Búsqueda por el número de tomo > Séptimo volumen > Ciertamente, la única religión [verdadera] ante Allah es el Islam

( Número del tomo 7; Página 26)

Ciertamente, la única religión [verdadera] ante Allah es el Islam

Las alabanzas son únicamente para Allah.
Hemos recibido la carta siguiente:
Su Eminencia el shayj ‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz, que Allah le guarde.
Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean sobre usted.
Pregunta: Actualmente, apareció una secta que se difundió en Europa y Estados Unidos, a la cual se adhirieron varios intelectuales, pensadores y escritores musulmanes. La creencia de esta secta se resume en que las grandes religiones como el judaísmo, el cristianismo, el hinduismo y el budismo, entre otras, son religiones verdaderas y aceptadas por Allah -Exaltado sea-, y que sus adeptos leales han llegado ya a la verdad, y, por tanto, serán salvados del Infierno y entrarán al Paraíso sin necesidad alguna de convertirse al Islam.
Espero que su Eminencia responda a esta pretensión.
La respuesta:
Las alabanzas son para Allah, y la paz y las bendiciones de Allah sean con el Mensajero de Allah, su Familia, sus Compañeros y aquellos que siguen su Camino hasta el Día de la Retribución.
Esta pretensión mencionada es falsa según los textos del Corán y la Sunna y según el consenso unánime de los ulemas.
En cuanto a los textos del Corán, Allah -Exaltado sea- dice: Realmente la práctica de Adoración ante Allah es el Islam Dice en otra aleya: Y quien desee otra práctica de Adoración que no sea el Islam, no le será aceptada y en la Última Vida será de los perdedores
( Número del tomo 7; Página 27)
Dice también en la sura de Al-Ma'ida (la Mesa Servida): Hoy os he completado vuestra Práctica de Adoración, he culminado Mi bendición sobre vosotros y os he aceptado complacido el Islam como Práctica de Adoración Existen muchas aleyas que reflejan esta idea.
En cuanto a la Sunna, destaca el hadiz en el que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: ¡Por Aquél en cuya mano está mi alma!, que cualquiera de esta nación, sea judío o cristiano, que tenga noticias de mí y muera sin creer en mi mensaje, será de la gente del Infierno. (Recopilado por el Imam Muslim en su Sahih).
Fue narrado en los dos Sahih (de Al-Bujari y de Muslim), bajo la autoridad de Gabir Ibn ‘Abdullah Al-Ansari -que Allah esté complacido con él-, que el Profeta dijo: Se me han dado cinco cosas que no fueron dadas a ninguno (de los Profetas) anteriores a mí, de las cuales mencionó "y los Profetas fueron enviados sólo para su gente, mientras que yo he sido enviado para toda la gente". Este significado lo refleja también en el Sagrado Corán la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: Y no te hemos enviado sino como anunciador de buenas noticias y advertidor para todos los hombres Y la otra aleya en que dice: Me ha sido inspirada esta Recitación para con ella advertiros a vosotros y a quien le alcance Y la otra también: Esto es una comunicación dirigida a los hombres para advertir con ella Hasta el final de la aleya. Allah -Exaltado sea- dice en la sura de Al-A'raf (el Muro Divisorio) acerca de Su profeta Muhammad: Y aquéllos que creen en él, le honran, le ayudan y siguen la luz que fue descendida con él; ésos son los afortunados Y dice después de esto: Di: ¡Hombres! Es cierto que yo soy para vosotros el Mensajero de Allah, a Quien pertenece la soberanía de los cielos y la tierra.No hay dios sino Él, da la vida y da la muerte; así que creed en Él y en Su Mensajero, el Profeta iletrado que cree en Allah y en Sus palabras y seguidle para que tal vez os guiéis
( Número del tomo 7; Página 28)
Los ulemas acordaron por unanimidad que el Mensaje de Muhammad es universal y dirigido a todos los humanos y genios, y que el que no cree en el mismo y no sigue lo que aportó él, formará parte de la gente del Infierno, porque se considera un incrédulo, ya sea un judío, cristiano, budista, comunista, etc.
Todos los habitantes de la tierra, sean genios o seres humanos, deben creer en Allah y Su Mensajero, adorar únicamente a Allah, sin copartícipes, y seguir a Su mensajero Muhammad hasta la muerte. De esta manera, alcanzarán la felicidad, la salvación y la victoria en esta vida y en la Otra, como fue mencionado en las aleyas y hadices antes mencionados.
Allah -Exaltado sea- dice en el Corán: Auxiliaremos a Nuestros mensajeros y a quienes crean, en esta vida y en el día en que se levanten los testigos(51) El día en que a los injustos no les servirán de nada sus disculpas y tendrán la maldición y la mala morada Dice en otras aleyas: Es cierto que Allah ayudará a quien Le ayude. Verdaderamente Allah es Fuerte y Poderoso(40) Esos que si les damos poder en la tierra establecen el salat, entregan el zakat y ordenan lo reconocido y prohíben lo reprobable. A Allah pertenece el resultado de los asuntos Y dice también en la sura de Al-Nur (la Luz): Allah les ha prometido a los que de vosotros crean y practiquen las acciones rectas que les hará sucesores en la tierra como ya hiciera con sus antepasados y que les reafirmará la práctica de Adoración que tienen, que es la que Él ha querido para ellos, y que cambiará su miedo por seguridad. Me adorarán sin asociarme nada. Quien reniegue después de eso... Esos son los descarriados Existen otras muchas aleyas que reflejan esta idea.
( Número del tomo 7; Página 29)
Todas las demás religiones contrarias al Islam incluyen el politeísmo y la incredulidad, lo que se contradice con la religión del Islam, según la cual Allah envió a todos los Mensajeros, reveló los Libros y envió a Muhammad, el último y el mejor de los Profetas. Los seguidores de estas religiones no creen en Muhammad ni lo siguen, lo que es suficiente para que sean considerados como incrédulos que merecen la ira y el castigo de Allah, entrar en el Infierno y privarlos del Paraíso, excepto aquellos a los que no les ha llegado el Mensaje del Islam. El asunto de estos quedará sujeto a la Voluntad de Allah. Según la opinión más acertada, se le hará una prueba en el Día de la Resurrección. Si obedece lo que se le pide, entrará al Paraíso; si no, entrará al Infierno. El gran erudito Ibn Al-Qayyim -que Allah tenga misericordia con él- explicó detalladamente esta cuestión y sus pruebas al final de su libro "Tariq al-higratayn", en el capítulo titulado "Tabaqat al-mukalafin". Quien quiera consultarlo, que lo haga, y se beneficiará mucho. ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y todos sus Compañeros!

‘Abd Al-‘Aziz ibn ‘Abdullah ibn Baz

El Presidente General

Para las administraciones de Investigaciones Científicas, Fatuas, Llamamiento y Orientación



  Anterior     Siguiente