Búsqueda por el número de tomo > Quinto tomo > Los motivos de la debilidad de los musulmanes ante sus enemigos y los medios para combatirlos

( Número del tomo 5; Página 101)

Los motivos de la debilidad de los musulmanes ante sus enemigos y los medios para combatirlos.

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos, y el buen fin es para aquellos que le temen. ¡Que Allah bendiga a Su siervo, Su Mensajero, el depositario de Su Revelación y el mejor de Sus criaturas, Nuestro profeta, nuestro guía y nuestro líder, Muhammad ibn ‘Abdullah ibn 'Abdul-Muttalib, su Familia, sus Compañeros y los que siguen su guía!
Los pensadores islámicos, líderes y pioneros han prestado gran atención a la situación de los musulmanes y sus condiciones actuales.
Ellos se han ocupado mucho de este asunto, reflexionando sobre las causas de la debilidad de los musulmanes y el deterioro ante sus enemigos, su separación y diferencia, y de las razones por las que sus enemigos son victoriosos sobre ellos en la medida en que ocuparon algunos de sus países.
Después de haber identificado las razones, que son obvias, consideraron las formas adecuadas para tratar estas causas que llevaron a la decadencia y debilidad, que también se conocen. Sin embargo, dichas causas deben ser publicadas y aclaradas; ya que diagnosticar la enfermedad y luego dar la medicina es una de las mayores razones para la recuperación y la buena salud.
Ciertamente, cuando un enfermo conoce su enfermedad y su medicina, debe apresurarse a tomar el medicamento.
( Número del tomo 5; Página 102)
Ésta es la naturaleza de una persona razonable que ama la vida y desea deshacerse de las enfermedades, estando interesada ​​en identificar la enfermedad y tratar de conocer la medicina.
No obstante, algunas personas pueden ser dominadas por la enfermedad en la medida en que están contentos con ella y sus sentimientos mueren. Por lo tanto, no les importa quien describe la medicina para ellos, ya que la enfermedad se convierte en una parte de su naturaleza con la que se sienten cómodos y contentos. Esto se debe a la declinación de su estado de ánimo, la debilidad de su visión y el dominio de la fantasía de sus mentes, corazones y comportamiento, como es el caso de muchas personas con respecto a sus enfermedades y tratamientos relacionadas con la religión.
Están satisfechos con sus enfermedades y sus malas acciones que los han debilitado, paralizando sus movimientos y haciéndoles sentir ninguna enfermedad, sin darse cuenta de las últimas consecuencias, y negligente para buscar el exitoso tratamiento incluso si se les describe a ellos. Esto es debido a que no les importa, y las enfermedades los controlan, en un momento en que son indiferentes, sin tener ninguna determinación para conseguir algo mejor.
Los ulemas, pensadores y expertos, han explicado las causas de la debilidad y el deterioro de los musulmanes tanto en esta época como en el pasado, así como han aclarado los medios para el tratamiento exitoso y sus consecuencias, si se utiliza bien el tratamiento.
Las causas de la debilidad, la decadencia y la superioridad de los enemigos sobre los musulmanes, se deben a una razón principal con tantas malas consecuencias, o sea: la ignorancia; la ignorancia respecto a Allah -Exaltado sea-, Su religión y las consecuencias que controlan la mayoría de la gente que conducen a la falta de conocimiento y a la difusión de la ignorancia.
De esta ignorancia resultaron muchos factores, como amar este mundo y odiar la muerte,
( Número del tomo 5; Página 103)
abandonar la oración y seguir los deseos, descuidar la preparación para los enemigos, estar satisfechos con la recibir sus necesidades de sus enemigos y no tener una alta determinación en producir sus propias necesidades de la riqueza de sus países, aparte de la división, la indiferencia, la desunión y la falta de cooperación.
Debido a estas causas y consecuencias graves, se produjo la debilidad ante el enemigo, el retraso en todo salvo lo que Allah no quiso, la búsqueda de los deseos prohibidos, la ocupación con las cosas que desvían a la gente de la vía y guía de Allah, y el hecho de no estar preparados para el enemigo en la industria y el armamento suficiente para repeler a los enemigos y proteger a las personas, la religión y la patria.
De esta enfermedad, resultó buscar y recoger las ganancias mundanas por todos los medios. Todo el mundo se preocupa sólo por sí mismo y su país, incluso si esto causa la pérdida de la totalidad o la mayor parte de Su religión.
Ésta es la condición de la mayoría de las personas y los países musulmanes. Mejor dicho, podemos decir que ésta es la realidad, aunque haya algunos preparativos y precauciones, pero no son de la mejor forma ni cumplen, en todos los aspectos, con lo requerido.
La prueba de que la causa mayor es la ignorancia sobre Allah -Exaltado sea-, Su religión y las realidades a las que un musulmán debe aferrarse y aplicar, es el dicho del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- donde dijo: Aquel para quien Allah quiere un bien, le hará comprender bien la Religión. Recopilado por Al-Bujari y Muslim en los dos Sahih.
( Número del tomo 5; Página 104)
También hay algunas aleyas y hadices en el mismo sentido que indica las malas consecuencias de la ignorancia y su fin. Por supuesto, el Corán está lleno de advertencias contra la ignorancia y los ignorantes, Allah -Exaltado sea- dice: Sin embargo la mayor parte de ellos son ignorantes Allah dice también: La mayoría de ellos no razona Además de otras aleyas que indican desaprobar la ignorancia sobre Allah -Exaltado sea-, Su religión y los enemigos, y los equipos que se deben preparar, como el armamento, la unidad y la cooperación. Como resultado de la ignorancia y de la división, siguen las diferencias, buscar los deseos, descuidar las obligaciones impuestas por Allah y el hecho de no pensar o trabajar sinceramente para el Más Allá. Pues, la mayoría de la gente se preocupa por este mundo, como se menciona en la aleya: ¡Pero no! Por el contrario amáis la vida fugaz(20) y dejáis en abandono la Última Allah -Exaltado sea- dice también: El que traspasó los límites(37) y prefirió la vida mundana(38) tendrá como morada el Yahim , etc.
Como resultado de la ignorancia, surgen estas calamidades y malas consecuencias, como amar la vida mundanal, odiar la muerte, buscar los deseos, abandonar las obligaciones, descuidar la oración y no prepararse para el enemigo con todos los medios, incurriéndose en la división, la diferencia, la desunión y la falta de cooperación.
El dicho del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: Aquel para quien Allah quiere un bien, le hará comprender bien la Religión. , indica que uno de los signos de la bondad y la felicidad de los individuos, el pueblo y el Estado, es entender la religión; porque comprender la religión, conocer sus enseñanzas y percibir lo que deben hacer tarde o temprano, es uno de los deberes más importantes de los musulmanes, y también es una señal de que Allah -Exaltado sea- ha destinado el bien para ellos.
( Número del tomo 5; Página 105)
Entender la religión también significa -además de prepararse para hacer frente a los enemigos- cumplir con los deberes de Allah, absteniéndose de sus prohibiciones y respetando sus límites.
También significa que los países musulmanes deben tener industria, equipos y poder según la capacidad de cada individuo; para no tomar nuestras necesidades de nuestros enemigos y para que nuestros enemigos se den cuenta de nuestra preparación a fin de tener miedo de nosotros, ser justos, darnos nuestros derechos y no superar los límites. Esto también ayuda a preparar a las personas físicamente, abandonar el lujo que debilita los corazones y desalienta a los musulmanes de luchar contra los enemigos.
Asimismo, entender la religión da el conocimiento suficiente de la Otra Vida, el Paraíso y el gran placer que se encuentra en el mismo. También informa sobre el Infierno, su tormento y los tipos de tortura en ello con el fin de reactivar e instar los corazones de buscar la Otra Vida, abandonar la vida mundana, prepararse para el enemigo y buscar los caminos del Yihad y el martirio por la causa de Allah.
Entender la religión otorga también a los gobernantes y los gobernados la plena actividad para cumplir lo que Allah desea y ama, alejándose de todas las cosas que implican su ira. Así mismo, da a los corazones el deseo de estar unidos con los demás musulmanes, cooperar con ellos contra el enemigo, establecer las ordenanzas de Allah, gobernar por su shari`ah y respetar sus límites. También conduce a la cooperación para cumplir con los deberes de Allah -Exaltado sea- y sus siervos. Pues, el conocimiento útil exhorta al trabajo, la cooperación, el consejo mutuo y la cooperación entre sí en el bien. También les da entusiasmo para realizar los actos obligatorios, mantenerse alejados de los actos prohibidos, anhelar la Otra Vida, no odiar la muerte en nombre de la verdad, el Yihad por la causa de Allah, luchar contra los enemigos y tomar sus derechos de ellos.
( Número del tomo 5; Página 106)
A través del conocimiento, las almas y las propiedades son medios baratos para lograr la complacencia de Allah -Exaltado sea-, elevar la Palabra de Allah, salvar a los musulmanes de la dominación de sus enemigos, salvarse a sí mismos de todo tipo de aflicción, salvar a los débiles del control de sus enemigos, mantener a los musulmanes seguros y preservar sus derechos y sus países. Si la ignorancia prevalece, estos derechos, los beneficios, la información, el altruismo y el sacrificio de las almas y de los bienes por el bien de la verdad, se perderán. Un poeta dijo:

El ignorante sin duda puede hacer uso de sus enemigos
en la medida de que él hace uso de sí mismo

La ignorancia es una enfermedad incurable que causa la muerte del corazón y de los sentimientos, debilita el cuerpo y el poder, y hace al ignorante preocuparse solamente por sus pasiones y deseos; como el deseo de las casas y la ropa. El corazón, los sentimientos, y la visión del ignorante se han debilitado, de modo que no hay nada más allá de sus actuales deseos y necesidades urgentes que esperar. Pues, fue narrado en el hadiz transmitido por Ahmad y otros con un Isnad (cadena de narradores) hasan (bueno), bajo la autoridad de Thawban -que Allah esté complacido con él-, que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Se acerca el tiempo en que las comunidades se reunirán contra vosotros como se reúnen en una comida. Se dijo: "¡Mensajero de Allah!, ¿Esto será a causa de nuestro pequeño número?". Respondió: "No, pero seréis como el heno. Se quitará el temor de los corazones de vuestros enemigos y se llenarán de debilidad vuestros corazones". Dijeron: "¡Mensajero de Allah!, ¿de qué se trata la debilidad?". Dijo: "El amor a la vida mundana, y el odio a la muerte".
La debilidad mencionada en el hadiz, es el resultado de la ignorancia, que los convierte en personas inútiles como la espuma del mar. La gente no tiene idea de lo que debe hacer a causa de dicha ignorancia.
La debilidad los controla y se estableció en sus corazones, por lo que no pueden buscar un alto estatus como el Yihad por la causa de Allah y elevar Su palabra; a causa de su amor a los placeres mundanos, como la comida, bebida, ropa, casas y lo parecido. Esto les desalienta para solicitar un estatus alto o buscar el Yihad por temor a perder la oportunidad de alcanzar estos deseos.
( Número del tomo 5; Página 107)
Asimismo, la ignorancia los empujó hacia la avaricia para no gastar su riqueza excepto en estos deseos, y les hizo perder el buen liderazgo efectivo y justo, que no se preocupa por nada sino para elevar la Palabra de Allah, luchar por Su causa y dominar a los musulmanes sobre sus enemigos, protegerlos y prepararlos con todos los medios posibles; a fin de preservar la religión, mantenerla, hacerla superior, y proteger los países musulmanes, sus vidas y los hijos de sus enemigos.
La ignorancia causa graves daños y consecuencias negativas, tales como la humillación de los musulmanes frente a sus enemigos, y describirlos como la espuma del mar, como el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- explicó. La razón de esto es que los enemigos no temen a los musulmanes. Es decir que los enemigos no los temen ni aprecian porque saben que ellos son ignorantes y están aferrados a la vida mundana.
Pues, los enemigos temen el poder, la actividad, la alta potencia espiritual y el gran sacrificio de los principios. Por lo tanto, cuando los enemigos ven que su oponente no tiene este poder espiritual, sino que sólo se preocupa por sus propios deseos, les dan más hasta que su poder se derrumba y su atención se distrae de luchar contra ellos mediante estar ocupado amando el mundo y buscando sus placeres.
La debilidad controla los corazones, excepto aquellos a los que Allah -Exaltado sea- salvó; los cuales son muy pocos. Generalmente, los enemigos no los temen o incluso no los tratan con justicia; porque saben que (los musulmanes) no tienen el poder, los celos, la paciencia para luchar y que no están preparamos para ello. Por lo tanto, los enemigos desprecian a los musulmanes, no los temen y los tratan como un amo trata a su esclavo. Ellos están dispuestos a buscar sus deseos mundanos y alejarse de los medios que llevan a la muerte por todos los medios posibles, toman precauciones contra la muerte, se preocupan por curarse contra todas las enfermedades por temor a la muerte
( Número del tomo 5; Página 108)
y están atentos a no tomar algo que pueda causar la muerte, a fin de no dejar estos deseos.
Por cierto, quien desee la Otra Vida, elevar la Palabra de Allah y luchar por Su causa, no debe estar en una condición tan débil. Tenemos un buen ejemplo en los Salaf Salih (piadosos predecesores) que estaban en el tiempo del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- de sus Compañeros y los que siguieron su camino después de ellos, en cuanto al Yihad que realizaron, su preparación para ello y su paciencia ante toda fatiga y mal para que la Palabra de Allah prevalezca. Lucharon por Su causa para salvar a la Ummah (Nación Islámica) de las manos de los enemigos por medio de la paciencia, la tolerancia, el Yihad, el altruismo, el gasto de la riqueza por la causa de Allah, formándose para el Yihad, buscando el Más Allá, luchando contra los enemigos, y cooperando entre sí, estando unidos para elevar la Palabra de Allah y salvar a los musulmanes de sus enemigos.
Si conocemos la enfermedad, que es obvia y clara, la cual, como hemos explicado, es la ignorancia en cuanto a no comprender la religión y apartarse de la ciencia de la shari'ah (Ley Islámica), bastándose con los conocimientos mundanos que solamente hacen aptos para encontrar un trabajo, al contrario de aquellas que ayudan a no necesitar de los enemigos, a cumplir con los mandatos de Allah y alejarse de incurrir en su ira; pues son conocimientos débiles que permiten buscar un trabajo mundanal en algún país. Al saber todo eso, es un deber curarlo con los conocimientos legales. Hay pocas personas que se preocupan por el conocimiento útil que trajo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y por prepararse para enfrentar al enemigo para que el Estado pueda encontrar a un sustituto en lugar de los enemigos.
( Número del tomo 5; Página 109)
La enfermedad es clara, y se compone de varias enfermedades que son el resultado de la ignorancia y la negligencia hasta que la muerte se ha vuelto terrible, la vida mundana es deseada, el Yihad se ha convertido en un terrible fantasma y sólo pocas personas lo aceptan. El objetivo se ha convertido, en no elevar la Palabra de Allah, sino en luchar por el nacionalismo, el patriotismo o para otra cosa diferente a elevar Su Palabra (el Islam), destacar la religión y acabar con todo que lo contradice. La preparación es débil o casi inexistente y los objetivos, mayormente, están lejos del camino correcto. El camino del éxito y el progreso contra el enemigo, no estar débiles ante él y conseguir los altos rangos o los objetivos sublimes con triunfo, se encuentra en buscar el conocimiento útil, comprender la religión, preferir la complacencia de Allah -Exaltado sea- sobre Su ira, observar sus obligaciones, alejarse de sus prohibiciones, arrepentirse sinceramente a Él de los pecados anteriores y de la negligencia, estableciendo una plena cooperación entre el Estado y las personas con respecto a los mandatos de Allah y Su Mensajero, absteniéndose de sus prohibiciones y estando preparados, Allah -Exaltado sea- dice: Preparad contra ellos todas las fuerzas que podáis , etc.
Es necesario estar preparados física y materialmente con el fin de ser autosuficientes con lo que Allah -Exaltado sea- nos ha concedido y no buscar los productos de los enemigos. Esto se debe a que la lucha contra los enemigos con los medios que producen es muy difícil. Pues, ¿qué va a hacer si el enemigo le impide el acceso a tales medios? Además de la falta de clarividencia y conocimiento.



  Anterior     Siguiente