhortación de vuestro Señor, una cura para lo que hay en los pechos y una guía y una misericordia para los creyentes y dice -Exaltado sea-: ¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad.Y si disputáis sobre algo, remitidlo a Allah y al Mensajero, si creéis en Allah y en el Último Día.Esto es preferible y tiene mejor resultado Allah -Exaltado sea- dice: Todo aquello en lo que no estáis de acuerdo, su juicio se remite a Allah. Ese es Allah mi Señor, a Él me confío y a Él me vuelvo en todo Si el Libro de Allah -Exaltado sea- y la Sunna de Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- no hubieran contenido la guía que denota suficiente conocimiento, la gente no habría recurrido a ellos, y su recurso no hubiera sido útil. ¡Exaltado sea Allah por encima de eso! La gente recurre a ambos cuando hay controversias y diferencias, debido a lo que llevan de orientación, clara explicación, solución de los problemas, y derrota de la falsedad. Luego, menciona que hacerlo es una condición de la fe, diciendo:
( Número del tomo 4; Página 62)
si creéis en Allah y en el Último Día Luego menciona que es para el bien de los siervos en el presente y el futuro y con ello se consigue un mejor final. Esto significa que la remisión del asunto de controversia a Allah y a Su Mensajero es mejor para ellos en este mundo y en la última vida, y les traerá un mejor final.
Por lo tanto, sabemos que el Libro de Allah y la Sunnah de su Mensajero contienen la solución para todos los problemas y la explicación de lo que la gente necesita saber acerca de su religión, y la manera de resolver sus disputas. En ellos se encuentra la victoria del que llama a la verdad y la derrota de sus adversarios con los pretextos claros. Por tanto, Allah -Exaltado sea- dice: Y no hay ejemplo con el que te puedan venir que no te traigamos la verdad y una explicación mejor
( Número del tomo 4; Página 63)
Esto incluye cualquier afirmación falsa que ellos presentan como una prueba, una doctrina cierta, o una llamada útil. Desvelan todo esto el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Descubrir todo lo que se presentan de problemas, incertidumbres, llamadas desviadoras, doctrinas destructivas, se consigue a través de la adquisición de un conocimiento claro de este Libro, y de la Sunna del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Por otra parte, se sabe que las ideas destructivas, principios falsos y doctrinas desviadas son muchísimas. Las personas que tratan de confundir la verdad con la mentira también son innumerables. Del mismo modo, los defensores de la falsedad y los autores que obstaculizan la gente del camino de Allah son incontables, y solo Allah lo sabe. Estas personas disfrazan la verdad con la falsedad ante la gente, distorsionando las palabras. De hecho, en el tiempo presente, hay muchos predicadores y orantes en las emisoras de radio, canales de televisión y en todo campo, como la prensa, las reuniones, y otros métodos, en las que cada uno llama a su propia doctrina e ideas, engañando a la gente con falsas esperanzas y llamándola a la falsedad. La única manera de salir de estas aflicciones, ponerlas fin, y acabar con ellas, es recurrir al Corán y la Sunna. Este hecho es capaz de discernir entre la verdad, y la falsedad, entre lo cierto, y lo incierto, y entre la guía y el desavío. De esta manera, la verdad y sus partidarios triunfarán, mientras que la mentira y sus defensores serán derrotados. Entonces, cuando los defensores del comunismo o del socialismo, que niegan la existencia de Allah, dicen: "No hay Dios y la vida es una materia", negando la verdad, rechazando el Libro de Allah, y todo lo que lleva de evidencias textuales y lógicas sobre la existencia del Creador, Su poder supremo, y Su conocimiento perfecto, en este caso se debe recurrir al Libro de Allah, y leer las aleyas que orientan a las pruebas sobre Su existencia -Exaltado sea-, que confirman que es el Fabricante Sabio y el Creador de todas estas cosas.
En Su Glorioso Libro, Allah nos indica esto, y explica que Él es el Señor de todos los mundos, el Creador Omnisciente, Quien ha creado todas las cosas. Él hace triunfar la verdad, y da evidencias de esto en muchos sitios de Su Libro, para que sean una base de los buscadores de la verdad, Allah -Exaltado sea- dice: Vuestro dios es un Dios Único, no hay dios sino Él, el Misericordioso, el Compasivo Luego, Allah -Exaltado sea- dice: Ciertamente en la creación de los cielos y de la tierra, en la sucesión de la noche y el día, en la nave que navega en el mar y de la que los hombres se benefician, en el agua que Allah hace descender del cielo con la que vivifica la tierra después de haber estado muerta, en cómo se han diseminado por ella toda clase de criaturas y en el cambio de dirección de los vientos y de las nubes sometidas entre el cielo y la tierra, hay signos para una gente que entienda Y dice también: ¡Hombres! Adorad a vuestro Señor que os ha creado a vosotros y a los que os precedieron. Tal vez así os guardéis(21) Él ha hecho para vosotros de la tierra un lecho y del cielo un techo, y hace caer agua del cielo y que gracias a ella broten frutos, que son para vosotros provisión. Así pues, no atribuyáis iguales a Allah una vez que sabéis Y dice: Ciertamente vuestro dios no es sino Allah, no hay más dios que Él, abarca todas las cosas con Su conocimiento Él -Exaltado sea- dice: Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él Y dice también: Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda
( Número del tomo 4; Página 64)
Hay otras muchas aleyas en que Allah -Exaltado sea- indica que Él es el Señor de los siervos, y El Señor de los mundos, y que todos los Mensajeros vinieron para comunicar esta verdad, Allah -Exaltado y Glorificado sea- dice: Hemos enviado un mensajero a cada comunidad: "Adorad a Allah y apartaos de los Tagut" Y dice Allah -Exaltado sea-: Antes de ti no enviamos ningún mensajero al que no le fuera inspirado: No hay dios excepto Yo. ¡Adoradme! Y dice -Exaltado sea-: Eso es porque Allah es la Verdad y lo que invocáis aparte de Él es lo falso. Allah es el Excelso, el Grande Allah -Exaltado sea- dice: Adora a Allah con sinceridad, ofreciéndole sólo a Él la Adoración(2) ¿Acaso no se Le debe a Allah la Adoración exclusiva? Y dice -Exaltado sea-: Allah es el Creador de todas las cosas y el Protector de todo ello Y dice -Exaltado sea-: ¿Hay, aparte de Allah, algún creador?
Luego, indica estas evidencias en muchos sitios, que cuando un creyente contempla, conocerá que cada prueba textual está confirmada por otra lógica que puede ser vista y percibida. Por eso, después de decir: ¡Hombres! Adorad a vuestro Señor Allah -Exaltado sea- menciona la prueba sobre ello. que os ha creado a vosotros y a los que os precedieron. Tal vez así os guardéis El significado es que este Creador es el único digno de adoración por ser nuestro Creador, y Él es Quien Maneja los asuntos de los siervos. Éste es un asunto que puede ser percibido por la naturaleza innata y la mente sana. Ellos no se han creado a sí mismos, pero el Creador es Quien los creó. Allah es el Creador por evidencias textuales y lógicas. En otra aleya Allah -Exaltado sea- dice: Él ha hecho para vosotros de la tierra un lecho y del cielo un techo, y hace caer agua del cielo y que gracias a ella broten frutos, que son para vosotros provisión. Así pues, no atribuyáis iguales a Allah una vez que sabéis
( Número del tomo 4; Página 65)
Allah -Exaltado sea- nos ha aclarado la verdad de estas cosas creadas que el ojo puede ver, la mente percibir, y cada ser humano las sabe. Por lo tanto, Él hizo la tierra extendida para poder dormir, caminar, pastorear los ganados, llevar cosas, plantar árboles, extraer minerales de ella, y etc. Él también ha hecho descender agua del cielo, en forma de lluvia, que gracias a ella brotan los frutos. ¿Quién ha hecho que la lluvia caiga? ¿Quién ha hecho brotar estos frutos de los cuales comen las personas y los animales, incluso si ellos son quienes los plantan o no? Todo eso es una parte de los grandes signos de Allah, que indican Su poder absoluto y dan testimonio de que Él es el Señor de todos los mundos. Una tierra firmemente establecida que el Señor la hizo estable con las montañas que sirven como estacas. Allah la ha hecho extendida, y además hace que no percibimos su movimiento para poder vivir sobre ella, y sentir comodidad e igualmente los animales. También podemos conducir coches sobre ella, y nuestros aviones vuelan en su atmósfera. De hecho, disfrutamos de todo lo que Allah ha creado en ella. Asimismo, creó el cielo sobre nosotros, y lo adornó con estrellas móviles y estáticas. También, colocó el sol y la luna, para que los siervos sepan el Poder del Gran Creador, el Altísimo, el Grandioso, Quien no tiene copartícipes en este asunto -Exaltado sea-. Además, hay varios tipos de plantas y frutos que dan muchos beneficios, y grandes intereses, con diferentes formas, colores, tamaños, sabores . A través de todo eso se manifiesta el poder de Allah, Su derecho indiscutible de ser exclusivamente adorado, como dijo en estas aleyas: Vuestro dios es un Dios Único, no hay dios sino Él, el Misericordioso, el Compasivo(163) Ciertamente en la creación de los cielos y de la tierra, en la sucesión de la noche y el día, en la nave que navega en el mar y de la que los hombres se benefician, en el agua que Allah hace descender del cielo con la que vivifica la tierra después de haber estado muerta, en cómo se han diseminado por ella toda clase de criaturas y en el cambio de dirección de los vientos y de las nubes sometidas entre el cielo y la tierra, hay signos para una gente que entienda Allah -Exaltado sea- nos da la evidencia a través de estos signos que podemos ver y sentir: Ciertamente en la creación de los cielos y de la tierra, en la sucesión de la noche y el día...
( Número del tomo 4; Página 66)
Parte de sus signos son estos cielos con su grandeza, elevación y lo que tienen de milagros y cosas maravillosas y extrañas, esta tierra con su amplitud y superficie extendida, en la que existen los ríos, las montañas, etc., la alteración de la noche y el día, la lluvia que Allah ha hecho bajar del cielo, las cosas beneficiosas para la gente que ha hecho salir del mar, y los barcos que flotan viajando por la superficie del agua, llevando las necesidades de la gente y también la llevan de un país a otro.
Allah ha hecho descender agua del cielo, dando así vida a la tierra después de su muerte, y dispersando en ella las criaturas de todo tipo. Además, las señales de dirección de los vientos, y las nubes controladas entre el Cielo y la Tierra. Estas aleyas grandiosas orientan a quien reflexiona en ellas a la existencia de Su Creador, que los creó y los trajo de la nada. Él es el Señor de todos los mundos. Ninguna de las criaturas puede tener una existencia independiente de Él -Exaltado sea-, Allah -Exaltado sea- dice: Y parte de Sus signos es que el cielo y la tierra se sostienen por Su mandato Estas señales que observamos y pruebas que leemos y aprendemos sólo pueden ser beneficiosas para las personas dotadas de una mente sana y una visión acertada. Por lo tanto, Allah -Exaltado sea- dice en la última parte de la aleya: hay signos para una gente que entienda
Los Mensajeros -la paz y las bendiciones de Allah sean con ellos- son los más sinceros de todas las personas, que establecieron las pruebas y los milagros para probar su veracidad. Nos informaron que todo eso es la creación de Allah, Él es nuestro Señor y Creador, Él es el Misericordioso, el Compasivo, la Paz, el Santísimo, además de Sus otros Nombres Más Bellos. Él -Exaltado sea- indica en Su Libro Glorioso que Él es Sabio, el Omnisciente, el Capaz de todo. Ésta es la mejor respuesta a los partidarios del comunismo, el ateísmo, el socialismo y las demás sectas que niegan la existencia de Allah. ¿Acaso estas criaturas se han creado a sí mismas?
( Número del tomo 4; Página 67)
¿Puede una persona racional decir tal cosa? Si le dijera a una persona racional que un vaso de agua se ha creado a sí mismo, me acusaría de locura. Del mismo modo, una taza de té, una taza de café, una cuchara, o un palo cuyos fabricantes son conocidos, entonces, ¿qué será de este gran mundo que el Creador -Exaltado sea- ha creado de la nada, y ha puesto en ello innumerables signos y beneficios. Él es el Creativo, Exaltado sea, y está muy por encima de lo que le atribuyen los injustos. El Creador ha explicado Sus Nombres que corresponden a Su Esencia. Los Mensajeros indicaron Sus Atributos y Nombres, y enseñaron y guiaron a la gente a ellos. Las pruebas apoyan su veracidad, y a la cabeza de ellos está nuestro profeta, Muhammad, -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, el más veraz y el mejor de entre los Profetas. Allah lo envió con Su gran libro, y el mensaje universal en el que lo ha explicado todo. Luego vienen los defensores de la masonería que quieren que las personas vuelven a vivir como los animales, poniendo todo en condiciones de igualdad, luchando contra las virtudes morales y buenas acciones, para que la gente actúe como los animales que no pueden distinguir la verdad de la falsedad, ni el bien del mal. Esto va en contra de lo que los Mensajeros llamaron a la gente a seguir, y en contra de lo que el Corán indica. También está en contra de lo que han indicado las mentes sanas, y la naturaleza innata con la que Allah creó a las personas. Allah -Exaltado sea- creó a las personas con la capacidad de reconocer las virtudes morales, las buenas acciones, la justicia, la verdad, y odiar la opresión, la agresión y el daño.
Dios ha creado a Sus siervos y les ha dado la capacidad de distinguir un padre de un hijo, un hermano de una hermana, una esposa de un marido, incluso los animales pueden distinguir eso.
Del mismo modo, los defensores del libertinismo, que no ven nada de malo en que las personas hagan lo que quieran, dejándose tener los placeres o inmoralidades que desean, son todos ateos y desviados. Allah ha abolido esta doctrina, y muestra que Él envió a los Mensajeros, y reveló los Libros para indicar Su derecho sobre Sus siervos, las cosas buenas que ha hecho lícitas, y las cosas malas que ha hecho prohibidas. También, Allah -Exaltado sea- ordenó a Sus siervos adherirse a lo que reveló a Sus Profetas, y abandonar todo lo que lo contradice.
( Número del tomo 4; Página 68)
Allah -Exaltado sea- ha aclarado en los Libros Sagrados los detalles de lo lícito, de lo ilícito, de la guía, del desvío, del bien reconocido, y del mal.
Los libertinos, los masónicos se han alejado de todo esto, y lo han echado a la espalda, de modo que dejan de seguir cualquier virtud moral, o lógica sana. Han negado seguir lo que fue enviado con los Mensajeros de orientación, distinción entre la verdad y la falsedad, y la guía y el extravío. Cualquier persona que contempla el Libro de Allah -Exaltado sea-, y la Sunna de Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y piensa en las condiciones del mundo, sabrá que la verdad está en los Mensajes de los Mensajeros como la explicación de lo que Allah ha permitido, y lo que ha prohibido. Fueron enviados para distinguir lo bueno de lo malo, lo lícito y lo prohibido, de acuerdo con la shari'ah (Ley Islámica) de Allah, a fin de que las sociedades actúen en conformidad de la guía, la orientación, el bien, la justicia, los buenos modales, y las virtudes sensibles, que protegen la mente, la religión, los bienes, el alma, los descendientes, la mujer, etc.
Así, cualquier persona quedará a salvo de ser atacada por otra. De este modo la sociedad será segura, se mejorarán las circunstancias y los modales, la gente estará tranquila, y la libertad será conseguida para todos, en términos de tomar, dar, vender, comprar, practicar lo que Allah le ha hecho permitido, poseer ganancias de maneras lícitas, y actuar de manera beneficiosa que no le cause daños.
En cuanto a aquellos que llaman a otras ideologías como Al-Qadianiyyah, y sus similares, quienes han llamado la gente a seguir un nuevo profeta, o mensajero, su llamada es inválida, y sus ideas son engañosas y falsas, porque Allah -Exaltado sea- indica en Su Libro que Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- es el sello de los Profetas. Esto fue recopilado del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en los hadices Mutawatir (transmitidos de grupo en grupo), y todos los Profetas anteriores lo anunciaron, Allah -Exaltado sea- dice: Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros hombres, sino que es el Mensajero de Allah y el sello de los profetas
( Número del tomo 4; Página 69)
Pero hay personas cuyas mentes son parecidas a las de los animales de rebaño, que no pueden distinguir estas alegaciones falsas, ven confusamente todos los asuntos, no pueden discernir entre la verdad y la falsedad, ni tampoco entre la guía y el extravío.
Por consiguiente, se confunden ante cualquier afirmación, o reclamación, por falta de conocimiento y de comprensión. Por eso, Mirza Ghulam Ahmad encontró camino con su falsa llamada, y le siguieron algunas personas cuyas mentes son parecidas a las del ganado, creyendo en lo que dijo, y lo que escribió acerca de este asunto, afirmando que es el último profeta y mensajero, algo que va en contra de los textos coránicos, y la Sunna auténtica del escogido Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-.
¿Cómo puede ser posible? ¿Cómo pueden confundir los hijos de Adán, los dotados de mente, los que pueden leer y escribir, mientras que la falsedad de este asunto es muy obvia e indiscutible? Sin embargo, Allah -Exaltado sea - ha enseñado a Sus siervos milagros y lecciones que llevan exhortación y recuerdo a los dotados de mente. Pues, Allah -Exaltado sea- dice: Y es verdad que no son los ojos los que están ciegos sino que son los corazones que están en los pechos los que están ciegos Del mismo modo, son Al-Baha’iyyah, Al-Babiyyah, y sus similares, que hicieron alegaciones falsas, y se extraviaron del camino recto, y engañan a la gente de mente débil que sigue sus llamadas vanas. Su líder dijo que él es un profeta, y luego pretendió ser el Señor de todos los mundos.
A pesar de su falsedad evidente, sin embargo, tienen seguidores, predicadores y reuniones que propogan sus falsas afirmaciones, llamando a los otros a seguirlo. Tal vez, muchos de ellos sepan la verdad y conozcan la falsedad de sus afirmaciones, pero pretenden sostener la mentira porque tienen algunos intereses personales en esta vida mundanal. Por tanto, los que siguen este camino falso, son como los animales de rebaño o aún peor, Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice: ¿O acaso cuentas con que la mayoría de ellos va a escuchar o a entender cuando no son sino como animales de rebaño o aún más extraviados del camino? Allah -Glorificado y Exaltado sea- dice:
( Número del tomo 4; Página 70)
Hemos creado para Yahannam muchos genios y hombres. Tienen corazones con los que no comprenden, ojos con los que no ven y oídos con los que no oyen. Son como animales de rebaño o peor aún en su extravío. Esos son los indiferentes
En verdad, estas personas se han extraviado tanto, tal como la gente de Faraón, que fueron engañados por él, y la gente de Al-Namrud, por Al-Namrud.
Esta persona pobre que orina y defeca, come y bebe, y se siente el dolor de todo, entonces, ¿cómo podría ser un Señor, o un Dios? ¿Cómo puede ser aceptable para él, y para sus seguidores? Pero el asunto es como Allah -Exaltado sea- dice: Y es verdad que no son los ojos los que están ciegos sino que son los corazones que están en los pechos los que están ciegos , y como Allah -Exaltado sea- dice: ¿O acaso cuentas con que la mayoría de ellos va a escuchar o a entender cuando no son sino como animales de rebaño? También, Él -Exaltado sea- dice: ¿Y quién está más extraviado que aquel que sigue sus pasiones sin ninguna guía de Allah?
Del mismo modo, el Anticristo que vendrá al final de los tiempos, y será seguido por un gran número de personas ignorantes, que tienen una visión ciega, y por tanto aceptarán la falsedad que está propagando, y los actos milagrosos que confundirán a los de mentes débiles.
( Número del tomo 4; Página 71)
Toda doctrina, y llamada falsa encuentra seguidores y defensores que no tienen corazones, ni guía. En cuanto a la vía de los Salaf Salih (piadosos predecesores), es más clara que el sol en el medio día, ya que se basa en pruebas claras, evidencias lógicas y rotundas, para cualquier persona que tiene el mínimo grado de visión y deseo de saber la verdad. Allah ha explicado en Su Libro Glorioso, en la Sunna de Su Mensajero honesto -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que el bien y el éxito se consiguen mediante la adhesión al Libro Grandioso de Allah, la Sunna del Profeta escogido -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y el camino de los Salaf de los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos-, y los que los siguieron con rectitud. Los predicadores de la verdad refutan las afirmaciones de estas personas distorsionadas con el conocimiento que han adquirido del Libro de Allah, la Sunna del Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, lo que han aprendido con sus mentes sanas, visiones iluminadas, y su naturaleza innata justa, siguiendo la guía que han aprendido del Libro de Allah, de la Sunna de Su Mensajero, y lo que han aprendido reflexionando en las criaturas de Allah -Exaltado sea-, que todas dan testimonio sobre Su poder, Grandeza, y derecho exclusivo de ser adorado, y la sinceridad de Sus Mensajeros -la paz sea con ellos- que todos vinieron con la verdad. Esto es lo que indica el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero. Ambos distinguen lo lícito de lo prohibido, la guía del extravío, las legislaciones que Allah ha decretado para Sus siervos, lo que Allah les ha prohibido, Sus informaciones sobre el Paraíso, y el Infierno, etc.
En cuanto a lo que estas personas y otros de los comunistas, y los ateos, que pretenden negar la Resurrección, el Paraíso, el Infierno, y todos los asuntos del Último Día, es una pretensión falsa, que va en contra de las evidencias rotundas.
Sus afirmaciones son refutables y claramente falsas, ya que existen pruebas innumerables de la resurrección de los muertos y su presencia ante el Señor de los mundos. Por otro lado, todo lo que Allah ha creado en este mundo es una prueba del poder de Allah -Exaltado sea-, y la obligación de reconocer Su divinidad exclusiva. Allah hace descender la lluvia sobre la tierra seca que a su consecuencia, salen las plantas otra vez después de su muerte, y broten los frutos según Él -Exaltado sea- quiera.
Quien ha hecho salir estas plantas, y nos ha dado estos frutos, es Allah -Exaltado sea. Quien ha hecho bajar la lluvia y reavivar la tierra estéril de la cual ha hecho crecer estas plantas y frutas, es Quien reavivará a los muertos, y les resucitará de sus tumbas. Cada ser humano va a estar delante de Él -Exaltado sea- para rendir cuentas sobre sus obras, y lo que ha ganado en esta vida.
( Número del tomo 4; Página 72)
De la misma manera es la creación del hombre: Allah ha creado a nuestro padre Adán del polvo, luego de él vino su descendencia a que Allah -Exaltado sea- creó a partir de una gota de agua insignificante, que se transformó en coágulo, luego en una pequeña masa de carne, y finalmente en un ser humano completo dotado de oído, vista, mente, sentidos, y órganos. Poco a poco crece y se convierte en un gran ser humano que toma, da, piensa, aprende y produce.
Estos grandes signos indican la potencia de Allah -Exaltado sea-, muestra la sinceridad de los Mensajeros, e informa que en la otra vida, habrá un encuentro ante Él -Exaltado sea-, en el que la verdad será apoyada, y sus defensores serán recompensados con la mejor recompensa, entrados en el Paraíso, salvados del castigo del Infierno. Además, los enemigos de la verdad serán humillados y echados al Infierno para siempre jamás.
Toda persona racional puede ver que en este mundo hay los que hacen injusticias, los que se encuentran privados de sus derechos, y aquellos que no pueden proteger sus bienes, cuerpos, etc. El opresor puede morir antes de que se haya devuelto el derecho a su propietario, ni hecho triunfar a quien ha sufrido una injusticia. ¿Acaso será perdido este derecho de los pobres y débiles que sufren injusticias? No, porque el Creador, Grandioso, Sabio, y Omnisciente ha fijado una fecha fija para establecer la justicia, que es el Día del Levantamiento. En aquel Día, se hará triunfar a quien sufría injusticias en la vida mundanal y fue privado de su derecho, ya que Allah vengará del opresor, y le castigará de la manera que merece.
En verdad, este mundo no es el lugar de recibir recompensas y castigos, sino es el lugar de pruebas y aflicciones, acciones, alegría y tristeza. La persona agraviada puede recuperar sus derechos en ella, o su asunto puede ser aplazado hasta el Día del Juicio por una gran moraleja, en el que Allah tomará represalias contra los malhechores, como dice Allah -Glorificado y Exaltado sea-: Y no contéis con que Allah está descuidado de lo que hacen los injustos. Simplemente los aplaza hasta un día en el que las miradas se quedarán fijas
( Número del tomo 4; Página 73)
En ese día terrible, Allah hará triunfar a aquellos que han sufrido injusticias, les recompensará, y vengará de los injustos. Allah puede hacer caer un castigo rápido sobre los opresores en este mundo, como lo hizo con muchos pueblos. Allah también podrá aplazar este asunto para los oprimidos, y los opresores, para que luego vuelva los derechos en este gran día, el Día del Juicio, cuando los ojos mirarán con horror, y todo esto es cierto.
el que juzga, el Omnisciente, el Omnipotente no permitirá la pérdida de los derechos de los oprimidos. Por lo tanto, nos ha informado que habrá resurrección, y también habrá recompensa y castigo. Hay numerosas pruebas de este asunto del Corán, la Sunna, y por el consenso de la Ummah, los dotados de mente sana, y naturaleza innata justa. También, indican que es imprescindible rendir cuentas y recibir recompensas, que la Resurrección es verdad, el Paraíso es verdad, y el Infierno es verdad. Todo esto fue expresado en los Libros Divinos, la Sunna profética, y apoyado por el consenso de los musulmanes.
Ciertamente la pura naturaleza innata, y la mente sana hacen testigo de ello. Por otro lado, vemos que hay opresores que no reciben castigo, y oprimidos que quedan privados de sus derechos. Entonces, tiene que haber un día en que serán juzgados, y cada uno será recompensado o castigado según sus obras.
Encontramos creyentes piadosos, y exitosos que se esfuerzan en el camino del bien, sin embargo, no han obtenido tanto como los que han transgredido los límites de Allah, y han hecho injusticias a los siervos de Allah, sin embargo, poseen muchos dineros, palacios grandiosos, criados y propiedades.
( Número del tomo 4; Página 74)
Hay muchas personas buenas y piadosas que están privadas de todo esto. Por lo tanto, tiene que haber un día en el que van a encontrarse con su Señor, en el que tendrán altos rangos, una buena recompensa, y Allah les otorgará de Sus virtudes, como recompensa de su paciencia, y de sus buenas acciones. En aquel día, recibirán la gran recompensa, los altos rangos, muchos bienes, palacios, huríes, bienes innumerables por el bien y las obras benéficas que han hecho. En aquel Día también, Allah castigará a los injustos, que sobrepasaron los límites y rechazaron la verdad. Aquellos que estaban satisfechos con la vida mundana, engañados por sus placeres, y atraídos por sus atractivos, con un castigo, reproche y mal fin que lo merecen. Esto se debe a su transgresión, apartándose del recuerdo de Allah, sobrepasando Sus límites, siendo ingratos ante Sus mercedes, oprimiendo a Sus siervos, alejando de obedecerle.
Allah -Exaltado sea- los castigará con lo que se merecen. Cuando una persona dotada de mente racional y una naturaleza innata pura contempla estos asuntos adecuadamente, se dará cuenta de que el regreso a Allah es una verdad, y que las pretensiones de los ateos, los comunistas, los idólatras y los negadores de la otra vida y la resurrección, son las peores y las más falsas. Se hace evidente que sus alegaciones son infundadas, y sus palabras son falsas.
Del mismo modo, los predicadores de las doctrinas religiosas falsas, las llamadas desviadoras, y las ideas destructivas, son todas del mismo tejido. Cuando la gente de mente sana, visión clara, y naturaleza innata pura reflexiona sobre ellos, se dará cuenta de su falsedad, e identificará las evidencias sobre su mentira del Libro, la Sunna purificada, y los libros auténticos. Allah -Exaltado sea- ha creado los signos, y establecido las evidencias que apoyan la verdad, del Libro de Allah, y la Sunna de Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, el poder de comprensión y discernimiento que dotó a la humanidad y, además de todas las criaturas que Él ha creado en este universo. Todos estos signos son pruebas de Su sabiduría, y que Él es el Creador, el Omnisciente, el Todo Generoso, que tiene poder sobre todo, y el Único que es digno de ser adorado sin copartícipes.
Es importante para los estudiantes de ciencias religiosas -donde quiera que estén- interesarse por el Libro de Allah, prestando toda atención, dedicación, y esfuerzo para reflexionar en ello, recitarlo con frecuencia, comprender sus grandes significados, las pruebas concluyentes, que confirman la sinceridad de lo que los Mensajeros transmitieron, los asuntos que indica el Corán, y la falsedad de las declaraciones hechas por la gente mala, donde quiera que esté, y de cualquier modo.
( Número del tomo 4; Página 75)
Aquel que reflexiona en el Corán buscando la guía, Allah lo honrará, dándole una visión clara, y ayudándole a alcanzar su meta, como Allah -Exaltado sea- dice: Es cierto que esta Recitación guía a la vía más recta Y también, dice: Di: Para los que creen es una guía y una cura
Del mismo modo, cuando un creyente medita la Sunna purificada, y la forma en que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- trataba a sus enemigos en la Meca, y Medina, conocerá la verdad, y sabrá que los defensores de la verdad siempre pasan por pruebas, pero serán los triunfadores. El que pierde la victoria en este mundo, conseguirá su recompensa, y la compensación en el Última Vida, como Allah -Exaltado sea- dice: Auxiliaremos a Nuestros mensajeros y a quienes crean, en esta vida y en el día en que se levanten los testigos(51) El día en que a los injustos no les servirán de nada sus disculpas y tendrán la maldición y la mala morada
Allah -Exaltado sea- ha prometido dar la victoria a quienes hacen el bien en esta vida, y la recompensa en la Última, Allah -Exaltado sea- dice: Es cierto que Allah ayudará a quien Le ayude. Verdaderamente Allah es Fuerte y Poderoso(40) Esos que si les damos poder en la tierra establecen el salat, entregan el zakat y ordenan lo reconocido y prohíben lo reprobable. A Allah pertenece el resultado de los asuntos En estas dos aleya Allah -Exaltado sea- ha prometido dar la victoria a los que actúan de acuerdo con la verdad, establecen las oraciones, pagan el azaque a sus destinatarios merecedores, ordenan el bien, y prohíben el mal, es decir el triunfo y el apoderamiento en la vida mundanal, y la complacencia de Allah -Exaltado sea- en el Día del Levantamiento, cuando se presenten los testigos.
Esta es la victoria de los creyentes, y la humillación a los incrédulos. Los creyentes ganarán el Paraíso, mientras que la humillación y el dolor se cubrirán los rostros de los incrédulos, y el Infierno será su morada y destino.
En este sentido, Allah -Exaltado sea- dice:
( Número del tomo 4; Página 76)
Allah les ha prometido a los que de vosotros crean y practiquen las acciones rectas que les hará sucesores en la tierra como ya hiciera con sus antepasados y que les reafirmará la práctica de Adoración que tienen, que es la que Él ha querido para ellos, y que cambiará su miedo por seguridad. Me adorarán sin asociarme nada
Por otro lado, existen muchas aleyas que reflejan obviamente este sentido.
Todo aquel que contempla los estados de la gente exitosa del conocimiento, que se destacan en esta Ummah, comprenden el Libro de Su Señor, la Sunna de Su Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y conocen lo que le ayuda a comprender correctamente el Libro de Allah, y la Sunna de Su Mensajero, de los escritos, y las narraciones recopiladas de los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con todos ellos-, de los que los siguieron con benevolencia de entre los Imames del Islam, y los que siguieron su camino de entre la gente de la sinceridad, fidelidad, y visión clara, como Abu Al-‘Abbas ibn Taymiya -que Allah tenga misericordia con él- y sus dos discípulos, el gran ulema Ibn Al-Qayyim, y Al-Hafizh Ibn Kathir, y los que fueron prominentes en este campo.
Sí, el que piensa en sus condiciones, y que Allah le ha concedido la comprensión de sus dichos y escritos, verá las maravillas de las maravillas, aprenderá lecciones magníficas, obtendrá valiosas ciencias, corazones iluminados, y pruebas ilustres, que guiarán a cualquier persona que se adhiera a ellos a los medios de la felicidad y al camino recto.
De esta manera, alcanzará, con la ayuda de Allah -Exaltado sea-, el objetivo deseado, y será enriquecida por las ciencias, el conocimiento y disfrutará de la tranquilidad de saber la verdad con la que Allah envió a Sus Mensajeros, revelado en Sus Escrituras, y fue seguido por los piadosos predecesores de esta Ummah.
Quedará claro que los que les ha contradicho de personas que llaman a la aberración, y el extravío, no tienen nada excepto sospechas vanas, y pretextos falsos, que no servirán para nada.
( Número del tomo 4; Página 77)
Se hará evidente que el estudiante de ciencias religiosas es el que puede distinguir la verdad de la mentira, a través de sus pruebas claras, y evidencias ilustres. Él lee los libros de los Imames guiados, y toma de entre ellos lo que coincide con la verdad, y deja las opiniones inválidas, que van en contra de la verdad. De entre los Imames distinguidos se destaca el shayj, Muhammad ibn ‘Abd Al-Wahhab -que Allah tenga misericordia con él-, sus partidarios durante y después del siglos XII H., que llegaron a ser prominentes en este campo. Ellos escribieron grandes obras exitosas, enviaron mensajes a la gente, y refutaron las afirmaciones de los adversarios. Explicaron la verdad en sus mensajes y composiciones, basándose en pruebas del Libro y de la Sunna. El ulema, shayj 'Abd Al-Rahman ibn Qasim, -que Allah tenga misericordia con él- explicó esta cuestión en su libro titulado: (Al-durar al-sunniyyah fi al-agwibah al-nagdiyyah).
Cualquier persona que medita los argumentos que Muhammad ibn ‘Abd Al-Wahhab -que Allah tenga misericordia con él- y sus discípulos escribieron, verá la verdad evidente, la evidencia decisiva, y las pruebas claras que demuestran la invalidez de las opiniones de los adversarios, sus dudas, y aclaran la verdad con sus signos claros.
Aunque que todos ellos -que Allah tenga misericordia con ellos- pertenecen a un tiempo posterior, sin embargo han sido exitosos en mostrar la verdad, indicar sus pruebas, explicar los temas de Tawhid (monoteísmo islámico), refutar las afirmaciones de los defensores de la idolatría, y los adoradores de las tumbas. Eran prominentes en este campo, y en aplicar los métodos correctos de los Salaf Salih. En este asunto se basaron en las evidencias claras que vinieron en el Libro, y la Sunna profética. Por otra parte, tuvieron mucho cuidado con los libros de hadiz, y los libros de exégesis, y estaban prominentes en este campo hasta que Allah hizo prevalecer la verdad, y derrotó la falsedad a sus manos. Los hizo como prueba de comunicar el Islam a los demás, elevar la bandera del Yihad (lucha por la causa de Allah), y a través de ellos, Allah concedió a la gente muchas mercedes, y bienes innumerables. Los defensores de la verdad en todos los países que conocieron sus libros, la veracidad de sus llamadas, y la solidez de su metodología, propagan su llamada, apoyando en el conocimiento que han adquirido en este campo, y afrontando los adversarios, y los enemigos del Islam en todos los lugares, como los seguidores del politeísmo, innovaciones y supersticiones.
( Número del tomo 4; Página 78)
Le pido a Allah -Exaltado sea- que nos guíe para hacer las cosas que le agradan, que enderece nuestros corazones y obras, nos haga guiados, justos y reformadores, y que nos conceda la gracia de comprender bien Su religión. Yo también le pido a Él -Exaltado sea- que haga triunfar Su religión, eleve Su palabra, arregle los asuntos de los musulmanes en todos los lugares, y que haga que les gobierne el mejor de entre ellos. Le pido a Él que enderece a los gobernantes de los musulmanes, haciéndolos guiados y orientadores, que les ayude a aplicar la shari'ah y sus veredictos, que los guie a todo el bien, y hacer triunfar a la verdad con ellos. Ciertamente, Él -Exaltado sea- es Todo Generoso. ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!



  Anterior     Siguiente